Relativismo Cultural en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas

Autor:Roger Lloret-Blackburn
Cargo:Abogado internacional y politólogo
Páginas:183-223
RESUMEN

Este artículo identifica los estados que son partidarios de aplicar el relativismo cultural en los derechos humanos y a la vez detalla sus argumentos, todo ello a tenor de la información que facilita el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. Con distintos grados de intensidad, el relativismo cultural moderno aplicado a los derechos humanos se encuentra representado por tres grupos de ... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO
Revista Internacional de Derechos Humanos / ISSN 2250-5210 / 2020 Vol. 10, No. 2
revistaidh.org
183
Relativismo cultural en el Consejo de
Derechos Humanos de las Naciones Unidas
Cultural Relativism in the United
Nations Human Rights Council
ROGER LLORET BLACKBURN
1
Resumen:
Este artículo
2
identifica los estados que son partidarios
de aplicar el relativismo cultural en los derechos humanos y a la vez
detalla sus argumentos, todo ello a tenor de la información que facilita
el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. Con
distintos grados de intensidad, el relativismo cultural moderno
aplicado a los derechos humanos se encuentra representado por tres
grupos de países: en primer lugar, un grupo de repúblicas que
fundamentan sus reivindicaciones en el discurso islámico; en
segundo lugar, un grupo de repúblicas que basan sus argumentos en
planteamientos socialistas o comunistas; y finalmente un grupo de
1
Abogado internacional y politólogo. Graduado y Máster en Derecho por la
Universidad de Barcelona ( España); Máster de Derecho Internacional por la
Universidad de Leiden, La Haya (Países Bajos); Licenciado en Ciencias Políticas y de la
Administración, con especi alidad en Relaciones Internacionales, por la Universidad
Autónoma de Barcelona ( España) y la Universidad de Umeå (Suecia); Posgrado en
Conflictos Internacionales por la Universidad Carlos III de Mad rid (Espa ña). Ha
contribuido en la Organización de las Nacio nes U nidas: en l a Ofi cina d el A lto
Comisionado para los Derechos Humanos y en el Consejo de Derechos Humanos; en
el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia; y en la Misió n de Estabilización
en Haití.
2
El presente artículo es una traducción del inglés r ealizada por el autor, siendo una
versión revisada y actualizada, que incluye a Singapur y Siria, que no habían
completado el Examen Periód ico Universal a la fecha de la primera publicación. La
versión anterior a este artículo del mismo autor fue publicada en un Working Paper por
el Institut Català Internacional per la Pau en 2011, titulado “Cultural Relativism in the
Universal Periodic Revi ew of the Human Rights Council”.
Roger Llor et Blackburn / Relat ivismo cultural... / 183-223
revistaidh.org
184
países que sitúan una concepción multicultural del estado como el
origen de su reivindicación. Junto con la división en categorías y en
grados de intensidad, e l presente artículo aboga por c ierta variación
en la clasificación de los estados partidarios del relativismo cultural
con respecto a los que fueron identificados por los teóricos al final de
la Guerra Fría. En consecuencia, el presente artículo, aparte de sugerir
la mencionada clasificación, pone en cuestión la inclusión de ciertos
estados latinoamericanos que presentan una posición basada en el
respeto por la autodeterminación individual y colectiva que se
configura como compatible con los estándares internacionales de los
derechos humanos.
Palabras claves
: Relativismo Cultural, Naciones Unidas, Consejo
de Derechos Humanos, Examen Periódico Universal.
Abstract:
This article
3
details the states in favour of applying
cultural relativism in the field of human rights, and presents the ir
arguments based on the information facilitated by the United Nations
Human Rights Council. With a different range of intensity, modern
cultural relativism applied to human rights is represented by three
groups of states: firstly, a group of republics that base their arguments
on the Islamic discourse; secondly, a group of republics that set their
claims within socialist or communist frameworks; and finally a group
of states that place th eir multicultural conception of the state as the
origin of their pretensions. Along with this division into categories and
different levels of intensity, this article advocates for a certain
variation in the states that favour cultural relativism with those
identified by scholars at the end of the Cold War. Thus, the present
article, besides suggesting the abovementioned classification,
questions the inclusion of certain Latin American states that present
3
This article is a translation prepared by the author in a revised and updated version
that inclu des Singapo re and Sy ria that had not co mpleted the Universal Periodic
Review by the time of its original publica tion. The previous ver sion of this article, of the
same auth or, was p ublished in English i n a Workin g Paper b y the Institut Català
Internacional per la Pau, in 2011, and was entitled “Cultural Relativism in the Universal
Periodic Review of the Human Rights Council”.
Revista Internacional de Derechos Humanos / ISSN 2250-5210 / 2020 Vol. 10, No. 2
revistaidh.org
185
a position based on the respect for individual and collective self-
determination that is compatible with the international standards of
human rights.
Keywords
: Cultural Relativism, United Nations, Human Rights
Council, Universal Periodic Review.
Recibido: 15.2.2020 Aceptado: 19.6.2020
Sumario
1. Introducción
2. Universalismo y relativismo cultural
3. El Examen Periódico Universal
4. El relativismo cultural asiático
5. El relativismo cultural en el Oriente Medio
6. El relativismo cultural en América Latina y el Caribe
7. Conclusiones
1. Introducción
La Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH)
ratifica el derecho a la igualdad, a la libertad y a la dignidad de todos
los seres humanos, con independencia de su condición, opinión o
creencias. Sin embargo, desde su proclamación en el año 1948, se ha
debatido e incluso disputado que los derechos humanos puedan ser
realmente universales. Este interrogante se ha fundamentado, en gran
medida, tanto en el papel de la cultura, como en la capacidad de esta
para determinar l as prioridades morales y para configurar las
relaciones entre el individuo y su comunidad.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA