La revolución incompleta: las reformas de Gaviria.

AutorTorres Reina, Danilo
CargoRese

La Revolución Incompleta: las reformas de Gaviria

* Sebastián Edwards y Roberto Steiner

Colombia, Editorial Norma, 2008, 300 pp.

Uno de los temas de mayor discusión en la opinión publica colombiana ha sido el de las reformas políticas, económicas y sociales introducidas por la administración del Presidente César Gaviria (1990-1994). Tal vez el consenso mayoritario al respecto es que ellas transformaron el país y que Colombia fue un país antes y otro después de esas reformas. Han pasado casi dos décadas de este esfuerzo reformista y se hace necesario evaluarlo a la luz de sus resultados, ante todo en la perspectiva de analizar si el país ha logrado el propósito de ser más incluyente en lo político, más moderno y eficiente en lo económico y si ha contribuido a la mejora de las condiciones sociales y de bienestar de la población. El trabajo de los investigadores Sebastián Edwards, profesor de la Universidad de California, y Roberto Steiner, Director de Fedesarrollo, objeto de esta reseña, se orienta en este sentido.

Este tipo de reformas suelen evaluarse desde diferentes perspectivas. Dada su amplitud unos enfoques privilegian la mirada política, otros enfatizan el examen jurídico y en otros predominan la visión económica y social. Algunos trabajos consideran las reformas de manera aislada y otros las analizan en su conjunto. El trabajo de Edwards y Steiner deja parcialmente de lado estos enfoques y propone >, de manera que se puedan >.

Bajo esta orientación de economía política se analiza el conjunto de cambios que desarrolló la administración Gaviria y que incluyeron reforma laboral, comercial, cambiaria, financiera, descentralización fiscal, seguridad social (pensiones y salud) y modificaciones a la política económica introducidas por la constitución de 1991.

Como es de conocimiento, un grupo de países latinoamericanos se comprometió con este tipo de reformas desde los años ochenta y principios de los noventa. Sin embargo, la experiencia colombiana, en opinión de los autores, fue única por cinco razones. Primero, las reformas colombianas no surgieron de una crisis económica; segundo, en este sentido la propuesta del entonces candidato Gaviria fue claramente reformista; tercero, en sus inicios el proceso se caracterizó en su gradualidad, la que se dio en un contexto democrático y, por último, la influencia de los organismos multilaterales fue baja. Compartimos con otros países del continente el notorio papel ejercido por los tecnopolíticos (1), así como la presencia de poderosos grupos de interés. A partir de estas razones, que explican lo singular del proceso colombiano se caracterizan las reformas de Gaviria.

Amplia literatura ha mostrado que programas reformistas de largo alcance tienen como base profundas crisis económicas. Las reformas emprendidas por la mayoría de los países América Latina en los años ochenta y noventa tuvieron como detonador los efectos devastadores de la deuda externa y sus consecuencias se sintetizaron en la denominada >. Para Edwards y Steiner, las reformas emprendidas por la administración Gaviria obedecieron más a factores de orden político y social y menos a variables de tenor económico. De hecho, como lo afirman los autores, Colombia no presentó una profunda crisis económica, no dejó de pagar su deuda externa, su Producto Interno Bruto (PIB) per cápita creció y la...

To continue reading

Request your trial