Tratamiento Jurídico- Comercial del Know-How y la Asistencia Técnica asociada al Contrato de Franquicia Internacional: Una Breve Orientación

Autor:Gregorio Cristóbal Carlé
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO
Concepto Jurídico-Comercial de Know-How

Se entiende por know-how la totalidad de los conocimientos, de saber especializado y de la experiencia, volcados en el procedimiento y en la realización técnica de la fabricación de un producto. ,El concepto puede designar no solamente fórmulas y procedimientos secretos, sino también una técnica que guarde conexión con procedimientos de fabricación patentados y que sea necesaria para hacer uso de la patente y que también puede designar procedimientos prácticos, particularidades y procedimientos especializados técnicos, que hayan sido obtenidos por un productor a través de la investigación y no deben ser adquiridos por la competencia

El know - how no trata de los resultados de una actividad inventiva, ni siquiera de algo que sea casi susceptible de constituir una patente o un modelo de utilidad, sino de experiencias adquiridas en un lapso prolongado, que otro desea obtener para economizar tiempo, a esto se refiere cuando se aplica a la figura de la franquicia

Entonces por know-how ha de entenderse el conjunto de conocimientos y experiencias transmisibles y secretas (no son conocidas por todo el mundo) en el orden técnico, comercial y de economía de empresa, cuya utilización permite, o llegado el caso, hace posible al beneficiario no solo la producción y venta de objetos, sino también del desarrollo de otras tantas actividades empresariales, tales como la organización o la administración.

Protección Legal del Know-How

Al definir la doctrina el Know -how le otorga diferentes características de las cuales depende entonces el régimen de protección que le es aplicable. En este orden de ideas, si se acoge la definición de la Cámara Internacional de Comercio se concluye que el Know - how podría ser protegido de conformidad con el régimen de propiedad industrial, ya sea a través de una patente o tratándolo como un secreto industrial. De este modo, el Know -how debería reunir los requisitos requeridos para que se otorgue una patente o para que un conocimiento se considere como secreto empresarial o industrial y sea protegido como tal.

El aspecto más relevante del know-how en relación con el contrato de franquicia consiste en que ese conjunto de experiencias haya sido probado con éxito en la práctica. Dicha circunstancia implica la necesidad de que la franquicia haya superado el tiempo suficiente de vida para que el franquiciador pueda demostrar con datos empíricos la rentabilidad del negocio basado en la experiencia práctica (elemento que debe constar de forma en una cláusula expresa incorporada a la guía de la franquicia)

Se trata de un elemento de vital importancia si tomamos en consideración el hecho de que muchos negocios son franquiciados sin tomar en consideración los resultados de gestión, lo que puede derivar en interpretaciones diametralmente opuestas y un posible litigio entre las partes.

El concepto debe ser definido y descrito de una forma transparente y comprensible, tanto en el clausulado contractual, como en el correspondiente manual de la franquicia. En este sentido, la forma en que se transmite a terceros cobra especial relevancia, ya que facilita al franquiciado la posibilidad de entrar en un negocio del que seguramente no contará con experiencia previa, y sí con unos conocimientos limitados sobre su dinámica y gestión. Así, es importante recalcar que el conocimiento del know- how no solo debe estar conformado por experiencias positivas, también las negativas constituyen una herramienta básica para analizar y comprender su funcionamiento y evitar, en la medida de lo posible, la comisión de los errores en los que el franquiciador pudo incurrir en el pasado.

Como es evidente, el conocimiento de las experiencias exitosas es importante, pero más aún lo es el de los fracasos. Esto implica que el franquiciador transmita al franquiciado tanto su aprendizaje como su experiencia práctica sobre conductas, formas de gestión, de toma de decisiones o incluso, de actividades y operativa a desarrollar, todo ello en aras de alcanzar los objetivos previstos en el marco del buen desarrollo del negocio, porque, al fundamentarse la franquicia en una relación de cooperación y confianza, todo lo que beneficie al negocio repercutirá positivamente en...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA