Hacer el trabajo más seguro

Páginas:35-37
 
CONTENIDO

Page 35

¿Cómo abordan gobiernos, organizaciones y responsables de la formulación de políticas de todo el mundo el impresionante número de lesiones y enfermedades profesionales? Planeta Trabajo repasa recientes artículos de prensa que versan sobre la manera en que se responde en el mundo a los riesgos profesionales y se promueve la salud y la seguridad en el lugar de trabajo.

Seúl, Corea - La Asociación para la Prevención de los Accidentes Industriales (IAPA) obtuvo el primer lugar en el 7º Festival Internacional de Cine y Multimedia celebrado con ocasión del XVIII Congreso Mundial sobre Seguridad y Salud celebrado en Seúl, Corea. Un jurado internacional otorgó al programa de la IAPA titulado "Las primeras 4 semanas" el primer lugar en la categoría de Formación Multimedia del Festival. La IAPA, organización sin ánimo de lucro con sede en Ontario, Canadá, desarrolló su programa "Las primeras 4 semanas" (un programa exhaustivo y específico para cada puesto de trabajo sobre orientación en materia de salud y seguridad concebido para la formación de los supervisores, así como de los trabajadores nuevos y jóvenes) con el fin de reducir el riesgo de lesiones en el trabajo, sobre todo durante el primer mes de actividad laboral. El Festival Internacional de Cine y Multimedia de este año contó con más de 150 participantes, procedentes de 24 países. El Festival está reconocido como una parte integral del Congreso Mundial sobre Seguridad y Salud en el Trabajo, el mayor acontecimiento en materia de salud y seguridad en el mundo. (CNW Telbec, 10 de julio de 2008).

Estados Unidos - El puesto de trabajo que provoca más muertes en los Estados Unidos es el que consiste en subir a torres de telefonía móvil y otros sistemas de comunicación para su mantenimiento. Debido al número relativamente reducido de trabajadores que desempeñan tal actividad en comparación con otros sectores industriales, puede que la tarea de trepar a torres (en la que se registraron cinco víctimas mortales en un período de doce días esta primavera, y se han producido siete muertes en total en lo que va de año) sea la labor más mortal y menos tenida en cuenta en el país. En 2006, 18 trabajadores de torres perdieron la vida. Los fallecimientos en este tipo de actividad se dan en un período de crecimiento y expansión de la industria de las comunicaciones inalámbricas; sin embargo, no se ha aclarado aún si puede establecerse alguna vinculación entre el aumento de los fallecimientos y la época actual de extensión de las redes 3G. En opinión de Edwin Foulke Jr, jefe de la Administración de Salud y Seguridad en el Trabajo, la mayoría de muertes se producen porque los trabajadores no se atan a un punto de anclaje seguro durante su Page 36 actividad, o dependen de equipos de protección personal defectuosos. Foulke señaló que "muchas muertes se han producido durante la construcción, el mantenimiento o el desmontaje de una torre. El lema "atarse o morir" se ha convertido en sinónimo del requisito para lograr una protección plena frente a caídas". (RCR Wireless News, 9 de julio de 2008).

Qatar - Algunas empresas constructoras de Qatar siguen haciendo caso omiso de las precauciones de salud y seguridad de sus plantillas en los centros de trabajo. Los trabajadores se encaraman de manera precaria a soportes para la limpieza de las ventanas de los rascacielos, caminan por andamios improvisados sin equipos de seguridad, o llevan a cabo tareas sencillas de albañilería sin protección en las manos. La mayoría de los trabajadores se expone al contacto con el polvo por encima de un nivel aceptable, lo que les hace vulnerables a complicaciones respiratorias graves. En talleres y garajes, rara vez se observa que los mecánicos de vehículos sigan las normas sobre salud y seguridad en el trabajo. Según un director de medio ambiente, seguridad y salud de una empresa internacional con importantes operaciones en Qatar, la práctica ha de "invertirse mediante la educación y la sensibilización. Es tarea de los supervisores, de otro personal directivo y de los propietarios de las empresas proporcionar información y materiales preventivos." (Gulf Times, 11 de julio de 2008).

Sidney, Australia - Las medidas sobre seguridad en el trabajo tienen en cuenta las responsabilidades de los empleadores sobre a la salud mental de los trabajadores. Los jefes deben apoyar un día nacional de "lucha contra el estrés", con el fin de impulsar la productividad de los trabajadores y mejorar la salud mental de los mismos, señala John Brogden, antiguo dirigente liberal de NSW. Lifeline NSW es un servicio de asesoramiento telefónico. Basándose en su propia experiencia, Brogden señala que los elevados niveles de estrés inducidos por los problemas en el lugar de trabajo resultan increíblemente perjudiciales para la salud. "Si los miembros de su plantilla logran un equilibrio adecuado entre trabajo y vida privada, es bueno para ellos, pero también para la actividad de la empresa", asegura. El día nacional de "lucha contra el estrés" es importante, ya que permite a los empleadores dar buen ejemplo a sus trabajadores al preocuparse por su salud mental. (Sydney Morning Herald, 9 de julio de 2008).

New Brunswick, Canadá - La Work-place Health, Safety and Compensation Commission (WHSCC, Comisión de Indemnización, Salud y Seguridad en el Centro de Trabajo) ha impuesto a la empresa AV Nackawic, productora de pulpa, una multa de 10.000 dólares canadienses por omisión en la provisión de un entorno de trabajo seguro. La sanción se deriva de un accidente acaecido el año pasado que afectó a un trabajador cuya mano quedó atrapada entre dos rodillos en una máquina utilizada en el proceso de elaboración de pulpa. La mano quedó gravemente dañada y tuvo que ser amputada. Tras una amplia investigación a cargo de la WHSCC, AV Nackawic fue multada con arreglo a la Ley de salud y seguridad en el trabajo por no disponer de protección adecuada sobre la maquinaria, así como por no establecer un código de práctica para neutralizar, desmontar, liberar y poner en marcha las máquinas cuando necesitan ser reparadas. (Bugle Observer, 11 de julio de 2008).

Escocia - Uno de los riesgos profesionales más importantes, e incluso mortales en ocasiones, que afronta el personal paramédico en la región de Lothians en Escocia es la violencia. Estos trabajadores se exponen a ataques, e incluso a amenazas de muerte, al realizar su actividad en urgencias, registrándose al menos un incidente cada mes. En cierta ocasión, una paramédica con sede en Livingston fue objeto de un ataque tan grave que tuvo que estar de baja laboral durante seis meses. En la actualidad, el servicio se niega a enviar a sus miembros a ciertas Page 38 situaciones, como reyertas en bares, sin no cuentan con asistencia policial. Con todo, gracias a la Ley sobre los trabajadores de servicios de urgencias, las cifras descienden. La Ley, adoptada en Escocia en 2005, considera delito entorpecer la labor de un bombero, un policía o un miembro de equipos paramédicos en una situación de emergencia. Shona Robison, ministra de Sanidad Pública, señaló que: "los ataques a nuestros trabajadores de urgencias son absolutamente inaceptables, y la Ley sobre los trabajadores de servicios de urgencias otorga una protección jurídica adicional esencial a aquellas personas que, con frecuencia, han de trabajar en situaciones difíciles o peligrosas." (New Scotsman, 30 de junio de 2008).

Johannesburgo, Sudáfrica - Antiguos mineros sudafricanos con enfermedades pulmonares habían entablado una demanda judicial contra Anglogold Ashanti, con sede en Johanesburgo. La demanda no properó en un caso en el que Thembelike Manyaki, que trabajo para la mina de Vaal Reefs hasta 1995, demandó a la empresa por 2,7 millones de rand sudafricanos (342.000 dólares de Estados Unidos). Manyaki fue despedido tras contraer silicosis. La mina era propiedad entonces de Anglo American, que posteriormente constituyó AngloGold. A Manyaki se le otorgó una indemnización de 16.316 rand al abandonar su puesto de trabajo. "Los trabajadores que reúnen las condiciones necesarias para obtener indemnizaciones con arreglo a la Ley de enfermedades profesionales en minas y fábricas no pueden, además, presentar demandas civiles", señaló AngloGold. La silicosis se contrae a causa de la exposición al polvo de sílice, que provoca la aparición de tejido cicatrizado en los pulmones, y se ha vinculado al cáncer de pulmón y a la tuberculosis. La Cámara de Minas de Sudáfrica, que representa a las compañías mineras entre las que figura AngloGold, se ha comprometido a erradicar la silicosis para 2013, mediante la mejora de las condiciones de trabajo. ( Bloomberg, 26 de junio de 2008).

Malasia - El Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo (NIOSH en su acrónimo inglés) ha advertido a los empleadores que no adopten ni apliquen medidas de recorte de gastos a costa de la seguridad y la salud de sus empleados. El Presidente Tan Sri Lee señaló que las empresas deben mantener la maquinaria en condiciones de seguridad, procurar la provisión de equipos de protección personal e, incluso, invertir en seguridad y salud en el trabajo. Añadió que los empleadores, cuando recortan gastos en sus operaciones a causa del incremento de los precios de los combustibles, no deben hacerlo a costa de sus empleados. Cuando ocurren accidentes, los empleadores han de asumir grandes pérdidas asociadas a la interrupción de la actividad laboral y a las indemnizaciones médicas, y los accidentes j» pueden evitarse. (The Star, 8 de julio de 2008).