XXII. España atlántica y mediterránea

Autor:José Manuel Aguilar de Ben
Páginas:91-93
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 91

XXII

ESPAÑA


ATLÁNTICA Y MEDITERRÁNEA

La presidencia española de la UE esta ayudando a identificar la identidad geopolítica española en su nuevo contexto europeo.

Todos sabemos que España junto con Francia son los dos únicos países de la Unión Europea, que son atlánticos y mediterráneos, aunque a los anglosajones les gusta identificar a España solo como un país mediterráneo, y los italianos que solo son mediterráneos, vean más la España mediterránea, que la atlántica.

La Cumbre Euromediterranea de Valencia de la semana pasada, y la preparación de la Cumbre Atlántica EUEE.UU en Washington de esta semana, nos están dando el verdadero perfil actual geopolítico de nuestro atlántismo y de nuestro mediterraneismo.

La Cumbre de Valencia, en el contexto de uno de los mayores momentos de tensión con la crisis de Israel y Palestina, nos ha recordado que si bien hubo una vez en que varias religiones convivieron fructíferamente en el solar ibérico, la identidad nacional forjada hace mas de 500 años bajo la Corona Católica, nunca ha estado exenta de tensiones y guerras. España en la Unión Europea tiene una nueva misión en el mediterráneo, solo condicionada la situación del Reino en el contexto atlántico y en relación con los socios comunitarios.

Esta Cumbre Euromediterránea, dando continuidad a la Declaración de Barcelona, con el Plan de Acción de Valencia, ha intentado sentar unas nuevas bases para las relaciones europeas, lideradas por España, con el resto los países de la ribera mediterránea. El desarrollo económico sostenible de la zona es el objetivo mas allá de la resolución de los problemas de la inmigración, y de fomentar nuevas inversiones con la futura creación de un Banco Europeo del Mediterráneo, como complemento del BEI. Los acuerdos de cooperación bilaterales, como el


29.04.02

Page 92

ahora firmado con Argelia, tendrán que completarse con un diálogo político para ayudar a la democratización de estos estados islámicos, que compense el previsible deterioro de la situación en Oriente medio. Y ahí está la limitación de las relaciones euromediterráneas e hispanomediterráneas. Las relaciones euromediterráneas están condicionadas a las relaciones transatlánticas. Un total apoyo de la UE, y por tanto de España, a las políticas de EE.UU. en el área, harán inviable una mejora de las relaciones Euromediterráneas. Son sin embargo muy loables las iniciativas de la Generalitat Valenciana, de crear una Casa del Mediterráneo, el...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA