XVI. La batalla de barcelona

Autor:José Manuel Aguilar de Ben
Páginas:71-74
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 71

XVI

LA BATALLA DE BARCELONA

La primera gran prueba de la presidencia española de la UE, de este semestre, la va tener el Gobierno esta semana en la Cumbre Europea de Barcelona.

Una prueba triple, en el Consejo Europeo, con el anfitrión catalán y con la contestación ciudadana. En el Consejo Europeo, para conseguir que esta primera gran cita institucional de la Unión desde la puesta en circulación del Euro y el inicio de la Convención, produzca los resultados que evidencien que el proceso iniciado en la Cumbre de Lisboa marcando los objetivos para el 2010, sigue en marcha. Con el anfitrión catalán, para ver si el Gobierno va saber dar a cada cual lo que le corresponde, o no. Y con la contestación, se va a constatar si el Gobierno de España en sus funciones de la presidencia de la Unión, sabe o no, tener modos civilizados europeos en sus relaciones con representantes de la sociedad civil europea y con la ciudadanía participante.

No será una prueba a nivel internacional, por que pese a cumplirse ahora seis meses del 11 de septiembre, la presidencia de la UE, poco parece tener que decir sobre los importantes cambios estratégicos internacionales que se están desarrollando, con Europa como comparsa. Podría ocurrir que la Administración de EE.UU. con sus recientes iniciativas nucleares y comerciales internacionales, robe a la presidencia de la UE, la agenda de esta cita en Barcelona.

En el Consejo Europeo sobre políticas económicas se enfrentan las posiciones de las dos formaciones políticas preeminentes. La representada por España e Italia a la que se suma la del Gobierno laborista británico, que apuesta por las reformas estructurales pendientes con las liberalizaciones en el sector energético de cerca del 60% del mercado eléctrico y del gas, ya analizadas en la Cumbre de Estocolmo, para hacer frente a los desafíos de la competencia global, facilitar las alianzas empresariales intereuropeas y preparar la ampliación de la


12.03.02

Page 72

Unión, con mayor flexibilidad laboral y un mercado único para los servicios financieros, que completen el mercado interior y la moneda única. Y, la posición socialista, encabezada por el eje francoalemán, ambos en año electoral, que quieren la consolidación de la Europa social, y más políticas activas de empleo y movilidad, pero que también resisten abrir más los mercados nacionales a la competencia, queriendo mantener el intervensionismo estatal, es decir gubernamental, para no reducir los...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA