Acuerdo laboral histórico. La OIT aplaude la firma de un acuerdo histórico entre Telefónica, el gigante español de las telecomunicaciones, y la Unión Network International.

Páginas:22
RESUMEN

GINEBRA - El Director General de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Juan Somavia, celebró hoy el acuerdo sobre un Código de Conducta firmado por Telefónica, el gigante de las telecomunicaciones con sede en España, y la organización sindical de ámbito mundial Unión Network International (UNI), calificándolo de hito histórico en las relaciones laborales.

 
CONTENIDO

Hoy estamos haciendo historia aquí

, afirmó Somavia tras reunirse con César Alierta, Presidente Ejecutivo de Telefónica, y Philip Jennings, el Secretario General de la UNI, para celebrar la firma del acuerdo. «Estamos entrando en un mundo distinto donde se dan cambios fundamentales, y uno de los retos que se le plantean a la OIT es el de realizar esta transformación manteniendo nuestros valores fundamentales. Para la OIT, este acuerdo es un auténtico hito».

Por su parte, César Alierta declaró: «Con este acuerdo estamos anticipando lo que será el siglo XXI. Es un esfuerzo común para mantener un diálogo permanente entre las organizaciones sindicales y las empresas, porque es la única forma de crear progreso y desarrollo. En Telefónica creemos en ello y siempre hemos apoyado el trabajo de los sindicatos».

El nuevo Código de Conducta protege los derechos laborales de unos 120.000 trabajadores empleados por Telefónica en numerosos países y representados por 18 sindicatos afiliados a la UNI. Esta organización sindical, fundada en enero de 2000, agrupa hoy y presta servicios a más de 15,5 millones de trabajadores, miembros de unos 800 sindicatos en todo el mundo.

Portavoces de la UNI declararon que el acuerdo con Telefónica es el primero de una serie de acuerdos de alcance mundial que se están estudiando con empresas multinacionales, basados en los Convenios y Recomendaciones de la OIT.

Este nuevo acuerdo entre Telefónica y la UNI manifiesta la adhesión de ambas partes a las normas fundamentales de la OIT sobre el trabajo, que se refieren a la libertad de sindicación y el derecho a la negociación colectiva, la discriminación en el trabajo, el trabajo forzoso y el trabajo infantil. Está basado también en otros Convenios y Recomendaciones de la OIT relativos a los salarios mínimos, horas de trabajo, seguridad y salud en el trabajo, libre elección de empleo y no discriminación, es decir, sobre un total de unos 20 Convenios y Recomendaciones de la OIT.