Perspectivas sobre el hecho religioso en el sistema mundial contemporáneo

Autor:Paloma García Picazo
Cargo:Profesora Titular de Relaciones Internacionales. Universidad Nacional de Educación a Distancia
Páginas:111-148
 
EXTRACTO GRATUITO
REDI, vol. LXII (2010), 2
PERSPECTIVAS SOBRE EL HECHO RELIGIOSO
EN EL SISTEMA MUNDIAL CONTEMPORÁNEO
Paloma Ga r c í a Pi c a z o
Profesora Titular de Relaciones Internacionales
Universidad Nacional de Educación a Distancia
«Pues, reconociendo que, en general, el hombre moderno, aun con su
mejor voluntad, no es capaz de representarse toda la efectiva magnitud del
influjo que las ideas religiosas han tenido sobre la conducta en la vida, la ci-
vilización y el carácter nacional, nuestra intención no es tampoco sustituir
una concepción unilateralmente “materialista” de la cultura y de la historia
por una concepción contraria de unilateral causalismo espiritualista. Mate-
rialismo y espiritualismo son interpretaciones igualmente posibles».
Max We b e r , La relación entre la ascesis y el espíritu
capitalista (1904-1905)
«Llegamos pues a la definición siguiente: una religión es un sistema so-
lidario de creencias y de prácticas relativas a las cosas sagradas, es decir,
separadas, interdictas, creencias y prácticas que unen en una misma co-
munidad moral, llamada iglesia, a todos aquellos que se adhieren a ellas.
[...] mostrar que la idea de la religión es inseparable de la idea de iglesia,
prefigura que la religión debe ser algo eminentemente colectivo».
Émile Du r k h e i m , Definición del fenómeno religioso
y de la religión (1912)
«...lo sagrado y lo profano constituyen dos modalidades de estar en el
mundo, dos situaciones existenciales asumidas por el hombre a lo largo de
su historia. Estos modos de ser en el mundo no interesan sólo a la historia
de las religiones o a la sociología, no constituyen un mero objeto de estu-
dios históricos, sociológicos, etnológicos. En última instancia, los modos de
ser sagrado y profano dependen de las diferentes posiciones que el hombre
04-GARCIA.indd 111 20/6/11 18:33:08
Revista Española de Derecho Internacional
Sección ESTUDIOS
© 2010 Asociación de Profesores
de Derecho Internacional y
Relaciones Internacionales
ISSN: 0034-9380, vol. LXII/2
Madrid, julio-diciembre 2010 págs. 111-148
112 PALOMA GARCÍA PICAZO
REDI, vol. LXII (2010), 2
ha conquistado en el cosmos; interesan por igual al filósofo que al hom-
bre indagador ávido de conocer las dimensiones posibles de la existencia
humana».
Mircea el i a D e , Dos modos de ser en el mundo (1956) 1
SUMARIO: 1. UN SISTEMA MUNDIAL SECULAR Y SECULARIZADO.—1.1. ¿Una civilización
hegemónica mundial o «Modernidades alternativas»?—1.2. Secularización y religiosidad:
flujos y reflujos en un devenir histórico.—1.3. Paradojas de la Modernidad: ¿el progreso
como amenaza o como salvación?—1.4. Ortodoxia, heterodoxia y poder político: la intole-
rancia religiosa.—2. FENOMENOLOGÍA DE LO RELIGIOSO EN UN MUNDO HETERO-
GÉNEO, MUDABLE Y COMPLEJO.—2.1. Dominantes y dominados: reacción y revolución
en el sistema mundial. 2.2. Dios, en revancha: hijos ¿o padres de la ira?—3. EL HECHO
RELIGIOSO: HACIA UNA BÚSQUEDA DE LA OBJETIVIDAD.—3.1. Hecho religioso y na-
cionalismo: su impronta en la movilización descolonizadora.—3.2. La «teoría del campo
religioso» de Pierre Bourdieu: características principales.—3.3. El «campo religioso»: dialé-
ctica entre la revolución política y la revolución religiosa.—3.4. El sistema mundial: entre la
politización de lo sagrado y la sacralización de lo político.—4. EXPOSICIÓN, ANÁLISIS Y
COMENTARIOS AL «MODELO DE APLICACIÓN DEL “CAMPO RELIGIOSO” DE PIERRE
BOURDIEU AL SISTEMA MUNDIAL».—4.1. Análisis, aclaraciones y comentarios sobre el
cuadro.—5. CONCLUSIONES, INCÓGNITAS Y COROLARIO: LA INTEGRACIÓN DE LOS
APOCALÍPTICOS, EL APOCALIPSIS DE LOS INTEGRADOS.
1. UN SISTEMA MUNDIAL SECULAR Y SECULARIZADO
El sistema mundial es la realidad heterogénea y compleja que comprende
la totalidad de las relaciones políticas, económicas, sociales y culturales del
planeta, desarrolladas por actores tanto estatales como privados, y cuya enti-
dad ha crecido y se ha intensificado de forma exponencial con la extensión de
la Modernidad —junto con las reacciones e interacciones ante la misma— a
todos los confines del globo. Ello se refiere a un horizonte histórico de cinco
siglos. Como es sabido, los procesos más relevantes de esa Modernidad son:
— La implantación de un modo de producción e intercambio de bienes
y mercancías conocido como capitalismo mundial, con sus correspondientes
tensiones, contradicciones, derivaciones y reacciones.
— La generalización de la realidad política y jurídica del Estado nacio-
nal como forma de organización de las comunidades y sociedades humanas
particulares, que también incluye sus respectivas tensiones, contradicciones,
derivaciones y reacciones.
— Y, por fin, la progresiva e imparable expansión de una cultura científica
y tecnológica, con irreversibles consecuencias en diversos y fundamentales
órdenes de la conciencia y la existencia humanas 2.
1 Web e r , M., La ética protestante y el espíritu del capitalismo, Barcelona, Península, 1988, p. 261;
Du r k h e i m , É., Las formas elementales de la vida religiosa, Madrid, Akal, 1982, p. 42 (nota de la autora:
iglesia como ekklesia, o asamblea de fieles, lo que subraya la dimensión social y colectiva —luego objeti-
vable— de lo religioso, que puede adoptar diversas formas institucionales y organizativas); Eli a D e , M.,
«Introducción» a Lo sagrado y lo profano, Barcelona, Labor, 1992, pp. 21-22.
2 Br a u D e l , F., La dinámica del capitalismo, México, FCE, 2006; Wa l l e r s t e i n , I., El moderno siste-
ma mundial. 1. La agricultura capitalista y los orígenes de la economía-mundo europea en el siglo XVI,
04-GARCIA.indd 112 20/6/11 18:33:08
PERSPECTIVAS SOBRE EL HECHO RELIGIOSO EN EL SISTEMA MUNDIAL... 113
REDI, vol. LXII (2010), 2
Desde estas premisas, ¿qué lugar y qué funciones ocupa el hecho religioso
en el sistema mundial? ¿Con qué perspectivas puede abordarse?
1.1. ¿Una civilización hegemónica mundial o «Modernidades
alternativas»?
Los tres elementos anteriores se conjugan en una civilización hegemónica
mundial de raíz occidental y moderna, superpuesta a los órdenes tradiciona-
les que han gobernado durante milenios a la mayoría de la humanidad. Para
precisar sus términos, en esta mayoría sujeta a un orden ancestral estaría in-
cluido el sector de población occidental que hubiera permanecido al margen
de su influencia por diversas causas; en tal sentido, más «occidental» sería un
profesional japonés ilustrado, concienzudamente educado en universidades
occidentales durante la reforma del periodo Meiji, que un campesino polaco
de Galitzia en la misma época.
Además de sincrónica y caliente, según los términos de Lévi-Strauss, esa
civilización hegemónica mundial es genuinamente transnacional y multina-
cional, perteneciendo sus miembros y elementos destacados a cualquier ads-
cripción nacional, étnica, cultural o religiosa. Aunque oriunda de Occidente,
hoy se integran en ella todos los sectores mundiales más avanzados en la in-
novación, planificación y gestión política, económica y científico-tecnológica
del mundo. Forman parte de sus sectores activos entidades estatales y no
estatales: corporaciones, empresas, agencias, instituciones, universidades y
centros de investigación, así como sujetos y grupos individuales. Sus valores
dominantes —constituidos en hechos objetivos y objetivables— se sintetizan
formalmente como: 1) En política, la democracia, virtualmente extensible
como forma de gobierno a la totalidad de los Estados nacionales del planeta.
2) En economía, el capitalismo y el principio de libre concurrencia en un
mercado mundial. 3) En cultura, el desarrollo intensivo de una innovación y
una investigación científicas y tecnológicas competitivas, que incluyen su apli-
cación a todos los órdenes de la existencia humana. 4) Por último, en el domi-
nio de la ética, su corpus axiológico universal se articula sistemáticamente en
la ideología secular de los derechos humanos 3. De manera expresiva, Samuel
Madrid, Siglo XXI, 1991, pp. 7-18 y 489-502 (sólo se alude a lo esencial); El i a s , N., La dynamique de
l’Occident, Paris, Calmann-Lévy, 1975 (extractos de El proceso de la civilización); Ti l ly , Ch., Grandes
estructuras, procesos amplios, comparaciones enormes, Madrid, Alianza, 1991. Concepto de sistema:
Bu n G e , M., Mente y sociedad. Ensayos irritantes, Madrid, Alianza, 1989, pp. 82-83 y 130-132. Revisión
en «Equívocos frecuentes sobre sistemas, mecanismos y emergencia», Id., Filosofía y sociedad, Ma-
drid, Siglo XXI, 2008, pp. 37-48; Id., Crisis y reconstrucción de la filosofía, Barcelona, Gedisa, 2002,
pp. 24, 142-146, 138-141. Análisis internacional específico, Van D e r Pij l , K., Vordenker der Weltpolitik.
Einführung in die Internationale Politik aus ideengeschichtlicher Perspektive, Opladen, Leske + Budrich,
1996, pp. 231-262. Una visión general, Ba r r a c l o u G h , G., y Ov e ry , R., (eds.), Historia del Mundo, Ma-
drid, La Esfera de los Libros, 2006, pp. 344-351.
3 Además de las obras citadas supra, sociedades calientes y frías asociadas a la sincronía y a la
diacronía, Lévi-Strauss, C., El pensamiento salvaje, México, FCE, pp. 234-277, 336-348; Moles, A. S.,
Sociodinámica de la cultura, Barcelona, Paidós, 1978, pp. 13-14, 21-27, 30-41. Otros clásicos: Hall,
J. W., El imperio japonés, Madrid, Siglo XXI, 1987, pp. 232-282; BeneDict, R., El crisantemo y la espa-
04-GARCIA.indd 113 20/6/11 18:33:08

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA