Delegación de alto nivel oea/caricom concluye visita a haiti

 
EXTRACTO GRATUITO


Una Delegación de Alto Nivel de la OEA/CARICOM, encabezada por el Ministro de Relaciones Exteriores de Santa Lucía y actual Presidente del Consejo de Relaciones Exteriores y Comunitarias de la CARICOM, Julian Hunte, y el Secretario General Adjunto de la OEA, Luigi Einaudi, visitó Haití los días 19 y 20 de marzo de 2003.

La Delegación de Alto Nivel estuvo formada también por el Ministro de Relaciones Exteriores de Las Bahamas, Frederick Mitchell; el Viceministro Adjunto (asuntos de las Américas) del Departamento de Relaciones Exteriores y Comercio Internacional de Canadá, Embajador Marc Lortie; el enviado especial de los Estados Unidos para Iniciativas del Hemisferio Occidental, Embajador Otto J. Reich; y el Presidente del Consejo Permanente de la OEA, Embajador Víctor Hugo Godoy Morales, de Guatemala. También participaron representantes de Argentina, México y Francia. Estuvieron presentes como observadores representantes del BID, el FMI y el Banco Mundial.

La Delegación de Alto Nivel se reunió con el Presidente Aristide, el Primer Ministro y miembros del Gabinete haitianos. Se realizaron deliberaciones con Convergence Démocratique, la sociedad civil, la Conferencia Episcopal y con Amigos de Haití. La Delegación expresó continuamente su grave preocupación por la situación crítica en materia de seguridad, derechos humanos y contexto socioeconómico imperante en Haití y subrayó que debe ponerse fin a la actual parálisis política. Subrayó repetidamente que “es imperioso que se establezca el Consejo Electoral Provisional (CEP), conforme a lo acordado, para hacer posible la realización de elecciones creíbles en 2003”.

El mensaje de la Delegación ha sido claro: el Gobierno de Haití debe aplicar de inmediato la Resolución 822 de la OEA. Puede adoptar muchas medidas inmediatas para mejorar la seguridad pública y la observancia de los derechos humanos. Estas medidas requieren voluntad política de parte de las autoridades públicas. Tampoco se trata de requisitos nuevos o impuestos externamente; todos ellos son congruentes con los términos de la resolución 822, adoptada en septiembre del año pasado con la aquiescencia del Gobierno haitiano. Las Resoluciones 822 y 806 establecen todo lo que se requiere para poner fin a la crisis política de Haití y para poner en marcha un proceso electoral creíble, libre y justo. Al unirse al consenso en la OEA sobre las resoluciones a través de las cuales se procura resolver la crisis política, el Gobierno haitiano...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA