Tribunales informales en Afganistán. De enemigos a aliados en el proceso de estabilización

AutorJavier Ruiz Arévalo
CargoCoronel del Ejército de Tierra. Cuartel General de la Fuerza Logística Operativa (La Coruña).
Páginas1-40
www.reei.org
DOI: 10.17103/reei.32.06
TRIBUNALES INFORMALES EN AFGANISTÁN. DE
ENEMIGOS A ALIADOS EN EL PROCESO DE ESTABI-
LIZACIÓN
INFORMAL COURTS IN AFGHANISTAN FROM ENEMIES
TO ALLIES IN THE STABILIZATION PROCESS
Javier Ruiz Arévalo*
Sumario: I. INTRODUCCIÓN. VALORES E INSTITUCIONES TRADICIONALES EN LA
JUSTICIA AFGANA. II. EL SISTEMA JURÍDICO AFGANO A LO LARGO DE LA HIS-
TORIA. III. NATURALEZA Y FUNCIONAMIENTO DE LOS S ISTEMAS DE JUSTICIA
INFORMAL EN AFGANISTÁN. IV. DELIMITACIÓN DE COMPETENCIAS ENTRE LOS
SISTEMAS FORMAL E INFORMAL. V. LA REFORMA DE L ESTADO DE DERECHO
TRAS LA CAÍDA DE LOS TALIBÁN. VI. NECESIDAD DE UN MODELO HÍBRIDO. VII.
CONCLUSIÓN
Resumen: En Afganistán, co mo en tantos otros países, justicia formal e i nformal han competido tradicio-
nalmente por el monopolio de la administración de justicia. En una pugna que se inició con el nacimiento
del estado afgano, sus gob ernantes han tratado de asumir el monopolio de la justicia, desplazando a los
sistemas tradicionales. Frente a ellos, tribus y clanes han tratado de preservar su independencia frente al
estado, conservando la facultad de administrar justicia. El nuevo régimen surgido tras la caída de los
Talibán prosiguió en sus inicios esta tendencia, intentando asumir el monopo lio de la administración de
justicia. El tiempo pondría de manifiesto que los sistemas de justicia informal, lejos de suponer un obs-
táculo para el establecimiento de un estado de derecho efectivo, podrían suponer un aliado; un aliado
posiblemente necesario.
En este trabajo se analizan los razonamientos que han llevado a este cambio de actitud, así como los obs-
táculos, ventajas e inconvenientes que los intentos por integr ar los sistemas formal e informal han puesto
de manifiesto en Afganistán.
SUMMARY: As in many other countries, in Afghanistan formal and informal justice ha ve traditiona lly
competed for the monopoly in the administration of justice. In a struggle that began with the bir th of the
Afghan state, its lea ders ha ve tried to assume the monopoly of justice, displa cing tra ditional systems.
Before them, tribes and cla ns have tried to preser ve their ind ependence from the sta te, retaining the pow-
er to a dminister justice. The new regime tha t emerged a fter the fall of the Taliban, initia lly continued this
Fecha de recepción del original: 5 de abril de 2016. Fecha de aceptación de la versión final: 14 de julio de
2016.
* Coronel del Cuerpo General del Ejército de Tierra. Licenciado en Derecho. Cuartel General de la Fuerza
Logística Operativa (La Coruña). Correo electrónico: jmruiza@et.mde.es
[32] REVISTA ELECTRÓNICA DE ESTUDIOS INTERNACIONALES (2016)
- 2 -
DOI: 10.17103/reei.32.06
trend, tr ying to take the monopoly of the ad ministration of justice. Time would show that informal justice
systems, far from being an obstacle to the establishment of an effective rule of law, could pose an ally; a
potentially necessar y ally.
This work analyzes the r ationale lea ding to this cha nge in attitude, as well as obsta cles, advantages and
disadvanta ges that attempt to integrate the formal and informal systems have shown in Afghanista n.
PALABRAS CLAVE: Afganistán, justicia informal, derecho consuetudinario, estabilización, taliban, pas-
tunwali
KEY WORDS: Afghanista n, informal justice, customar y law, stabilizatio n, taliban, pashtunwalli.
En Afganistán, como en tantos otros países, justicia formal e informal han convivido
durante décadas, compitiendo por el monopolio de la administración de justicia. En una
pugna que se inició con el nacimiento del estado afgano, sus gobernantes han tratado de
asumir el monopolio de la justicia, desplazando a los sistemas tradicionales. Frente a
ellos, tribus y clanes han tratado de preservar su independencia frente al estado, conser-
vando la facultad de administrar justicia. El nuevo régimen surgido tras la caída de los
Talibán, con el apoyo de la comunidad internacional, prosiguió en sus inicios esta ten-
dencia, intentando que los tribunales formales asumieran el monopolio de la administra-
ción de justicia. El tiempo pondría de manifiesto que los sistemas de justicia informal,
lejos de suponer un obstáculo para el establecimiento de un estado de derecho efectivo,
podrían suponer un aliado; un aliado posiblemente necesario, en el escenario afgano.
Desde los orígenes de Afganistán como Estado, durante el siglo XVIII, su sistema jurí-
dico ha estado absolutamente condicionado por su pertenencia al mundo musulmán, en
el que religión y derecho están estrechamente entrelazados. En el sistema islámico, la
función más importante del gobernante es defender la justicia a través de la aplicación
de la Sharía, un código legal basado en el Corán y en las prácticas y dichos del profeta
Mahoma, que supone la fuente de derecho por antonomasia. Aunque su contenido se
supone uniforme en todo el mundo musulmán, la realidad es que la Sharía siempre se
ha visto “contaminada” por las costumbres locales y ha coexistido con mecanismos de
justicia informal, produciendo variantes geográficas con personalidad propia, que expli-
can la falta de uniformidad con la que la ley islámica se manifiesta en diferentes áreas
geográficas.1 Con el tiempo, a medida que el mundo musulmán se ha ido articulando en
una serie de Estados independientes, la ley secular (qanun) desarrollada por cada uno de
ellos, ha pasado a ocupar su lugar junto a la Sharía y el derecho consuetudinario en la
conformación de los sistemas jurídicos nacionales. Con el advenimiento de los estados
islámicos modernos, las autoridades estatales han tratado de dar al derecho secular un
protagonismo cada vez mayor frente a la Sharía y el derecho consuetudinario, aunque
en muchas ocasiones hayan preferido negarlo.
1 BARFIELD, T. Afghan Customar y Law and Its Relationship to Formal Judicial Institutions. Boston
University. Produced for the United States Institute for Peace, Washington. Ju nio. 2003, pag. 4.
Tribunales informales en Afganistán. De enemigos a a liados en el proceso de estabilización
- 3 -
DOI: 10.17103/reei.32.06
En lo que se refiere al modo en que este derecho sustantivo es aplicado en el mundo
musulmán, la justicia se ha impartido tradicionalmente a través de tribunales, mitad
religiosos, mitad consuetudinarios, que raramente se sometían a la autoridad central del
estado.
A medida que los estados nacionales se han ido consolidando, han tratado de sujetar el
funcionamiento de la justicia a la autoridad del estado y a las normas de derecho positi-
vo, tratando de minimizar el papel de los mecanismos de justicia informal, o de some-
terlos a un cierto grado de control gubernamental; la Sharía primero y el derecho secu-
lar después, han sido las herramientas empleadas en los intentos por limitar, si no elimi-
nar, la virtualidad de los sistemas de justicia informales. Pero, a pesar de estos esfuer-
zos, en el momento en que el estado central ha mostrado debilidad, o allí donde las es-
tructuras estatales se han debilitado por los acontecimientos políticos, los sistemas in-
formales han vuelto a recuperar su posición, llenando el vacío creado por la ausencia de
mecanismos de justicia patrocinados por el Estado. Afganistán no ha escapado a estas
dinámicas.2
En Afganistán, los esfuerzos iniciales por codificar el derecho se producen durante las
dos últimas décadas del siglo XIX. En aquel momento, la autoridad central intentó codi-
ficar el derecho hasta entonces aplicado y controlar los sistemas de justicia informal e
incorporarlos a la nueva estructura formal que se estaba desarrollando. La intención era
ir eliminando las prácticas jurídicas informales, no codificadas, y reemplazarlas por un
sistema judicial único y centralizado, controlado por el estado y que aplicara una legis-
lación estatal. Pese a todos los intentos acometidos desde entonces, ningún gobierno ha
podido prescindir del sistema de justicia informal. Como veremos a lo largo de este tra-
bajo, a día de hoy nos enfrentamos en Afganistán al mismo problema.3 Con un factor
añadido: ante la imposibilidad material de implantar a medio plazo un sistema formal
que cubra al 100% las necesidades, se hace preciso integrar de alguna manera los siste-
mas informales en el sistema judicial formal.4
El objeto del presente artículo es, precisamente, utilizar las lecciones aprendidas en los
últimos años en Afganistán para demostrar que los tribunales informales, lejos de ser un
obstáculo para la estabilización de estados fallidos o en vías de serlo, puede ser una he-
rramienta útil en este proceso.
2 TARZI, Amin. Historica l Relationship between State and Non-State Judicial Sectors in Afghanistan.
United States Institute of Peace. Washington. 2006.. Pag 1.
3 En el Informe sobre Desarr ollo Humano de 2007 se señala que las asambleas tradicionales resuelven
más del 80% de los litigios en Afganistán. LANDINFO. Afghanistan: Blood feuds, tr aditional law (pa sh-
tunwali) and tra ditional conflict resolution. Oslo. Noviembre 2011. Pag. 5.
4 De acuerdo con LAMB, un 52% de los afganos confiaría en la justicia informal para resolver un pleito,
un 10% en autoridades informales como kanes y mulás, un 2% en los talibán y el resto en distintas ins-
tancias oficiales. LAMB, Robert D. “Formal and Informal Governance in Afghanistan: Reflections on a
Survey of the Afghan People.” Occasiona l Paper no. 11. Asia Foundation. Abril 2012.

To continue reading

Request your trial