El codesarrollo, vínculo entre migraciones, desarrollo y cooperación

AutorMª Ángeles Cano Linares
Cargo del AutorProf. Dra. Derecho Internacional Público y RR.II. Universidad Rey Juan Carlos
Páginas181-204

Page 181

Consideraciones iniciales

La migración no es un fenómeno nuevo propio del siglo XXI ni exclusivo de su particular globalización. Al contrario, los movimientos migratorios constituyen uno de los rasgos más característicos y constantes de la historia de la humanidad.

Sin embargo, sí resulta novedosa la aceleración de los flujos migratorios dentro del proceso global de migración que se ha producido en los últimos años del pasado siglo y en los primeros de éste. Los actuales movimientos migratorios son variados al igual que los son los lugares de origen y de destino o acogida. Pero todos ellos se dan con un volumen desconocido hasta el momento y la mayor parte comparte además el denominador común que constituye su causa.

En efecto, no resulta exagerado afirmar que los actuales inmigrantes abandonan sus países de origen para huir de la pobreza, en muchos casos extrema, y encontrar un puesto de trabajo que les permita alcanzar un nivel más digno de subsistencia. Sin duda, en la actualidad la mayor parte de los integrantes de los flujos migratorios tiene su origen en la brecha de des-

Page 182

igualdad entre los países del Norte y los países del Sur1. Por ello, es posible considerar que nos encontramos ante una crisis humanitaria a nivel global que está provocando el éxodo masivo de miles de personas, que huyen de la falta absoluta de oportunidades hacia los lugares que sí las tienen, del mundo con falta de desarrollo al mundo desarrollado2.

Los Estados que conforman ese minoritario mundo privilegiado se esfuerzan, a nivel nacional pero fundamentalmente a través de la cooperación institucionalizada, por adoptar políticas migratorias que promuevan una inmigración ordenada y legal al tiempo que tratan de luchar contra la inmigración irregular y la economía sumergida. Así, el control de los flujos migratorios y la lucha contra la inmigración ilegal emergen como cuestiones prioritarias, a corto y medio plazo, en la agenda política internacional.

Sin embargo, a largo plazo parece ineludible atacar las razones de fondo que conducen a tantos hombres y mujeres a abandonar sus países y familias en busca de una vida mejor. En este contexto, el concepto y las políticas de codesarrollo, entendidas como vinculación entre los objetivos perseguidos por las políticas de cooperación al desarrollo con los de las políticas de inmigración pueden y deben jugar un papel destacado.

Así, lo ha puesto de manifiesto, por ejemplo, la Comisión Global de las Naciones Unidas sobre las Migraciones Internacionales, organismo creado a iniciativa del grupo de trabajo para las Migraciones de la Asamblea General de Naciones Unidas en 2003 con el fin de erigir un marco apropiado para formular una respuesta global, coherente y detallada al fenómeno de las migraciones3.

Page 183

En efecto, la Comisión Global de las Naciones Unidas sobre las Migraciones Internacionales4, en su informe presentado en 2005, buscó, a lo largo de los seis capítulos en los que se encuentra dividido, dar respuesta a diferentes interrogantes, agrupados en diversos ámbitos, proponiendo principios para la acción y recomendaciones dirigidas a la definición y diseño de políticas.

Entre los sectores atendidos, se encuentra, junto a las migraciones laborales, la lucha contra la inmigración irregular, la integración de los migrantes en las sociedades de acogida, la protección de los derechos fundamentales de los migrantes, la denominada gobernanza de las migraciones internacionales5y la cuestión del codesarrollo. En todas las parcelas abordadas, la Comisión busca orientar la acción de los Estados en la compleja gestión del fenómeno migratorio y no duda en destacar la necesidad de incorporar objetivos relacionados con el desarrollo de los países de origen de las migraciones.

En concreto, recoge la necesidad de incrementar la repercusión de las migraciones sobre la economía y el desarrollo, por un lado, reconociendo y reforzando tanto el papel que desempeñan los migrantes en la promoción del desarrollo y la reducción de la pobreza en sus países de origen como su contribución a la prosperidad de los países de destino; y por otro, convirtiendo las migraciones internacionales en una parte integral de las estrategias nacionales, regionales y mundiales de desarrollo económico, tanto en los países en desarrollo como en los países indus-trializados.

Con ello se concede un papel principal a la relación entre desarrollo y migración, a la vinculación e interdependencia entre los objetivos propios de la cooperación al desarrollo y los de las políticas migratorias. Esto es, cobra especial interés este sentido concreto del polisémico concepto de code-

Page 184

sarrollo. En efecto, no existe consenso respecto al contenido del término ni se acepta su concepto de forma incontrovertida6.

A pesar de ello, es difícil cuestionar la doble necesidad de reforzar el papel que los inmigrantes pueden desempeñar en el desarrollo de sus países de origen y de destacar su contribución efectiva a la prosperidad de los Estados de destino. Así lo reconoce, por ejemplo, la Unión Europea en la Comunicación de la Comisión sobre Inmigración y Desarrollo que, al establecer un Plan de política en materia de migración legal, apuesta por el codesarrollo como vía para luchar contra la pobreza y mitigar las desigualdades económicas7.

Que en diferentes ocasiones los Estados se hayan amparado en un supuesto codesarrollo para potenciar el retorno de los inmigrantes a sus países de origen utilizándolo como freno a la migración no resta potencialidad a éste como respuesta a las necesidades actuales y como medio alternativo para el tratamiento de la cuestión migratoria.

Partiendo de este contexto, en el presente trabajo se examinará el origen del concepto de desarrollo, su evolución y diferentes significados, desde su origen hasta la acuñación del concepto de codesarrollo espontáneo para pasar a examinar algunas de las estrategias de codesarrollo, en el ámbito de Naciones Unidas y de la Unión Europea se complete con una breve referencia a España y a un aspecto particular, las remesas para terminar con una breve reflexión final.

I Codesarrollo: un concepto polisémico
1. El origen del concepto

Aún cuando la vinculación entre migración y desarrollo se puede considerar anterior, lo cierto es que se acepta que el término "codesarrollo" fue acuñado, con una significación distinta a la actual, en octubre de 1985, en la Universidad de Lovaina (Bélgica) con ocasión de la celebración de un coloquio internacional que llevaba por título "les assises du codéveloppement". Allí, se definió el codesarrollo como la cooperación para el desarrollo entre los países del Sur y los países del Norte. Se entendía, por tanto, que unos y otros, Estados en todo caso, debían compartir responsabilidades, pero en

Page 185

ningún momento se relacionó en aquella ocasión el codesarrollo con la contribución de los inmigrantes al progreso de sus países de origen

Francia fue uno de los precursores en este tipo de actuaciones. Así, entre los antecedentes de una cierta concepción de codesarrollo figura el lanzamiento, en 1995, del Programa Desarrollo Local y Migración, con la finalidad de ayudar a inmigrantes que procedían de Malí, Mauritania y Senegal, interesados en regresar a sus países de origen, a crear empresas en estos países y de ese modo contribuir a su desarrollo. Los inmigrantes que participaron en el programa recibieron apoyo financiero en función de la calidad de su proyecto, preparación en Francia antes de emprender el regreso y apoyo y seguimiento en su propio país durante un año.

Sin embargo, desde el punto de vista doctrinal, la articulación del concepto de codesarrollo es atribuida, de modo prácticamente unánime, a Sami Naïr debido al título y contenido del Informe que presentó en 19978.

En efecto, su "Informe de balance y orientación sobre la política de codesarrollo ligada a los flujos migratorios" puede considerarse el punto de partida en la construcción del concepto así como de la polémica en torno a éste. En efecto, el informe surgió, en un momento de recesión económica en Francia, como una propuesta para controlar y disminuir los flujos migratorios, especialmente desde países africanos, lo que, en definitiva, implicaba endurecer las políticas migratorias francesas9.

En el Informe, el codesarrollo es concebido como "propuesta para integrar inmigración y desarrollo de forma que ambos países, el de envío y el de acogida, puedan beneficiarse de los flujos migratorios. Es decir, es una forma de relación consensuada entre dos países de forma que el aporte de los inmigrantes al país de acogida no se traduzca en una pérdida para el país de envío"10. En consecuencia, se

Page 186

proponía una estrategia de actuación basada en la implicación de la población inmigrante en el desarrollo de sus países de origen, con objeto de superar las limitaciones de las políticas de lucha contra la inmigración y de cierre de fronteras.

Por ello, la idea básica del concepto de codesarrollo fue la vinculación entre cooperación internacional e inmigración, en el sentido de recurrir a la primera para reducir la segunda.

En su informe, Naïr propuso igualmente utilizar la inmigración como instrumento microeconómico de la Cooperación para el Desarrollo y convertir al inmigrante en un actor consciente del...

To continue reading

Request your trial