Viabilidad de la empresa cooperativa como una empresa humanista del siglo XXI

Autor:Martha E. Izquierdo Mucino - Reynaldo Robles Cardoso
Páginas:15-31
 
EXTRACTO GRATUITO
15
Viabilidad de la empresa cooperativa
como una empresa humanista del siglo xxi
Martha E. Izquierdo Muciño
Catedrática e Investigadora de la Universidad Autónoma del Estado de México.
adscrita al Sistema Nacional de Investigadores nivel I.
Reynaldo Robles Cardoso
Profesor de Tiempo completo de la Facultad de Derecho de la Universidad
Autónoma del estado de México.
Sumario: I. Introducción. II.Breves antecedentes. III. Aspecto econó-
mico. IV. Identidad Cooperativa. V. Períodos de Consolidación del
cooperativismo. VI. En defensa de la identidad Cooperativa. Resumen.
I. INTRODUCCIÓN
Frente a algunas corrientes de pensamiento que sostienen que el movi-
miento cooperativo está en crisis existen otras corrientes que demuestran
lo contrario pues sostienen que las cooperativas actualmente son vistas como
«opciones modernas» de producción que dan a los miembros un status social
de productores no solo económica sino culturalmente variable, que el capi-
talismo tardío o neoliberal está cambiando y que las formas en que las coo-
perativas se insertan en los mercados, están participando en el mundo de las
mercancías información, dirigidas a grandes nichos de mercado.
Se sostiene que muchas empresas cooperativas podrían aprovechar la
ventaja de que efectivamente trabajen por el bien colectivo de sus miembros,
EL MODELO COOPERATIVO
16
de sus familias y de las comunidades en las que estas estén funcionando pero
olvidando la idea nostálgica de la cooperativa, así como muchas de las ideas
generadas por el movimiento socialista del siglo XVIII.
Consideramos sin embargo que la cooperativa, es una de las pocas formas
viables de hacer que esa nostalgia se convierta en principios prácticos para
la vida cotidiana y para lograr una auténtica redistribución del ingreso local,
pero lo cierto es que se observa una cierta desnaturalización en las organi-
zaciones cooperativas en todas partes del mundo, pues se presencian casos
en los que entidades nacidas al calor de los principios y valores de la coope-
ración, por causas diversas los abandonan y adoptan prácticas que son propias
de las empresas capitalistas. Por otra parte existe el descrédito de la empre-
sa cooperativa producto en muchas ocasiones de políticas gubernamentales,
mala administración o por el abandono de sus principios fundamentales.
Por tanto es indispensable recordar que las normas o los principios coo-
perativos que nos rigen se establecieron por la práctica reiterada a través de
muchos años, probando éxitos y fracasos en los mismos, logrando así con-
solidarse a través de la Alianza Cooperativa Internacional, constituida por
la mayor parte de las asociaciones cooperativas de todo el mundo, quedando
por tanto los principios fundamentales o principios cooperativos como los
únicos capaces de asegurar el buen funcionamiento de este tipo de empresas,
que se distinguen de las demás empresas de otra naturaleza.
De esa forma el movimiento cooperativo y la honradez que conlleva
deberá convertirse en un imperativo, que imponga al individuo la nalidad
social misma y por lo que hace a la lealtad ésta deberá armarse como un
factor esencial para perfeccionar la capacidad de todos y cada uno de sus
componentes.
II. BREVES ANTECEDENTES
En alguna de las conclusiones de la Cumbre Social de Copenhague cele-
brada en el año de 1995, se mencionó la pobreza, el desempleo y la integra-
ción social como los problemas más graves que el mundo había de enfrentar
al nal del segundo milenio.
En la memoria de 1999 se redactó la versión del Director General de la
Organización Internacional del Trabajo (OIT) de la Cumbre social de 1996

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA