Trabajo decente - Las reuniones internacionales destacan el creciente "movimiento global a favor del trabajo decente"

Páginas:60-61
 
CONTENIDO

Page 60

Este otoño se celebraron importantes reuniones internacionales en Oslo, Monrovia y Nueva York para debatir cómo en que el trabajo decente puede convertirse en una realidad en todo el mundo. En una reunión en Oslo, Noruega, el 5 de septiembre, el Director General de la OIT, Juan Somavía, realizó un llamamiento a favor de una globalización sostenible que ofrezca trabajo decente, al mismo tiempo que los participantes de alto nivel de una reunión celebrada en Monrovia, Liberia, el 10 de septiembre, solicitaron a los países africanos y a los interlocutores en el ámbito del desarrollo que hagan del trabajo decente "una realidad en África". En la reunión en Nueva York, por otro lado, los participantes se refirieron a los desafíos a los que ha de hacer frente los Objetivos de Desarrollo delMilenio (ODM).

Page 61

Somavía calificó los niveles actuales de pobreza de "muy preocupantes y una dura crítica al modelo actual de globalización", y agregó que "la coherencia política necesaria para alcanzar una justicia social para una globalización equitativa requiere del liderazgo de sindicatos, empleadores y políticos".

"Veo que el movimiento global sobre el trabajo decente está creciendo", dijo. "Espero que esta conferencia marque un punto de inflexión en la esfera de coherencia política a escala nacional e internacional".

Juan Somavía fue uno de los ponentes de la sesión inaugural de la conferencia internacional, que contó también con la presencia de Pascal Lamy, Director General de la Organización Mundial de Comercio (OMC) y de Mary Robinson, Presidenta de Ethical Globalization Initiative. La reunión estuvo presidida por Jonas Gahr Støre,Ministro noruego de Asuntos Exteriores.

Una semana después, en la reunión de alto nivel de Monrovia se pidió el establecimiento de alianzas estratégicas sobre el trabajo decente en África.

"Tengo la esperanza de que (...) el trabajo decente, como concepto, se convertirá en una realidad visible" en Liberia y en África, declaró la Presidenta de Liberia, Ellen Johnson Sirleaf, en su alocución inaugural del seminario de dos días organizado por el Ministerio de Trabajo de Liberia, en asociación con la organización internacional "Realising Rights (RR): The Ethical Globalization Initiative" y la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

El Foro de alto nivel de Monrovia cubrió una amplia gama de temas, entre ellos la Declaración de la OIT sobre la Justicia Social para una Globalización Equitativa, además de iniciativas nuevas para la Agenda de Trabajo Decente en África para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM)."No hay paz duradera sin trabajo", resaltó Mpenga Kabundi, Vicedirector Regional de la OIT para África, y llamó la atención sobre los "trabajos decentes para una sociedad justa y una vía sostenible de salida de la pobreza".

En Nueva York,Mary Robinson y el Director General intervinieron en un foro de alto nivel a finales de septiembre para reclamar mayor atención a la necesidad de aumentar el apoyo mundial a los programas y políticas de trabajo decente, como paso clave para lograr los ODM.

Mary Robinson dijo: "Los pobres trabajan, pero tienen muchas barreras. Los trabajadores pobres no tienen un sistema que trabaje por ellos, no tienen acceso a la justicia y no tienen los apoyos necesarios".

Juan Somavía añadió: "Queremos que los ODM funcionen y no lo están haciendo. Podrían funcionar si se prestara mayor atención al componente relativo al trabajo en las políticas de reducción de la pobreza".

La iniciativa Working out of Poverty (Superar la pobreza mediante el trabajo) se lanzó a comienzos de septiembre en Oslo con un encuentro sobre la coherencia de las políticas comerciales y el empleo organizado por el Gobierno de Noruega y el Financial Times, que reunió a representantes de organizaciones internacionales, ONGs, organizaciones empresariales y sindicatos, así como dirigentes políticos y representantes del mundo académico. A continuación tuvo lugar un diálogo entre las diversas partes interesados en Monrovia sobre la provisión de más empleos, y más decentes, en África en toda una serie de sectores económicos.