Enredando con los recuerdos

Autor:Pedro Fraile
Páginas:481-481
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 481

Hay encuentros que le acompañan a uno muchos años, algunos siempre. Borges lo ha explicado en más de una ocasión y muchos han pensado que se trataba exclusivamente de ficción, pero yo cada vez tengo más dudas al respecto.

Pero, ¿a qué viene esto? Sencillamente a que ahora juego con mis recuerdos y traigo a la memoria el momento en que conocí a Roberto Bergalli. Realmente ha pasado el tiempo y han cambiado multitud de cosas, pero quizás, y eso es lo raro, muchas de las mejores permanecen y, por lo general, suele suceder lo contrario, la mayoría de lo bueno se esfuma, dejando un poso bastante negro y amargo.

Mediaban los ochenta, ¡hace ya veinte años!!, yo estaba a punto de presentar mi tesis doctoral sobre las cárceles en España, en un extraño Departamento de Geografía Humana y, como era de suponer, había leído casi todo de lo que Bergalli había escrito sobre los sistemas penales. Me parecía imprescindible hablar con él, explicarle lo que había hecho. Seguramente no buscaba nada, ni siquiera ideas nuevas, ya que el texto estaba casi listo (por supuesto que admitía pequeñas modificaciones, como así fue, pero no grandes cambios). Probablemente, lo único que quería era encontrar un poco de paz, en un momento en el que uno está necesariamente desasosegado. Si a Roberto le parecía aceptable lo que iba a contarle podría respirar un poco más tranquilo.

Lógicamente, ya había hecho mis averiguaciones sobre con quién tendría que vérmelas y había recibido informaciones contradictorias pero, en lo sustancial, la mayo-ría coincidía en lo siguiente: "te encontrarás con un tipo simpático pero raro, según como le entres se deshará de ti y listo, pero si os enrolláis bien irá estupendo".

Con esa información me dirigí a la Facultad de Derecho, y me adentré por unos pasillos que siempre me han parecido un tanto lúgubres, donde finalmente di con un despacho en el que me...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA