Caso Contencioso de Corte Interamericana de Derechos Humanos de 17 de Agosto de 1990. Caso Velásquez Rodríguez Vs. Honduras. Serie C No. 9

Fecha de Resolución:17 de Agosto de 1990
Emisor:Corte Interamericana de Derechos Humanos
Caso:Velásquez Rodríguez Vs. Honduras
Acto:Interpretación de la Sentencia de Reparaciones y Costas
Solicitante:México
 
EXTRACTO GRATUITO

Corte Interamericana de Derechos Humanos

Caso V.R. Vs. Honduras

Sentencia de 17 de agosto de 1990

(Interpretación de la Sentencia de Reparaciones y Costas)

En el caso V.R.,

la Corte Interamericana de Derechos Humanos integrado, en observancia del artículo 54.3 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, por los siguientes jueces:

H.F.-Zamudio, Presidente

Rodolfo E. Piza E., Juez

Pedro Nikken, Juez

Rafael Nieto Navia, Juez

Rigoberto Espinal Irías, J. ad hoc

presente, además,

M.E.V.R., S.

de acuerdo con el artículo 67 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos (en adelante “la Convención” o “la Convención Americana”) y 48 de su Reglamento, dicta el siguiente fallo sobre la solicitud de interpretación de la sentencia de indemnización compensatoria de 21 de julio de 1989 contra el Estado de Honduras (en adelante “Honduras” o “el Gobierno”), presentada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (en adelante “la Comisión”).

I

  1. Por escrito de 29 de septiembre de 1989, recibido en la Corte Interamericana de Derechos Humanos (en adelante “la Corte”) el 2 de octubre siguiente, la Comisión solicitó aclaración de la sentencia sobre indemnización compensatoria en el caso V.R., dictada el día 21 de julio de 1989.

  2. La Comisión invocó los artículos 67 de la Convención y 48 del Reglamento de la Corte (en adelante “el Reglamento”).

  3. En su solicitud la Comisión pide a la Corte que se disponga que a fin de proteger el valor adquisitivo de las sumas que tanto como capital e intereses, surgen del fideicomiso a establecerse a favor de H.R., N.W.Y.H.L.V.G., dicha porción de la indemnización debe ajustarse a un indicador que mantenga su poder adquisitivo.

  4. El 25 de octubre de 1989 la Secretaría, con fundamento en el artículo 48.2 del Reglamento, comunicó al Gobierno la solicitud de la Comisión invitándolo a presentar sus eventuales alegaciones escritas dentro de un plazo de treinta días a partir de la fecha.

  5. El Gobierno, en escrito del 21 de noviembre de 1989, consideró improcedente la solicitud de la Comisión porque, en su opinión, la sentencia es clara y no amerita interpretación y porque aceptarla comportaría una modificación en la sentencia mencionada.

  6. La Comisión presentó el 6 de julio de 1990 un pedido de ampliación de recurso de aclaración de sentencia que se refiere a las consecuencias materiales surgidas del no pago en término, es decir antes del 20 de octubre de 1989, por el Estado hondureño de las indemnizaciones señaladas en la sentencia, lo que ha generado un hecho nuevo que requiere, autoriza y justifica la presente ampliación del recurso de aclaración en este momento.

  7. El escrito de la Comisión fue puesto en conocimiento del Gobierno el 11 de julio de 1990. Se le comunicó, además, que el P. fijó el 10 de agosto de 1990 como fecha límite para recibir las eventuales alegaciones del Gobierno sobre dicho escrito.

  8. Dentro del plazo fijado por el Presidente, el Gobierno presentó sus alegaciones y pidió a la Corte denegar la solicitud de la Comisión.

  9. El Gobierno presentó, el 14 de agosto de 1990, fotocopia del Decreto número 59-90, publicado en La Gaceta de la República de Honduras el 21 de julio de 1990, mediante el cual se autoriza el pago de las indemnizaciones decretadas por la Corte en sus sentencias de 21 de julio de 1989. En su nota de remisión expresó que las sumas no han sido entregadas a sus interesados ya que ellos esperan los resultados de la audiencia pública por celebrarse en esta fecha.

  10. En esa misma fecha la Corte celebró una audiencia pública con el fin de escuchar el parecer de las partes sobre la solicitud de la Comisión.

    Comparecieron ante la Corte

    a) por el Gobierno de Honduras

    Embajador E.S.I., Agente

    b) por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos

    Dra. G.M.C.M. de Russomano, Delegada y Miembro

    Dr. Jorge Seall Sasiain, Delegado.

    II

  11. La Corte, en esta ocasión, se integra con los jueces que intervinieron tanto en el fondo del asunto como en la sentencia de indemnización compensatoria de 21 de julio de 1989, cuya interpretación ha sido solicitada por la Comisión.

  12. Esta integración obedece a lo dispuesto por el artículo 54.3 de la Convención, según el cual los jueces de la Corte deberán seguir interviniendo en los casos de que ya hubieren tomado conocimiento y se encuentren en estado de sentencia. Dicho precepto debe aplicarse también a la decisión sobre interpretación de sentencia a que se refieren los artículos 67 de la Convención y 48 del Reglamento porque, de acuerdo con las reglas generales del derecho procesal, un asunto contencioso no puede considerarse concluido sino hasta que el fallo se cumpla totalmente. Por analogía debe colegirse que han de seguir interviniendo cuando se encuentre en estado de ejecución, más aún cuando esta propia Corte resolvió en su citada sentencia de 21 de julio de 1989 que supervisaría el cumplimiento del pago de la indemnización acordada y sólo después se archivaría el expediente.

  13. El artículo 54.3 de la Convención tiene como antecedentes preceptos similares del Estatuto de la Corte Internacional de Justicia y de la Convención (Europea) para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales. En efecto, el artículo 13.3 del citado Estatuto dispone, en esencia, que después de reemplazados los jueces de la Corte Internacional de Justicia, continuarán conociendo de los casos que hubieren iniciado hasta su terminación, y el artículo 40.6 de la Convención europea establece, en el mismo supuesto, que los jueces de esas Corte seguirán en el conocimiento de los asuntos que ya les habían sido encomendados. De conformidad con el artículo 56 del Reglamento de la misma, [l]a demanda de interpretación será examinada por la Sala que haya pronunciado la sentencia, compuesta si es posible por los mismos jueces...

  14. La Corte es competente para resolver la presente solicitud de interpretación porque el artículo 67 de la Convención dispone:

    El fallo de la Corte será definitivo e inapelable. En caso de desacuerdo sobre el sentido o alcance del fallo, la Corte lo interpretará a solicitud de cualquiera de las partes, siempre que dicha solicitud se presente dentro de los noventa días a partir de la fecha de la notificación del fallo.

    Por su parte, el artículo 48 del Reglamento dice:

    Artículo 48. Demanda de Interpretación de una Sentencia

  15. Las solicitudes de interpretación que pudieren presentarse en los términos del Artículo 67 de la Convención se acompañarán con veinte copias, e indicará con precisión los aspectos de la parte dispositiva de la sentencia cuya interpretación se pida. Se depositará en la Secretaría de la Corte.

  16. El Secretario comunicará la solicitud a las demás partes y, si procediese, a la Comisión, invitándoles a presentar con veinte copias sus eventuales alegaciones escritas en el plazo fijado por el P..

  17. La Corte determinará la naturaleza de los procedimientos.

  18. Cualquier solicitud de interpretación no suspenderá los efectos de la sentencia.

    La Comisión es parte en el caso y presentó su solicitud el 2 de octubre de 1989. Como el fallo fue notificado el 21 de julio de 1989, la solicitud fue presentada dentro del plazo establecido por dicho artículo.

  19. En el escrito de 6 de julio de 1990 la Comisión solicitó a la Corte aceptar un pedido de ampliación de recurso de aclaración de sentencia, basada en un hecho nuevo, como lo sería el retardo del Gobierno en el pago de las indemnizaciones, no conocido cuando se presentó la primera solicitud. Como la Corte acudirá a otros principios para resolver lo pertinente, no encuentra necesario pronunciarse ahora sobre la posibilidad de ampliar una solicitud a la cual la Convención fija un término perentorio, ni sobre la doctrina del hecho nuevo que se aplica en otros tribunales.

    III

  20. En su sentencia de 21 de julio de 1989, la Corte

    por unanimidad

  21. Fija en setecientos cincuenta mil lempiras la indemnización compensatoria que el Estado de Honduras debe pagar a los familiares de Á.M.V.R..

    por unanimidad

  22. Decide que la cantidad correspondiente a la cónyuge de Á.M.V.R. será de ciento ochenta y siete mil quinientos lempiras.

    por unanimidad

  23. Decide que la cantidad correspondiente a los hijos de Á.M.V.R. será de quinientos sesenta y dos mil quinientos lempiras.

    por unanimidad

  24. Ordena que la forma y modalidades de pago de la indemnización serán las especificadas en los párrafos 57 y 58 de esta sentencia.

    por unanimidad

  25. Resuelve que supervisará el...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA