Dilemas y contradicciones de la politica sudamericana de Brasil bajo los gobiernos de > da Silva (2003-2010).

Autor:Actis, Esteban
Cargo:Ensayo
 
EXTRACTO GRATUITO

Dilemmas and contradictions of Brazilian South American policy under > da Silva administrations (2003-2010)

INTRODUCCION

La literatura especializada sobre politica exterior brasilena (PEB) coincide en senalar que la busqueda de la integracion politica y economica de America del Sur ha sido uno de los objetivos centrales de la accion externa de Brasil desde finales de los anos ochenta a nuestros dias (Hirst, 2006: Vigevani & Ramanzini Jr., 2008; Spektor, 2011; Sennes, 2010). Los cambios en el escenario internacional, una vez finalizada la Guerra Fria, provocaron una transformacion profunda al interior de la PEB en relacion a la actitud con sus vecinos. En ese marco, >, en oposicion a >, ocupo el espacio prioritario en el horizonte estrategico de Brasil. En otras palabras, el limite del contexto contiguo de Brasil se fijo en Venezuela y no en Mexico.

Sin embargo, durante la primera decada del siglo XXI, la politica sudamericana de Brasil se vio afectada por dos nuevos condicionantes domesticos: uno de indole politico/ideacional y otro economico/ material. El primero de ellos se relaciono con el cambio de gobierno, producto de la asuncion, en enero del 2003, del lider del Partido de los Trabajadores (PT), Luiz Inacio > da Silva, como Presidente de Brasil. El electo gobierno incorporo una nueva vision en relacion al vinculo con la region, producto de un contexto regional especifico y de las cosmovisiones propias del nuevo partido de gobierno. La novedad, en materia politica, fue la puesta en marcha de un nuevo enfoque denominado >. Asimismo, en materia economica, se produjo la consolidacion y profundizacion del proceso de internacionalizacion de capitales brasilenos, principalmente a partir de la expansion global de un importante conjunto del empresariado nacional. Asi, el avance de las firmas brasilenas represento, para la nueva administracion, un icono del >; este ultimo aspecto ha significado un objetivo historico de la PEB. En ese marco, America del Sur se convirtio en la principal region receptora de inversion externa brasilena (Cyrino y Tenure, 2010: 23).

En ese nuevo escenario, la politica sudamericana del gobierno de Lula se vio afectada, dado que la interaccion de los dos elementos senalados complejizo las opciones en materia diplomatica. Para el nuevo gobierno, la intencion de compatibilizar ambos objetivos (el de alcanzar simultaneamente la solidaridad con sus vecinos y el desarrollo nacional) estuvo atravesada por distintos acontecimientos que mostraron los limites de la estrategia de Brasilia.

Dicho esto, el presente trabajo tiene como primer objetivo identificar y analizar la contradiccion que tuvo que enfrentar el gobierno del PT en el marco de su politica sudamericana. Asimismo, el segundo objetivo analiza las estrategias de accion aplicadas frente a dicha contradiccion, a la que hemos conceptualizado como capitalizacion de la contradiccion y gestion de la contradiccion. Mientras que la primera estrategia sera ejemplificada con el caso de Venezuela, los casos de Bolivia y Ecuador serviran para ilustrar como el gobierno de Lula intento gestionar de diferentes maneras los dilemas suscitados por los nuevos condicionantes ya mencionados.

  1. ENTRE EL DESARROLLO Y LA SOLIDARIDAD: UN NUEVO CONTEXTO REGIONAL

    El inicio de la primera decada del siglo XXI estuvo signado por muchos cambios en America del Sur. Varios paises experimentaron fuertes crisis politico/institucionales, producto del grave deterioro de las condiciones socioeconomicas que conllevo el denominado > de muchos de los paises de la region (1). La consolidacion de dichas experiencias dio lugar a la tesis de que America del Sur vivia una etapa post-neoliberal (Sader, 2009). Cabe destacar que la gran mayoria de los partidos politicos y movimientos sociales que formaron los nuevos gobiernos habian compartido la resistencia en la decada anterior a las politicas neoliberales. La pertenencia y activa participacion del PT en el Foro de Sao Paulo (2) fue un claro ejemplo de los lazos existente entre dichas fuerzas politicas. La estrecha relacion del PT con el Foro fue visible en la figura de Valter Pomar. Entre 1997 y 2005, el dirigente petista ocupo la tercera vicepresidencia nacional del PT y entre 2005-2009 tuvo a su cargo la Secretaria de Relaciones Internacionales del partido. Paralelamente, en todo ese tiempo, ejercio el cargo de secretario ejecutivo del Foro. A su vez, es menester destacar la existencia de fuertes relaciones interpersonales entre muchos de los nuevos presidentes sudamericanos, producto de su pasada militancia politica.

    De forma paralela, en ese nuevo contexto sudamericano se produce la consolidacion del avance del capital brasileno en su entorno proximo. La experiencia neoliberal contribuyo a la mejora de la competitividad de un conjunto de empresas brasilenas surgidas en el modelo sustitutivo, en el marco de una coyuntura regional propicia para la internacionalizacion (Lopez, 1999), proceso que se profundizo en la primera decada del siglo XXI, en el marco de una nueva estrategia de desarrollo (Actis, 2011). El avance del capital brasileno en la region representaba, a comienzos del nuevo siglo, un claro indicador de las asimetrias economicas entre el gigante sudamericano y sus vecinos.

    No obstante, el particular escenario encontro en el poder a una coalicion de gobierno con una clara ideologia >. Es indudable que el ejercicio del poder economico es mucho mas facil para gobiernos con una ideologia liberal que para aquellos con una tradicion social, sindical y progresista. El PT, al igual que las otras fuerzas de izquierda latinoamericana, habia sido muy critico del comportamiento del empresariado transnacional y de sus efectos. Por ejemplo, en los primeros encuentros del Foro Social Mundial (FSM), desarrollados en Porto Alegre en 2001 y 2002, existio un consenso sobre la > (Gomez, 2004). Para la vision de la izquierda latinoamericana, en particular aquellas experiencias mas criticas del concepto tradicional de desarrollo (3), el avance del capital trasnacionalizado representaba un obstaculo para una nueva vision del desarrollo.

    Mas alla de las distintas intensidades, uno de los aspectos que compartieron las experiencias de gobiernos progresistas en America Latina, inclusive la brasilena, fue el convencimiento de la necesidad de una mayor regulacion de los mercados (Moreira, et al, 2009). Asi pues, para las inversiones extranjeras, el nuevo contexto sudamericano represento una necesidad de adaptacion al clima de la epoca, visiblemente distinto al predominante en los anos noventa.

    Por este motivo, la agenda planteada por el crecimiento de las inversiones brasilenas incorporo nuevos temas a la politica sudamericana. Dados los sectores prioritarios donde se dirigian las inversiones brasilenas (principalmente recursos naturales e infraestructura), dicha agenda fue de naturaleza particularmente compleja. En efecto, en ciertos casos, las inversiones brasilenas se localizaron en sectores sensibles como la energia o servicios basicos, donde el potencial de conflicto con gobiernos de inclinaciones proteccionistas fue significativo (Bouzas et al, 2008: 335).

    Al interior del gobierno de Lula habia conciencia de la complejidad que acarreaba el proceso de internacionalizacion productiva para la politica exterior, en particular para la politica sudamericana. No se trataba solamente de defender los intereses de las empresas brasilenas; otros aspectos debian ser tomados en cuenta ante posibles escenarios de conflictividad. Segun Celso Amorim:

    Brasil esta multinacionalizando su economia. No en el sentido que fue en el pasado, que era solo las multinacionales que entraban aqui. Brasil esta teniendo intereses, porque sus companias se estan tornando multinacionales. Al multinacionalizarse, inevitablemente nosotros vamos a entrar en paises con alguna inestabilidad [...] ?Entonces como hacemos? Tenemos que prepararnos para el largo plazo, y ?como nos preparamos? ?Teniendo una politica de amenazas; haciendo lo que fue hecho en la epoca de Mossadegh en Iran; o por el contrario, desarrollando acuerdos justos que sean percibidos como acuerdos equitativos? No nos vamos a librar del problema, pero podemos evitar muchos de ellos si no defendemos solo los intereses empresariales y podemos ver los intereses nacionales e internacionales de Brasil y, sobre todo, ver a la integracion de America del Sur de manera mas amplia (4). La referencia de Amorim sobre una vision de integracion > hace alusion al rechazo de la tesis que percibe a la integracion unicamente para la maximizacion de los intereses economicos brasilenos. Como ya hemos puntualizado, para el gobiernos del PT, la nocion de integracion tuvo ademas un caracter politico/estrategico. El rol de paymaster, que debia cumplir Brasil para consolidar la integracion sudamericana, se acentuaba aun mas en el contexto del giro de muchos paises hacia experiencias politicas de corte progresista.

    Asi, en la politica sudamericana del gobierno de Lula, desde el inicio de su mandato, existio una tension que se fue haciendo visible con el devenir de los anos. Mientras que en el ambito politico el partido de gobierno compartia lazos de identidad con otras fuerzas y movimientos sociales de la region que alcanzaron el poder, los cuales estaban sustentados en las luchas y reivindicaciones comunes frente a un pasado neoliberal, en terminos materiales la brecha entre Brasil y sus pares regionales era cada vez mayor, producto de la transformacion del primero en un actor emisor de IED. En tanto el primer factor aglutinaba e integraba; el segundo tenia un fuerte potencial de fragmentacion.

    Al complejo contexto regional debe sumarse el nacional. En los primeros anos de gobierno de la coalicion liderada por el PT hubo un cambio en la vision dicotomica, historicamente sostenida por dicho partido, en lo referido a la relacion entre el Estado y el mercado. Si en un pasado el lema fue nacionalizar las empresas extranjeras...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA