Desconfianza social

AutorM.ª Cecilia Güemes
Páginas123-132
CAPÍTULO 123
DESCONFIANZA SOCIAL
M.ª Cecilia Gü e m e s
*
1. INTRODUCCIÓN
En América Latina la conf‌ianza interpersonal es, en comparación con otras
regiones, llamativamente baja. Tal situación es mala: en lo personal, afecta la in-
teracción cotidiana de los sujetos; a nivel agregado, constituye un obstáculo para
el desarrollo económico, la calidad democrática y la ef‌icacia institucional.
La desconf‌ianza es el correlato de la sensación de inseguridad y percepción
de incertidumbre con la que conviven los sujetos diariamente. Cuando no se sabe
qué esperar de los otros o se sospecha que los demás son deshonestos u oportu-
nistas, las personas consideran poco racional asumir los costos y riesgos que su-
pone entablar acciones colectivas o iniciar relaciones de cooperación (Luhmann,
1996; Lechner, 2000; Ostrom y Ahn, 2003).
Si la acción colectiva escasea y la cooperación es poco frecuente, nos topa-
mos con serios límites a la profundización democrática. Aumentar la calidad de
la democracia demanda una ciudadanía activa e involucrada, exigente y compro-
metida, que se movilice y castigue a los representantes políticos incompetentes
y que esté dispuesta a cooperar en la realización de bienes públicos. La falta
de conf‌ianza entre los sujetos bloquea la coordinación entre los ciudadanos y
desanima a involucrarse en lo general, favoreciendo el refugio en la vida privada
(Putnam, 1993; Boix y Postner, 2000; Herreros, 2002).
Asimismo, la desconf‌ianza social hace menos probable la cooperación entre
burócratas, entre élites de gobierno y entre el Estado y la sociedad civil. Dado que
la desconf‌ianza social suele estar vinculada a la desconf‌ianza institucional, cuando
está presente esta última, la participación con las instituciones es escasa y se pier-
de la oportunidad de mejorar el ejercicio gubernamental. Por esta razón, es espe-
rable que se obtengan políticas públicas menos ef‌icientes, menos ef‌icaces y menos
legitimadas (Sides, 1999; Boix y Postner, 2000; Rothstein y Uslaner, 2005).
Por último, la falta de conf‌ianza obstaculiza el desarrollo económico. Si los
actores temen ver traicionada su conf‌ianza, es probable que destinen altas sumas
* Investigadora principal del Grupo de Investigación en Gobierno, Administración y Políticas
Públicas (GIGAPP), investigadora del Instituto en Estado, Territorio y Economía de la Universidad
Nacional del Litoral (IIETE).
LIBRO AMERICA LA.indb 123 13/11/13 10:54:12

To continue reading

Request your trial