Resolution No. 43 IACHR. Precautionary Measure No. 678/17 (El Salvador), 27-10-2017

CourtInter-American Comission of Human Rights
Case OutcomeGranted
Respondent StateEl Salvador
Case TypePrecautionary Measures
Resolution Number43
Date27 October 2017



COMISIÓN INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS

RESOLUCIÓN 43/2017


Medida Cautelar No. 678-17

Periodistas de la “Revista Factum” respeto de El Salvador

27 de octubre de 2017


  1. INTRODUCCIÓN


  1. El 15 de septiembre de 2017 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (en lo sucesivo “la Comisión Interamericana”, “la Comisión” o “la CIDH”) recibió una solicitud de medidas cautelares presentadas por Arnau Baulenas Bardia, abogado del Instituto de Derechos Humanos de la Universidad Centroamericana, “José Simeón Cañas” (en adelante “el solicitante”), instando a la CIDH que requiera al Estado de El Salvador (en adelante “el Estado”) la adopción de las medidas de protección necesarias para garantizar la vida e integridad personal de las y los periodistas de la “Revista Factum”, específicamente de Héctor Ricardo Silva Ávalos, Orus Villacorta Aguilar, César Enrique Castro Fagoaga, Bryan Alexander Avelar Rodríguez, Juan José Martínez d’Aubuisson, Ángel Fernando Romero Ortega, María Cidón Kiernan, Salvador Amílcar Meléndez Girón y Gerson Isaí Najera Portillo (en adelante “las personas propuestas beneficiarias”). Según la solicitud, las y los periodistas de la “Revista Factum” estarían siendo objeto de amenazas y hostigamientos por motivo de la publicación de una investigación relacionada con presuntos delitos y violaciones a derechos humanos derivadas de presuntas actuaciones de la fuerza policial.


  1. La Comisión solicitó información a ambas partes el 4 de octubre de 2017. Los solicitantes aportaron información adicional el 11 de octubre de 2017. A la fecha no se ha recibido respuesta del Estado de El Salvador.


  1. Tras analizar los alegatos de hecho y de derecho de las partes, a la luz del contexto específico en que tendrían lugar, la Comisión considera que las y los periodistas de la “Revista Factum” se encuentran prima facie en una situación de gravedad y urgencia, puesto que sus derechos a la vida e integridad personal están en riesgo. En consecuencia, de acuerdo con el Artículo 25 del Reglamento de la CIDH, la Comisión solicita al Estado de El Salvador que: a) Adopte las medidas necesarias para preservar la vida y la integridad personal de las y los periodistas de la “Revista Factum”; b) Adopte las medidas necesarias para que las y los periodistas de la “Revista Factum” puedan desarrollar sus actividades periodísticas, en ejercicio de su derecho a la libertad de expresión, sin ser objeto de actos de intimidación, amenazas y hostigamientos; c) Concierte las medidas a adoptarse con los beneficiarios y sus representantes; y d) Informe sobre las acciones adoptadas a fin de investigar los hechos alegados que dieron lugar a la adopción de la presente medida cautelar y así evitar su repetición.


  1. RESUMEN DE HECHOS Y ARGUMENTOS APORTADOS POR LOS PARTES


        1. Información aportada por el solicitante.


  1. De acuerdo con la solicitud, la “Revista Factum” es una revista electrónica que fue fundada en el año 2014 por los periodistas salvadoreños Héctor Ricardo Silva Ávalos y Orus Villacorta Aguilar. El pasado 22 de agosto de 2017 habrían publicado una investigación titulada “En la intimidad del escuadrón de la muerta de la policía”1, firmada por Bryan Avelar y Juan Martínez d’Aubuisson, la cual estaría relacionada con la Fuerza Especializada de Reacción de El Salvador (FES), la cual habría sido creada en 2016 y conformada por policías y militares. Según lo informado, en la investigación se denunciaron presuntas ejecuciones extrajudiciales, agresiones sexuales contra dos niños y una extorsión, con el señalamiento concreto a policías con su nombre, apellido y número de identificación, así como vehículos oficiales utilizados en los operativos con fechas y lugares exactos de los hechos.


  1. Los solicitantes indicaron que en la investigación además se expone una red de comunicaciones dentro de la policía y la fuerza armada, dedicada a cometer ejecuciones extrajudiciales, donde se incluirían videos, grabaciones de “mensajes de voz” entre presuntos agentes de la FES y enlaces electrónicos a las cuentas de redes sociales utilizadas para identificar a eventuales víctimas de la que denominan “guerra sucia”, su paradero e incluso el comercio de armas entre los agentes implicados.


