VÁZQUEZ RODRÍGUEZ, B., La responsabilidad de proteger: Entre imperativo moral y norma jurídica, Oviedo, Ediciones de la Universidad de Oviedo, 2017, 390 pp.

Autor:Angel Sánchez Legido
Cargo:Universidad de Castilla-La Mancha
Páginas:1-3
 
EXTRACTO GRATUITO
www.reei.org
DOI: 10.17103/reei.34.28
VÁZQUEZ RODRÍGUEZ, B., La responsabilidad de proteger: Entre imperativo
moral y norma jurídica, Oviedo, Ediciones de la Universidad de Oviedo, 2017, 390
pp.
Hace ya más de dos lustros que en un foro especialmente representativo y al máximo
nivel -la Cumbre Mundial 2005 (CM 2005)- se proclamó un principio llamado a
cambiar las bases conceptuales sobre las que la Comunidad Internacional debía articular
la respuesta frente a las situaciones más graves de violación de los derechos humanos.
Aunque en una versión lite, suavizada o edulcorada respecto a la defendida unos años
antes por la Comisión Internacional sobre Intervención y Soberanía de los Estados
(CIISE), la Responsabilidad de Proteger (R2P en su ingeniosa sigla en inglés) trataba de
ofrecer una propuesta susceptible de aceptación general sobre la forma de encajar dos
de las grandes placas tectónicas sobre las que se asienta el Derecho Internacional
Contemporáneo. La idea consistía en reformular la vieja y polémica noción de la
intervención humanitaria para, incidiendo en una nueva concepción de la soberanía
fundamentada en el servicio al bienestar de la población (soberanía responsable) y en un
concepto de seguridad superador de las viejas aproximaciones estatalistas (seguridad
humana), poder avanzar en la respuesta colectiva insistiendo en su carácter de
responsabilidad subsidiaria, centrada en la dimensión preventiva y sometida a
contrapesos para impedir el empleo abusivo del pretexto humanitario con otros fines.
Puede que la contribución cuyo comentario es objeto de estas líneas represente el más
amplio y ambicioso intento de análisis de la Responsabilidad de Proteger en nuestra
doctrina. Es cierto que no son pocas las contribuciones que entre nosotros han abordado
con rigor y buen criterio los antecedentes representados por la llamada intervención
humanitaria, el proceso de afirmación del nuevo principio, así como sus primeros casos
de aplicación u omisión al hilo de los más notorios conflictos internacionales de los
últimos años. Sin embargo, faltaba quizá un examen de conjunto que, sin perjuicio de
refrescar y matizar ideas sobre los orígenes remotos y próximos de un principio
formulado como concepto político con ánimo transformador, incidiera de manera
sistemática y exhaustiva en un análisis de la práctica a fin de ofrecer un balance,
siquiera provisional, sobre su impacto en la realidad.
Al servicio de ese objetivo, la obra se estructura en cinco capítulos, dedicados los dos
primeros al estudio de la conformación teórica del principio y los tres restantes a su
aplicación y desarrollo en la práctica. El capítulo primero representa una incursión en
los antecedentes históricos de la Responsabilidad de Proteger. En él, junto a la
acostumbrada delimitación conceptual y el deslinde entre la llamada intervención
humanitaria y otras nociones próximas como la intervención a favor de nacionales, no
sólo se cuestiona el encaje en dicha noción de ciertos precedentes que más bien
merecerían ser calificados de intervenciones en favor de correligionarios, sino que se
corrobora lo fundado de los grandes problemas que han acompañado a la institución: la
pasividad de la Comunidad internacional ante situaciones que reclamaban una
respuesta, de una parte, y su invocación espuria como justificación de intervenciones
alejadas del móvil humanitario, de otra.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA