Copenhague+5, Ginebra 2000. Globalización del progreso social: la OIT desempeña un papel esencial en el seguimiento de la Cumbre Social.

Páginas21-23

GINEBRA - En su alocución a la Sesión Especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas reunida para evaluar la Cumbre Social celebrada en Ginebra en junio, el Director General declaró que "en la actualidad, existe un acuerdo general respecto a la necesidad de que la economía global cuente con un pilar social, y la erradicación de la pobreza se ha convertido en un objetivo político legítimo". Con estas palabras, el Sr. Somavía esbozaba lo que se logrado y lo que no desde que los líderes mundiales se dieron cita en Copenhague en 1995 para abordar la justicia social en el mundo.

Somavía subrayó que "el papel esencial de la política social suele aceptarse en los debates internacionales y nacionales sobre formulación de políticas, incluidas las instituciones de Bretton Woods, y la relevancia de las cuestiones de género ha aumentado", y añadió que, sin embargo, este consenso estaba aún pendiente de traducirse en acciones concretas.

"La pobreza", señaló Somavía, "ha crecido en términos absolutos. Europa central y oriental la continúan padeciendo, el desempleo en América Latina ha alcanzado topes sin precedentes, Asia oriental ha experimentado una grave crisis social y África sigue quedando excluida en gran parte de los beneficios de la globalización". Para muchas personas en todo el mundo, "la desigualdad y la inseguridad se ha agravado", añadió, reconociendo que "la responsabilidad personal, el espíritu empresarial y las políticas públicas acertadas han procurado algunos éxitos".

--------------------------------------------------------------------------------

LA OIT Y "COPENHAGUE+5"

Siguiendo la recomendación de la Cumbre, la Asamblea General decidió en 1995 (Resolución 50/161) celebrar una sesión especial en 2000 para revisar y valorar la aplicación de los resultados de la Cumbre Mundial para el Desarrollo Social (CMDS) y considerar la posibilidad de emprender acciones e iniciativas adicionales. La Sesión Especial de la Asamblea General denominada "World Summit for Social Development and Beyond: Achieving Social Development for All in a Globalizing World" (La Cumbre Mundial para el Desarrollo Social y sus consecuencias: la consecución del desarrollo social para todos en un mundo en proceso de globalización) se celebró en Ginebra del 26 al 30 de junio de 2000. Su propósito fundamental fue reafirmar la Declaración de Copenhague sobre Desarrollo Social y el Programa de Acción, revisar la aplicación de estos instrumentos hasta la fecha y recomendar acciones e iniciativas concretas para potenciar los esfuerzos dedicados a su puesta en práctica plena y efectiva.

Debido a su mandato, su estructura tripartita y sus conocimientos técnicos especializados en el campo del empleo y el desarrollo social, la OIT ha desempeñado un papel destacado en la promoción y la aplicación de los objetivos de desarrollo social contenidos en la Declaración y el Programa de Acción de la CMDS, y participó activamente en el proceso de preparación de la Sesión Especial. Aparte de la Secretaría de las Naciones Unidas, responsable directa de la organización de la Sesión Especial, la OIT se constituyó quizá en la organización más activa y de mayor presencia a lo largo de la semana, tanto en las negociaciones llevadas a cabo durante la Sesión, como en diversos seminarios, acontecimientos y actividades desarrollados paralelamente a aquélla, en el marco del Foro Ginebra 2000 organizado por el gobierno suizo.

--------------------------------------------------------------------------------

Se necesita solidaridad

Para contrarrestar estas tendencias negativas, el Sr. Somavía insistió en que "necesitamos reafirmar la solidaridad. Hemos de restablecer un sentido básico de la finalidad común y de la seguridad para todos: personas, familias, comunidades y países". Insistió en que "el efecto real sobre las personas debe constituirse en el factor que determine el diseño de las políticas económicas".

Las inquietudes de la OIT se reflejaron de manera destacada en el documento general adoptado por la Sesión Especial, en el que se pone de manifiesto el papel esencial de las cuestiones relacionadas con el empleo y el trabajo en la lucha contra la pobreza y la exclusión, así como la importancia de la agenda de la OIT para el desarrollo conómico y social (2).

Instó al sector privado a avanzar en la asunción de sus responsabilidades sociales, indicando que "más allá de la cifra de resultados, las empresas deben responder ante las partes interesadas en su actuación y ante el conjunto de la comunidad". Aunque, a menudo, los gobiernos actuales disponen de menos recursos y están menos dispuestos a intervenir en la toma de decisiones económicas, el Sr. Somavía señaló que "el Estado debe ejercer su función de garante de un equilibrio entre las fuerzas del mercado y las necesidades de la sociedad. Sí a la economía de mercado, no a la sociedad de mercado". Confirmó que "debemos globalizar el progreso social".

La Sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas se celebró para avanzar en el cumplimiento de la agenda de desarrollo social en el mundo establecida en la Cumbre de Copenhague, en la que el Sr. Somavía ejerció como Secretario General. El Director General de la OIT destacó que, en dicha ocasión, "se llegó a la conclusión de que el empleo constituye el medio para superar la pobreza y la exclusión", y aplaudió a los delegados en la conferencia de seguimiento por alcanzar un acuerdo sobre la demanda de "una estrategia internacional coherente y coordinada en materia de empleo".

El papel del "trabajo decente"

El Sr. Somavía señaló que la OIT había definido este objetivo como "trabajo decente", que puede adoptar numerosas formas. "El trabajo decente es al que aspiran las personas. No es un "corsé" al que haya que ajustarse ni un remedio universal". El Sr. Somavía explicó que, sobre todo, consiste en un tipo de trabajo que se adapte a los objetivos razonables y diversos de individuos, culturas y sociedades en realidades de desarrollo diferentes".

"Necesitamos un trabajo decente para todos los trabajadores, hombres y mujeres, de los sectores estructurado y no estructurado, asalariados y autónomos. Todos necesitan un trabajo en el que se respeten los derechos básicos, las personas se encuentren protegidas y representadas y se persiga la eficacia económica y social mediante la colaboración. Este es el verdadero objetivo del desarrollo." Juan Somavía.

"Para lograr un trabajo decente, las políticas que guían y conforman la economía mundial deben cambiar." Las nuevas políticas "deben generar un empleo productivo y mayores oportunidades personales, ya que la consecución de estos objetivos es esencial para reducir la pobreza y lograr la inclusión económica y social de los millones de excluidos por la globalización o perjudicados por ésta".

Resultados de Copenhague+5

La Sesión Especial llegó a un consenso respecto a una amplia gama de iniciativas encaminadas a reducir la pobreza y potenciar el crecimiento del empleo en la economía mundial. A pesar de la notable brecha existente entre los países en desarrollo y los desarrollados en lo que se refiere al comercio y la economía en general, los estados representados consiguieron convenir un conjunto de medidas para la promoción del desarrollo social y la atenuación simultánea de los efectos adversos de la globalización.

Lo que es más importante, la Sesión Especial avaló explícitamente el Programa sobre Trabajo Decente de la OIT y sus cuatro objetivos estratégicos.

Otras iniciativas adoptadas en la Sesión Especial se basaron en las propuestas presentadas por la Organización.

Al avalar el Trabajo Decente, los países asistentes admitieron la "necesidad de elaborar una estrategia internacional coherente y coordinada en materia de empleo" y apoyaron "la convocatoria de un foro mundial sobre el empleo por parte de la OIT". Asimismo, refrendaron los esfuerzos dedicados a:

Continuar con la ratificación y la plena aplicación de los convenios de la OIT referentes a los derechos básicos de los trabajadores.

Respetar, promover y llevar a la práctica los principios contenidos en la Declaración de la OIT.

Apoyar y participar en la campaña mundial para la erradicación inmediata de las peores formas de trabajo infantil, incluida la promoción de la ratificación y aplicación universal del Convenio (núm. 182) sobre las peores formas de trabajo infantil, 1999.

Se subrayó asimismo el papel de la OIT en el tratamiento de "un conjunto de medidas de apoyo a los trabajadores del sector no estructurado, incluidas las relativas a derechos legales, protección social y financiación mediante créditos" y la consolidación de "modalidades de cobertura en el marco de sistemas de protección social capaces de satisfacer las necesidades de las personas vinculadas a formas flexibles de empleo".

Las inquietudes de la OIT se reflejaron además en los acuerdos relacionados con "la interacción positiva entre las políticas medioambientales, económicas y sociales", la institución de "sistemas para la evaluación y el seguimiento de la repercusión social de las políticas económicas", la realización de "evaluaciones globales de los costes sociales y económicos del desempleo y la pobreza", la reducción de "los efectos negativos de las crisis financieras internacionales en el desarrollo social y económico", y la incentivación a las empresas para la asunción de responsabilidades sociales.

--------------------------------------------------------------------------------

LA OIT Y GINEBRA 2000

La OIT organizó una serie de acontecimientos como parte de su contribución al Foro Ginebra 2000. Estos incluían la celebración de 16 seminarios sobre una amplia gama de temas que brindaron una oportunidad debatir cuestiones de vital importancia para la contribución de la OIT a la aplicación del Programa de Acción de Copenhague (para más información, véase la página web de la OIT dedicada a la Sesión Especial, en la dirección http://www.ilo.org/geneva2000http://www.ilo.org/geneva2000)(3).

.Asimismo, la OIT colaboró con las autoridades de Suiza y Ginebra en la organización de varios acontecimientos públicos destinados a dar a conocer la situación de los niños que trabajan bajo condiciones abusivas y a promover las acciones en todo el mundo encaminadas a erradicar el trabajo infantil. La OIT, junto con otras entidades, organizó una ceremonia con la participación de Pascal Couchepin, Canciller Federal de Suiza, quien, en nombre de las autoridades de este país, suscribió diversos instrumentos de la OIT, incluido el Convenio (núm. 182) sobre las peores formas de trabajo infantil, 1999, en presencia de niños procedentes de diferentes países que cantaron y procedieron a la suelta de globos como símbolo de su solidaridad con los menores que trabajan. Asimismo, en colaboración con el Ayuntamiento de Ginebra, y con el apoyo del gobierno italiano, se celebró una ceremonia en el Victoria Hall, en la que se llevó a cabo un concierto efectuado por niños.

--------------------------------------------------------------------------------

Los delegados hicieron hincapié en el claro vínculo existente entre la reducción de la pobreza y la creación de empleo, compartiendo en este sentido el planteamiento efectuado por la OIT en el informe presentado por el Director General a la Primera Sesión del Comité Preparatorio, titulado "Trabajo decente y reducción de la pobreza en la economía mundial" (Véase http://mirror/public/english/standards/relm/gb/docs/gb277/index.html). En el documento adoptado se reivindica la plena integración de los objetivos de crecimiento del empleo y reducción de la pobreza en las políticas macroeconómicas, el acceso de las personas que viven en condiciones de pobreza a la formación para la adquisición de destrezas y a programas de concesión de microcréditos, la utilización de políticas de empleo (incluidas las relativas al empleo autónomo) para reducir la pobreza, el crecimiento de las pequeñas y medianas empresas, la mejora de la productividad y de las condiciones de trabajo en el sector no estructurado, el desarrollo de cooperativas y la potenciación de sistemas de protección social dirigidos a los grupos de la población vulnerables y desprotegidos.

Otras iniciativas relativas al mandato y los intereses de la OIT aluden al acceso al empleo para personas con discapacidades, los derechos y la protección de los emigrantes, la integración social en situaciones posteriores a conflictos, la contribución de los pueblos autóctonos, la capacitación de las mujeres, incluido el aumento de su participación en el mercado de trabajo, la conciliación del trabajo y las responsabilidades familiares, la formación en las destrezas y las tecnologías necesarias para actuar en una economía basada en el conocimiento, el VIH/SIDA, la evaluación de la repercusión social de los programas de ajuste estructural, la generación de ingresos nacionales destinados a la financiación de los servicios sociales, la dotación de recursos nuevos y adicionales para el desarrollo social y la puesta en marcha de una campaña mundial para erradicar la pobreza.

"Más allá de sus resultados directos, Copenhague+5 constituyó una oportunidad singular de abogar por los valores, los objetivos y las actividades de la OIT ante una gran audiencia mundial. El esfuerzo realizado ha comenzado a rendir frutos. Ante la OIT se presenta el reto de asumir la importante responsabilidad de responder a las expectativas despertadas." - Maria Angélica Ducci, Directora, Oficina de Relaciones Externas y Asociaciones

En una breve declaración sobre formulación de políticas adoptada como Parte I del documento, los Estados miembros reafirmaron la Declaración de Copenhague y el Programa de Acción adoptado en esta ciudad, y reiteraron su determinación para erradicar la pobreza, promover un empleo pleno y productivo y fomentar la integración social. Dicha declaración se refiere al respeto absoluto por los principios y derechos fundamentales en el trabajo, considerado un "elemento esencial" para la "materialización de un desarrollo social sostenible y centrado en las personas". Los intereses de la OIT se reflejaron adecuadamente asimismo en la revisión general y evaluación de la aplicación de los resultados de la Cumbre Mundial para el Desarrollo Social (Parte II del documento). En esta revisión, los delegados reconocieron debidamente la labor llevada a cabo por la Organización desde 1995, y en particular la adopción de la Declaración de la OIT relativa a los principios y derechos fundamentales en el trabajo, así como del Convenio (núm. 182) sobre las peores formas de trabajo infantil, 1999.