  1. De acuerdo con el solicitante, tras la publicación de la investigación, las y los periodistas de la “Revista Factum” han sufrido una persecución y un conjunto de hechos violentos que pondrían en riesgo su vida e integridad personal y, en general, el ejercicio de sus labores periodísticas. En primer lugar, el solicitante indicó que el señor Bryan Alexander Avelar Rodríguez, uno de los firmantes en la investigación referida, tuvo que salir del país por motivo de las amenazas recibidas contra su persona. El solicitante informó con posterioridad que el señor Avelar Rodríguez tuvo que retornar al país el 22 de septiembre de 2017 por motivo de no tener la capacidad económica para sostenerse en el extranjero.


  1. Dentro de las presuntas amenazas y ataques recibidos por el señor Avelar Rodríguez, el solicitante indicó que se le ha intentado vincular con organizaciones criminales por parte de sectores afines a la Policía Nacional Civil. De manera específica, el solicitante indicó que el Director de la Academia Nacional de Seguridad Pública señaló en una entrevista televisiva el 8 de septiembre que el beneficiario tenía un hermano “que era pandillero” y que “algunos de los periodistas […] han vivido con pandilleros”. El solicitante informó que el periodista Avelar Rodríguez no tiene hermanos y que “por el clima de violencia que vive El Salvador, […] cualquier persona que se la (sic) pueda relacionar con formar parte de estructuras pandilleriles, corre riesgo”. Las presuntas estigmatizaciones del señor Avelar Rodríguez habrían provocado que la persona que le rentaba la casa donde vivía lo obligara a abandonar la casa, por considerar “que era un peligro para el resto de los inquilinos”.


  1. El solicitante señaló que el 26 de agosto de 2017 cuatro hombres a bordo de un “microbús azul” con placas particulares llegaron a sus oficinas y dos de ellos se bajaron poco después de las dos de la tarde y preguntaron si la sede de la “Revista Factum” se encontraba ahí y si había periodistas adentro. El solicitante indicó que tales personas preguntaron a su vez sobre los horarios de los periodistas, haciéndose pasar por miembros de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDHH). El solicitante indicó que efectivamente, tras comunicarse a la PDDHH a preguntar si habían enviado a alguien, les informaron que no habían enviado a persona alguna.


  1. De acuerdo con el solicitante, el 28 de agosto a las 10:00 horas, dos personas a bordo de un vehículo, quienes se identificaron como “fuentes periodísticas de la policía”, llegaron a la calle donde se encuentran las oficinas de la “Revista Factum” preguntando cuál era el portón de “Factum”. Posteriormente, según la solicitud, a las 10:40 horas un pick up de la Policía Nacional Civil con seis hombres al interior habría estado transitando durante horas frente a las oficinas de “Factum” y algunos de ellos se bajaron del vehículo y preguntaron al vigilante por los periodistas, solicitando acceder a las instalaciones. El mismo día por la tarde, el solicitante señaló que una persona sin identificarse llegó a las oficinas presuntamente con el objeto de entregar “un anónimo” sin embargo, que cuando fue cuestionado por el vigilante decidió irse.


  1. El solicitante señaló que los periodistas de “Factum” han recibido amenazas de forma directa y explicita a través de redes sociales, que diversos medios de prensa han dado seguimiento. Al respecto, el solicitante aportó capturas de pantalla con el siguiente contenido:


      1. Los tengo que ver como Christian Poveda @RevistaFactum @_ElFaro_ MUERTOS EN MANOS DE SUS PROTEGIDOS”;

      2. Así que ustedes entregaron a los camaradas? Esto les va a salir caro marosos de mierda. La justicia les va a pasar factura terroristas y espero tengan la hombría de responder ya que típico de los marosos matar por la espalda”;

      3. (…) Revista al servicio de los maras pero como no si los dueños de ella son mareros. Púdranse malditos la sangre de esos ancianos niños mujeres muertas a manos de ustedes en las calles piden clemencia y un día pagaran”

      4. (...) ¡Después no se quejen cuando la gente destruye vuestras instalaciones! ¡Adiós, perros!”

      5. Deseo factum que un día que un dia losmareros te descuarticen a tus hijos y les (se omite por contenido altamente descriptivo)”

      6. despotricando contra la policía y apoyando las maras, un balazo en la cabeza a necesitan estos periodistas mareros.”


  1. El solicitante manifestó que las amenazas presuntamente han contado con “la tolerancia” de funcionarios estatales, quienes habrían dado las siguientes declaraciones en fechas recientes:


      1. El Presidente de la Asamblea Legislativa, tras la publicación de la investigación habría declarado a ese respecto: “No deja de molestar el actuar de algunas personas protegiendo a estos delincuentes pandilleros, están llevando denuncias hacia elementos de la PNC”;

      2. El Vicepresidente de la República, al ser cuestionado...

To continue reading

Request your trial

VLEX uses login cookies to provide you with a better browsing experience. If you click on 'Accept' or continue browsing this site we consider that you accept our cookie policy. ACCEPT