Encender una luz de esperanza seguridad social para la salud en la economía informal

Páginas:17-17
 
CONTENIDO

Page 17

JUNE, India - El mundo de Sunita se derrumbó el día que su marido, conductor de rickshaw, sufrió un derrame cerebral.

Recuperándose aún de la conmoción provocada por la pérdida de su hijo de 15 años de edad en un accidente de tráfico, no se encontraba preparada en absoluto para esta nueva vuelta de tuerca en su desgracia. Haciendo de tripas corazón, se las arregló de algún modo para ingresar a su marido en un hospital privado, en el que le advirtieron de inmediato que el coste del tratamiento ascendería a veinte mil rupias (unos 500 dólares de Estados Unidos), una suma enorme para Sunita que apenas ingresa 2.000 rupias al mes con su trabajo de sastrería.

El marido de Sunita es uno más de los millones de trabajadores de la economía informal en India y en todo el mundo que enferman a causa del exceso de trabajo, el estrés y un entorno laboral insalubre.

Vasant Narvekar, un vigilante de 45 años de edad, paciente de asma, es otro ejemplo de esta situación. La naturaleza de la labor de Vasant comprende la permanencia al aire libre, realizando rondas en el área asignada en entornos polvorientos durante cerca de doce horas al día. Con una familia de cuatro miembros a la que sostener, no tiene otra opción que seguir trabajando. Recientemente sufrió varios ataques asmáticos que requirieron hospitalización. El coste estimado del tratamiento ascendía a 1.600 rupias indias, más de la mitad de sus modestos ingresos mensuales, cifrados en 3.000 rupias.

El marido de Sunita había estado realizando turnos dobles para hacer frente a la hipoteca contraída por su rickshaw. El estrés provocado por afrontar jornadas laborales tan prolongadas a su edad (57) le provocaron el derrame cerebral.

En estas situaciones, Sunita y Vasant pudieron beneficiarse de su pertenencia al sistema de la seguridad social. Este mecanismo, establecido en 2003 bajo el patrocinio del Commu-nity Based Health Mutual Fund(HMF), puesto en marcha por la Uplift India Association, responde a las necesidades de atención sanitaria de las mujeres miembro de grupos de autoa-yuda de las barriadas marginales de Pune. El objetivo del sistema es crear un fondo sanitario mediante las cotizaciones a las mutuas, así como una red de servicios de atención de salud que proporcionen tratamiento de calidad a precios asequibles para los pobres, mediante una red de médicos y hospitales privados.

Sunita consultó con el médico de la sucursal de HMF de su área. La carta de remisión del doctor le ayudó a trasladar a su marido a otro hospital privado de la red, en el que recibió tratamiento inmediato. Esta asistencia no sólo le salvó la vida, sino que evitó además otras complicaciones ulteriores de su enfermedad.

Aunque el coste real del tratamiento ascendía a 20.000 rupias, el hospital de la red cobró únicamente 9.000, lo que supuso un ahorro inicial de 11.000 rupias. Como miembro de la HMF, Sunita recibió un descuento adicional de 900 rupias del hospital. Gracias a su pertenencia al HMF, Vasant sólo tuvo que pagar 1.000 rupias por su tratamiento hospitalario.

Sobre la solidaridad y la asunción de responsabilidades, la gestión de riesgos del HMF corre a cargo de la comunidad local. El plan está abierto a todos los trabajadores del sector informal. Además de la asistencia médica, este singular plan de seguro cubre la pérdida de salario del principal sostén de la familia, a razón de 50 rupias por día durante un plazo de quince días.

Durante más de un año, Uplift Health ha venido organizando una Communities-Led Association for Social Security (CLASS), encaminada a promover los derechos a la seguridad social de los grupos desfavorecidos. Con el apoyo de la Agencia para la Cooperación Técnica (GTZ) alemana, y el Programa de Estrategias y Técnicas contra la Exclusión Social y la Pobreza (STEP) de la OIT, los grupos de CLASS, que comprenden cooperativas, colectivos de autoayuda y sindicatos, se encuentran extendidos actualmente por toda India.

"El programa de la OIT pone de relieve que, con el apoyo apropiado, los trabajadores del sector informal pueden pasar de una situación de mera supervivencia, a una posición económica de mayor solidez que potencia su contribución al crecimiento económico y a la integración social, y les permite participar en la mejora de sus propias condiciones de vida y de trabajo", concluye Assane Diop, Director Ejecutivo del Sector de Protección Social de la OIT.