Una escasez de trabajos decentes

Páginas:9-10
RESUMEN

En casi todas las regiones, la gran mayoría de la población se declara insatisfecha con la disponibilidad de puestos de trabajo de calidad (véase el cuadro 1.3). Éstos escasean, sobre todo en la Unión europea, en la que sólo los empleos temporales han registrado un aumento.

 
CONTENIDO
Diciembre 2011, Nº 73 | Artículo de portada | 9
da en el empleo?
Una escasez de trabajos decentes
© M. Crozet/OIT
En casi todas las regiones, la gran mayoría
de la población se declara insatisfecha con
la disponibilidad de puestos de trabajo de
calidad (véase el cuadro 1.3). Éstos escasean,
sobre todo en la Unión Europea, en la que
sólo los empleos temporales han registrado un
aumento.
El descontento con los puestos de trabajo
disponibles alcanza su nivel más elevado
en Europa Central y Oriental y la CEI y en el
África subsahariana, donde supera el 70 y el
80%, respectivamente. En el caso de Oriente
Medio y el norte de África (epicentro de las
recientes agitaciones sociales y políticas), la
insatisfacción con los empleos
disponibles es ligeramente
inferior, y se sitúa en un
60%. Existe una considerable
variación entre países en
esta región. Egipto, Jordania
y Líbano declararon en
2010 que más de tres cuartas
partes de la población se
mostraban descontentas con
la disponibilidad de buenos
puestos de trabajo.
En las economías avanzadas,
el problema resulta
especialmente agudo en
Grecia, Italia, Portugal,
Eslovaquia, Eslovenia y
España, donde más del 70%
de los encuestados refi rieron su descontento
con el mercado laboral.
En las regiones que han seguido una evolución
relativamente positiva desde el comienzo de
la crisis, como el este y el sudeste de Asia y
América Latina, la insatisfacción o descontento
tiende a ser mucho menor. En cualquier caso,
hay excepciones: por ejemplo, en China,
más del 50% de la población declara su
descontento. Del mismo modo, en países de
América Latina y el Caribe, como la República
Dominicana, Ecuador, Haití, Nicaragua y
Uruguay, el grado de insatisfacción con el
mercado de trabajo supera el 60%.
•฀En los dos próximos años serán
necesarios unos 80 millones de
nuevos puestos de trabajo netos para
recuperar las tasas de empleo previas a
la crisis (27 millones en las economías
avanzadas y el resto en los países
emergentes y en desarrollo);
•฀De los 118 países sobre lo que se
dispone de datos, en 69 se registra un
aumento del porcentaje de personas
que dan cuenta de un empeoramiento
de su nivel de vida en 2010 en
comparación con 2006;
•฀Los consultados en la mitad de
los 99 países estudiados señalan
que carecen de confianza en sus
respectivos gobiernos nacionales;
•฀El porcentaje de beneficios corporativos
en el PIB se elevó en un 83% de los
países analizados entre 2000 y 2009.
Sin embargo, la inversión productiva se
estancó a escala mundial en ese mismo
período;
•฀En los países avanzados, el crecimiento
de los beneficios de las empresas no
financieras se tradujo en un incremento
sustancial de los repartos de
dividendos (del 29% de los beneficios
en 2000, al 36% en 2009), y de la
inversión financiera (del 81,2% del
PIB en 1995, al 132,2% en 2007). La
crisis invirtió levemente esta tendencia,
que se recuperó en 2010;
•฀La volatilidad de los precios de los
alimentos se duplicó en el período
de 2006 a 2010 respecto a los cinco
años anteriores, lo que afectó a las
perspectivas de consecución de trabajo
decente en los países en desarrollo.
Los inversores financieros se benefician
más de la volatilidad de precios que los
productores de alimentos, sobre todo en
el caso de los pequeños productores.
OTRAS CONCLUSIONES RELEVANTES DEL INFORME SON:
Fuente: Cálculos del Internacional Institute for Labour Studies, basado en Datos del Gallup World Poll, 2011.
10 | Diciembre 2011, Nº 73 | Artículo de portada