José Luis Villacañas, Ramiro de Maeztu y el ideal de la burguesía en España (Espasa-Calpe, Madrid, 2000)

AutorJuana García Romero
CargoUniversidad Autónoma de Madrid
Páginas475-477
Revista inteRnacional de Pensamiento Político - i ÉPoca - vol. 9 - 2014 - [475-477] - issn 1885-589X
475
Con esta investigación, José Luis Villaca-
ñas trata de esclarecer la tesis que man-
tuvo Maeztu: en España, el predominio
de la Edad Media hasta el siglo XVIII, en-
torpeció la modernización que se estaba
dando en «Europa» y, por ello, convenció
a la burguesía de la necesidad de sepa-
rarse del liberalismo ideológico para re-
cuperar el protagonismo de España en la
historia.
Se recuerda que Maeztu fue un hombre
destacado dentro del ámbito intelectual
español, surgido de la llamada Genera-
ción del 98, sucesor de Menéndez Pelayo
y representante de la derecha española
en el siglo XX.
Para lograr dicho objetivo, se centró en la
lectura de El Quijote, Don Juan y La Ce-
lestina como referentes, a través de los
cuales surgieron las distintas formas de
vivir dentro de una misma cultura repre-
sentada por la gura del caballero. Éste
tuvo como misión armonizar el ideal de la
burguesía en España hasta cohesionarla
en el caballero de la hispanidad. Para ello,
se contrastan los intereses particulares de
la burguesía clásica frente a la moderna
dentro de su territorio de acción: el caba-
llero clásico se encuentra en Madrid, en
Bilbao y en Barcelona el caballero econó-
mico, apareciendo una moral nueva sinó-
nimo de voluntad, de modernidad cuyo
objetivo fue el desarrollo de los valores
José Luis Villacañas,
Ramiro de Maeztu y el ideal de la burguesía
en España
(Espasa-Calpe, Madrid, 2000)
Juana García Romero
Universidad Autónoma de Madrid
e intereses del sistema capitalista (bur-
guesía nacional) frente al sistema feudal
(Iglesia y aristocracia). Se trata de poner
n al siglo XIX. Así Maeztu deshace Es-
paña y es, entonces, cuando se plantea
si España servía o no para la vida moder-
na reivindicando una ética, la de todos
los demás pueblos europeos, entrando
en diálogo, principalmente, con Ortega y
Unamuno, por un lado, y con Max Weber,
por otro, centrándose en la polémica real
de la cuestión social española, observan-
do la inapreciable clase media «nacida
del ahorro, del sentido del dinero, de la
industria y el comercio» (p. 86).
Como los caballeros son derribados por
el caballo, Maeztu, entre 1913 y 1916,
plantea el socialismo gremial como medio
para desactivar el sindicalismo revolu-
cionario. Se aproxima a Fernando de los
Ríos porque considera que el socialismo
de Estado no es un ideal democrático, ni
liberal, no obstante, Maeztu desconó de
la República como mito a consolidar en la
modernidad.
Entonces, se acerca a Primo de Rivera y
retrocede al catolicismo clásico del siglo
XIII, rechazando la idea de Dios como vo-
luntarismo para defender «la tesis medie-
val y premoderna del organismo moral de
los bienes supremos como atributos que
son del mismo Dios», enfrentándose a
toda la teología política moderna, buscan-

To continue reading

Request your trial