Obama, un líder pragmático, pero no político

Autor:Josu Ahedo Ruiz
Cargo:Universidad Internacional de la Rioja (UNIR)
Páginas:15-30
Revista inteRnacional de Pensamiento Político - i ÉPoca - vol. 9 - 2014 - [15-30] - issn 1885-589X
15
Introducción
Barack Hussein Obama es un líder hecho
a sí mismo, metódico en su afán por al-
canzar el sueño de ser presidente de los
EEUU. Este deseo no es fruto de una pre-
sunción personal, sino un modo de hacer
caso a su padre que le incitaba a no echar
a perder la vida y tratar de mejorar la socie-
dad que le ha tocado vivir. El ciclón Obama
que arrasó en las elecciones de 2008, con
una estrategia electoral basada en el uso
de las nuevas tecnologías que muchos han
tratado de imitar, va remitiendo porque el
gobierno del día a día no ha mostrado la
esperanza del cambio que prometió.
OBAMA, UN LÍDER PRAGMÁTICO, PERO
NO POLÍTICO
OBAMA, A PRAGMATIC LEADER BUT NOT POLITICAL
Josu Ahedo Ruiz
Universidad Internacional de la Rioja (UNIR)
josu.ahedo@unir.net
Palabras clave: Obama, líder, campaña electoral, carisma, política web 2.0
Keywords: Obama, leader, electoral campaign, charisma, web 2.0 policy
Resumen: Obama pasará a la historia como el primer afroamericano presi-
dente de los EEUU. Su éxito electoral se cimentó en la masiva movilización
lograda, principalmente de la juventud a través de las nuevas tecnologías.
Su liderazgo basado en una escucha empática se ha manifestado en la sus-
titución de la política del enfrentamiento por la diplomacia. Sin embargo, el
obanismo no ha sido el mesianismo esperado de un gobierno para todos,
motivo por el que se ha ido diluyendo su carisma. Sin duda, Obama es un
líder pragmático, no obstante, el líder político se caracteriza porque busca
el servicio de la comunidad.
Abstract: Obama will go down in history as the rst African-American Pre-
sident of the United States. His electoral success was rooted in the massive
mobilization achieved, mainly of youth through new technologies. His lea-
dership based on an empathic listener, is manifested in the replacement
of the confrontation policy by diplomacy. However, the “obanismo” has not
been the Messianism expected of a Government for everyone; reason why
his charisma has been diluted. No doubt, Obama is a pragmatic leader;
however a political leader stands out because seeks to serve the community.
Recibido: septiembre de 2014
Aceptado: noviembre de 2014
Revista inteRnacional de Pensamiento Político - i ÉPoca - vol. 9 - 2014 - [15-30] - issn 1885-589X
16
Sin embargo, no se puede armar que
Obama vendiera una vana esperanza,
sino que, como fundamento de su estra-
tegia electoral, descafeinó sus propues-
tas electorales, vaciándolas de contenido
ideológico, mostrándose como política-
mente correcto. Esto incidió en que su
programa electoral era abstracto y falto de
realismo. No obstante, esta incapacidad
para plasmar sus ideales no es razón su-
ciente para sostener la mediocridad de
su liderazgo.
En este artículo se admite que Obama
deba ser considerado como un gran líder
pragmático, los hechos acaecidos en tor-
no a su elección así lo demuestran, aun-
que quizá este pragmatismo sea insu-
ciente para considerarle un auténtico líder
político al estilo de Roosevelt o Lincoln. Su
desacierto para lograr las diferentes pro-
mesas anunciadas durante la campaña
electoral, han provocado un descontento
generalizado. Sin duda, Obama ha estado
excesivamente centrado en una política
de gestos, pero sin lograr el consenso ne-
cesario para llevar a cabo los cambios tan
anunciados y tan esperados por la ciuda-
danía.
En denitiva, su pragmatismo también
se ha hecho visible en el modo diferen-
te de afrontar el gobierno, materializado
en buenas intenciones, como así lo de-
muestran las diferentes disposiciones
legislativas encaminadas a gobernar con
transparencia. Sin embargo, no es sen-
cillo detallar las razones por las que el
candidato presidencial con más votos de
la historia y que mayor expectación había
suscitado, se haya convertido en uno de
los gobernantes más cuestionado.
1. Obama: un líder hecho a sí
mismo
Obama pasará a la historia como el pri-
mer presidente afroamericano de EEUU.
Este anhelado sueño, ambicionado para
trabajar por la conquista de un mundo
mejor se hizo realidad el 4 de noviembre
de 2008. Una ilusión alcanzada gracias a
un programático esfuerzo que consolidó a
Obama como un líder con una alta perso-
nalidad, rozando incluso el mesianismo.
En el fondo, consciente de la importancia
de las palabras paternas: “la vida es corta,
Barack –me decía–. Si no intentas de ver-
dad cambiar las cosas, mejor será que lo
dejes” (Obama, 2008, p. 214), trató des-
de el inicio de su carrera política conver-
tirse en un líder hecho a sí mismo.
La situación familiar que Obama describe
en su libro Los Sueños de mi padre. Una
historia de raza y herencia, muestran su
recia personalidad y su pretendida persua-
sión de que la situación que le había toca-
do vivir era mejorable. Por eso su vida ha
estado jalonada de diferentes hitos que le
han ayudado a advertir que su gran sueño
podía ser posible. Uno de ellos la elección
para dirigir la Harvard Law Rewiev, con-
virtiéndose en el primer afroamericano en
liderar esta prestigiosa publicación. En su
carrera política destacan su nombramien-
to como senador de Illinois o su discur-
so en la convención demócrata del año
2004. Este discurso, considerado como
ejemplo de gran retórica, le aupó a la po-
pularidad. Obama mediante el empleo de
juegos de palabras con continuas reitera-
ciones, adornados de una na entonación
al hablar y una palpable emoción arran-
có numerosos aplausos, concitando una
enorme expectación entre los asistentes,
interés que llegó incluso a oídos del pre-

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba