El Comité tripartito especial de la OIT aboga por adoptar medidas contra el acoso y la intimidación a bordo de navíos

Autor:Peter Forster
Páginas:28-30
 
CONTENIDO
revista TRABAJO
CONVENIO SOBRE EL TRABAJO MARÍTIMO
El Comité tripartito
especial de la OIT aboga
por adoptar medidas contra
el acoso y la intimidación a
bordo de navíos
Por Peter Forster
28
NÚMERO ESPECIAL DE 2016
Los delegados que participen en la Conferencia Internacional del
Trabajo (CIT) que se celebra en junio examinarán la aprobación
de las enmiendas al Convenio sobre el trabajo marítimo de 2006
adoptadas por el Comité tripartito especial, establecido en virtud
de dicho Convenio. Este año se debatirán, entre otras cuestiones,
diversas orientaciones para erradicar el acoso y la intimidación a
bordo de navíos.
Numast (actualmente Nautilus), el sindicato británico de la gente de mar, realizó en
1999 una encuesta a varias marineras sobre el acoso y la intimidación a bordo. El estudio,
titulado “Fair play: Numast report on equal opportunities and survey of women members”
(Juego justo: informe de Numast sobre igualdad de oportunidades y encuesta a las
marineras miembro), puso de maniesto una tendencia alarmante.
“Las experiencias (de las mujeres) fueron sobrecogedoras; tres cuartas partes de ellas
habían sido víctimas de acoso, intimidación o discriminación, relata Mark Dickinson,
Secretario General de Nautilus, a la Redacción de noticias de la OIT. Al constatar que no se
había adoptado ninguna política especíca para hacer frente al acoso sexual de la gente de
mar, el sindicato decidió emprender medidas conjuntas con los armadores para “saber si
estaban interesados en abordar el problema.
Tim Springett, de la Cámara naviera del Reino Unido, también mostró su inquietud por
los resultados de la encuesta. En particular, por el hecho de que la mayoría de las mujeres
que habían armado ser víctimas de acoso no lo hubieran denunciado.
29
revista TRABAJO
30
revista TRABAJO
La Cámara deseaba tomar parte activa. En opinión de
Springett, el acoso era “algo que los empleadores debían
abordar, a n de evitar que la mitad de los empleados no
desearan embarcar por temor al trato que podrían recibir”.
El sindicato y la cámara naviera elaboraron
conjuntamente varias directrices y encargaron la
realización, con la colaboración de la Unión Europea,
de un programa de formación, un folleto informativo
y un vídeo de concienciación. En 2004 se presentaron
las directrices a la gente de mar a través de navieras y
sindicatos europeos. En los años sucesivos se perfeccionó
el programa, se tradujo a los 13 idiomas de los Estados
Miembro y se difundió mediante el diálogo social para
ampliar su alcance y repercusión entre los marinos
europeos.
Posteriormente, en 2010, se produjo la sobrecogedora
noticia de que una joven cadete sudafricana había muerto
a raíz de un supuesto caso de acoso y violación a bordo de
un buque registrado en el Reino Unido, frente a la costa de
Croacia. Si bien las autoridades croatas determinaron que
la causa de su muerte había sido un suicidio, las cadetes
del navío y de otros buques alegaron que habían sido
víctimas de un intenso acoso físico y psicológico.
En opinión de Dickinson, la noticia “nos recordó la
cruda realidad del sector que era necesario afrontar, es
decir, la de no haber realizado (completamente) nuestro
trabajo y la obligación de redoblar nuestros esfuerzos.
PASO AL PLANO INTERNACIONAL
Fue el momento oportuno para ampliar la campaña al
plano internacional.
En enero de 2016, la Federación Internacional de
los Trabajadores del Transporte y la Cámara Naviera
Internacional contribuyeron a publicar diversas directrices
para la erradicación del acoso y la intimidación a bordo
de navíos. Simultáneamente, la gente de mar propuso una
enmienda a las disposiciones del Convenio sobre el trabajo
marítimo de 2006 (MLC, 2006) relativas a la seguridad y
salud en el trabajo.
De todos los convenios suscritos por la OIT, el MLC de
2006 reviste especial importancia. Fue propuesto en 2001
por armadores y la gente de mar con objeto de abarcar
en un único documento prácticamente todas las normas
mínimas necesarias para garantizar unas condiciones de
trabajo dignas a la gente de mar de todo el mundo. La OIT
formalizó el MLC en 2006 y pasó a ser vinculante en 2013
al raticarlo 30 países, a los que correspondía el 33 por
ciento del arqueo mundial total (en abril de 2016 lo han
raticado 71 países, a los que corresponde más del 80% del
arqueo bruto mundial).
El MLC, basado en procedimientos establecidos por
la Organización Marítima Internacional (OMI) de las
Naciones Unidas, contiene disposiciones especícas para
efectuar modicaciones o enmiendas. En el marco de ese
proceso, un Comité Tripartito Especial (STC) se reúne
periódicamente con objeto de llevar a cabo una “revisión
constante” de la aplicación del Convenio de 2006.
En febrero de este año, la propuesta relativa al acoso y la
intimidación fue una de las tres que se sometieron a dicho
Comité para su examen.
Hans Cacdac, del Departamento de Trabajo y Empleo
de Filipinas-Dirección de empleo en el extranjero,
presentó a los delegados las graves consecuencias que
tienen esas acciones para las tripulaciones de su país.
“Declaré en la reunión que el acoso y la intimidación
a bordo de navíos estaba relacionada con un número,
cada vez mayor, de muertes y suicidios inexplicables de
marinos lipinos. Para nosotros, la principal prioridad es
brindar protección a las tripulaciones, armó Cacdac a la
Redacción de noticias de la OIT.
Los gobiernos, los armadores y la gente de mar
acordaron, previa deliberación, recomendar la enmienda
de las directrices que guran en la sección “Protección
de la seguridad y la salud y prevención de accidentes”
mediante el texto siguiente:
“Convendría asimismo tener en cuenta la versión más
reciente de las Orientaciones sobre la erradicación del
acoso y la intimidación a bordo de navíos publicadas
conjuntamente por la Cámara Naviera Internacional y la
Federación Internacional de Trabajadores del Transporte”.
ADOPCIÓN DE UNA DECISIÓN DEFINITIVA
EN LA CIT
La enmienda adoptada se someterá a la Conferencia
Internacional del Trabajo en junio para que vote su
aprobación.
A raíz de la recomendación del Comité Tripartito
Especial, Natalie Shaw, Directora de Asuntos Laborales de
la Cámara Naviera Internacional, armó: “un buque hace
las veces de hogar para la gente de mar, a menudo durante
nueve meses consecutivos o más, y si se trabaja en un
entorno en el que uno se siente acosado o intimidado, ese
lugar de trabajo pasa a ser muy incómodo.
Jon Whitlow, Secretario de las Secciones de gente
de mar, pesca y navegación interior de la Federación
Internacional de Trabajadores del Transporte, señaló
que la inclusión de la directriz en el MLC “será muy
beneciosa para la gente de mar porque, como varios
gobiernos observaron durante el debate, la intimidación y
el acoso pueden constituir un grave problema a bordo de
los buques, algo que es necesario subsanar. Consideramos
que es preciso implantar sistemas que permitan su
erradicación y esperamos que esta medida de algún modo
contribuya a lograrlo”.