Poder para los "sin voz" y los vulnerables

El Sr. Somavía hizo hincapié en la necesidad de adoptar "un planteamiento integrado y coherente respecto a las políticas económicas, sociales y medioambientales", y añadió que "hemos de reforzar los marcos reguladores a escala mundial para poner freno a los excesos del mercado, proteger los derechos básicos de las personas y hacer posible el ejercicio del derecho al desarrollo".

En este sentido, caracterizó la adopción de la Declaración de la OIT relativa a los principios y derechos fundamentales en el trabajo en 1998 como "un paso adelante significativo desde la celebración de la Cumbre Social", que, si se culmina con una aplicación eficaz, "representará una base social imprescindible sobre la que asentar la economía globalizada".

"Debemos respetar asimismo la capacitación propia de aquéllos a los que nos referimos actualmente como los sin voz y los vulnerables, y apoyar los esfuerzos que dedican a la consecución de la justicia social."

Admitiendo que ninguna organización puede confiar en alcanzar estos objetivos por sí sola, el Sr. Somavía instó a la constitución de "una nueva coalición en la que los principales actores en el nuevo entorno global se reúnan en torno a valores y metas comunes".

Declaró que dicha coalición debe estar compuesta por "gobiernos, empresas, representantes de los trabajadores, parlamentarios, administraciones locales y voces representativas de la sociedad civil y el sistema internacional. Juntos tienen la capacidad de cambiar las políticas. Si todos colaboran, los objetivos de la Cumbre Social pueden alcanzarse."

Fuentes: comunicado de prensa OIT/31, alocuciones del Director General, información de la Oficina de Relaciones Externas y Asociaciones.

* * * * *

(1) La delegación de la OIT en la Sesión Especial estuvo encabezada por el Director General, e incluyó una delegación tripartita del Consejo de Administración, compuesta por el Embajador Celso L. Nunes Amorim, representante de Brasil y Presidente del Consejo de Administración en la sesión 2000-2001, Rolf Thüsing, miembro del Consejo Ejecutivo de la Confederación de Asociaciones de Empleadores de Alemania y Vicepresidente representante de los empleadores en el Consejo de Administración, y Lord Bill Brett, miembro del General Council of the United Kingdom Trade Union Congress y Vicepresidente representante de los trabajadores en el Consejo de Administración. El Director General se dirigió a la Sesión Especial en nombre de la OIT el lunes 26 de junio. El texto completo de su declaración puede encontrarse en internet, en la dirección HIPERVÍNCULO http://mirror/public/english/bureau/dgo/speeches/Somavía/2000/c+52606.htm http://mirror/public/english/bureau/dgo/speeches/Somavía/2000/c+52606.htm .

(2) Se presentó oralmente un informe sobre el resultado de la Sesión Especial a la reunión del Comité Asesor de la OIT sobre Política Internacional (ACIP en su acrónimo inglés), celebrada el 6 de julio de 2000, y se remitirá un informe completo al Comité de Política Social y de Empleo del Consejo de Administración, en su 279ª sesión, en noviembre de 2000.

(3) La OIT organizó otras iniciativas, como la prestación de servicios de internet y la producción de un CD-ROM elaborado conjuntamente por la Organización y las Naciones Unidas, que contiene documentación e información exhaustivas sobre las actividades de seguimiento de la Cumbre Mundial para el Desarrollo Social y el proceso preparatorio para la revisión de la aplicación de la Declaración y el Programa de Acción de Copenhague. Se distribuyeron copias del CD-ROM a todos los participantes. Los puestos de información de la OIT permanecieron abiertos en el edificio de la Organización y en otras instalaciones que albergaron el Foro Ginebra 2000 y mostraron documentación y paquetes de herramientas multimedia que atrajeron un considerable interés.