El recurrente valor geopolitico de Macao: 1557--Diciembre 20, 1999-2049: relaciones entre América Latina y China a través de Macao. naturaleza de la recurrencia geopolitica.

Autor:de Hoyos, Rub

El día 20 del mes de Diciembre de 1999, Macao cambió su condición de Provincia Portuguesa de Ultramar (así como Hong Kong dejaría de ser colonia británica) para entrar en un estado de cuasi-limbo-político y a un > por cincuenta años. El pragmatismo político de chinos, británicos y portugueses coincidieron en hacer de las dos ex-colonias: Hong Kong y Macao dos Regiones Administrativas Especiales, o Special Administrative Regions, (SAR). ¿Cual será la función de Macao (y de Hong Kong) dentro de. los grandes esquemas de la política exterior de la República Popular China en este medio siglo inmediato? China está entrando a la antesala de los próximos liderazgos mundiales, en esa ascensión ¿qué función le tendría asignada a los dos antiguos enclaves coloniales que ya no lo son? Mientras tanto, la situación genera la recurrencia de los valores geopolíticos de lugares como los señalados. Especialmente, Macao, tiene la potencialidad de tranformarse en un puente hacia América Latina, con la cual comparte un >: la > infusa por casi cinco siglos de presencia portuguesa, de una manera que no encuentra paralelo con ninguna otra parte de China o de Asia.

**********

Macao comenzó a tener un valor geopolítico superior a su propia realidad política exactamente 53 años antes de que comenzara a existir (1557), circunstancia que no fue aprecia da en ese momento. Esta situación fue determinada por el Tratado de Tordesillas (1493-1494): un Sumo Pontífice y dos Reyes Católicos murieron antes de poder advertirlo, o de que se hiciera visible lo que vendría a ser una recurrente condición geopolítica natural de Macao.

Porque la originalísima polity de Macao, en sus 443 años de existencia como dependencia de Portugal o después de haber sido devuelta al seno de China el 20 de diciembre de 1999, siempre parece habérselas ingeniado para establecer distintos grados de calculada independencia de los gobiernos chinos del momento, ya fuesen locales o ya monarquías personales absolutas o repúblicas populares. (Aun del propio Portugal, del que se enorgullecía en ser >, 1582). E incluso en el momento mismo (1840) en que Macao comenzó a ser superada por la rápida ascensión de su vecino Hong Kong, Portugal se las ingenió para promover que tuviera una mayor independencia del gobierno chino. (1)

Portugal, tal vez consciente de su propia decadencia, y aprovechando la debilidad de la dinastía Qing (Manchu), consiguió también que Macao fuese reconocida como región autónoma dentro de China, exactamente como los ingleses lo lograban para Hong Kong tras imponerse después en la Primera Guerra del Opio (Tratado de Nanking, 1842).

¿Otra manifestación más de la intrínseca habilidad de Macao para crear su propia burbuja geopolítica, protegerse en ella y medrar en el proceso?

Macao nació desvalida entre fuerzas superiores y sujetas a distintos grados de poder, desde el mandarinato local al imperial, y tuvo que abrirse camino entre potencias europeas recién llegadas, que comenzaban a interesarse por el área, desde Portugal a Holanda, desde España a Inglaterra.

Entre rivales armados, Macao trató de no ser vista como un rival más, sin dejarse dominar por las >. Buscó siempre barajarlas en su propio beneficio y el de los demás por la irrefutable evidencia de hacerse necesaria a todas las partes.

Desde un comienzo se hizo > a los mandarines locales para comunicarse con los mercaderes extranjeros que buscaban negociar con Cantón y se hizo imprescindible para los extranjeros que deseaban entenderse con los de China. Sin duda impulsada por la necesidad, en Macao fue desarrollándose un idioma de conveniencia que ni era portugués académico ni chino castizo, pero que comenzó a usarse complementado con vocablos de otros inmigrantes para que se entendieran todos en las necesidades del convivir. Se llamó patoa y cumplió con su función durante siglos.

El 20 de diciembre de 1999, Macao, cambió su condición de provincia portuguesa de ultramar (como Hong Kong dejaria en su momento de ser colonia británica) para entrar en un estado de cuasilimbo político y en un > que duraría cincuenta anos. El pragmatismo político de chinos, británicos y portugueses logró que las dos ex-colonias, Hong Kong y Macao fueran dos Regiones Administrativas Especiales o Special Administrative Regions (SAR), todo ello regulado por un principio que para muchos suena a contradicción intrínseca: en un mismo país, dos sistemas distintos. Algo así como una única realidad política nacional: la China en que operan simultáneamente dos sistemas económicos dogmáticamente incompatibles, el > y el capitalismo basado en la >. Esta realidad se mantendría por medio siglo (concesión a los ortodoxos inflexibles) pero > (concesión a los mas inflexibles liberales) (2).

Cabe preguntarse cuál será la función de Macao (y de Hong Kong) dentro de los grandes esquemas de la política exterior de la Republica Popular China en este medio siglo, en particular cuando es evidente que coincide con una China que está entrando a la antesala de los liderazgos mundiales. Al parecer, solo queda determinar el cuándo y el cómo de un momento que muchos estiman irreversible. Cabe preguntarse también qué función le ten dría asignada China a los dos antiguos enclaves coloniales que ya no lo son.

A partir de 1950, con la intervención de las Naciones Unidas (Comité de Descolonización) unos setenta territorios ocupados por presencias imperiales, fueron devueltos a sus nuevos/antiguos poseedores con un mínimo de conflicto. En el caso de Macao hasta hubo dos tentativas por parte de nuevos gobiernos portugueses liberales de devolverlo a China, pero esta difirió el momento. ?Cuáles pudieron ser las razones por las cuales China llegó a aceptar la devolución de Hong Kong y de Macao a fines del siglo pasado en condiciones tan especiales?

Tanto a Macao como a Hong Kong se les ha permitido generosamente conservar, dentro de ciertos límites, sus lenguas > (portugués e inglés) e incluso sus sistemas legales de comercio. En otros países y bajo distintas circunstancias, hacer de una lengua una prioridad equivaldría a reconocer niveles de soberanía por lo común >. En la India, por ejemplo, con casi 20 lenguas >, por muchos años el único idioma oficial fue el del conquistador: el inglés.

Sin embargo, en Macao son lenguas oficiales el portugués y el chino tal como en Hong Kong lo son el inglés y el chino. El inglés y el portugués son hablados en sus respectivas jurisdicciones por minorías de las cuales puede decirse con certeza que son más influyentes de lo que sugerirían las cifras. En Macao menos de un punto porcentual (0,07%) habla portugués, pese a lo cual podría afirmarse que los que miembros de la élite rectora (cultural, financiera y/o política) entienden perfectamente el portugués. En el caso de Hong Kong sucede otro tanto con el inglés.

En estos cincuenta años ¿cuál habrá de ser la política exterior de China hacia el resto del mundo y particularmente hacia América Latina? Y en ella ¿cuál será el rol estratégico que corresponde a Macao? ¿Podría Macao conservar su tradicional alto valor geopolítico? Ese rasgo de > que la larga asociación con Portugal le ha impreso bastará para ayudar a China a profundizar una relación con América Latina?

A comienzos del siglo veintiuno se observa una redefinición de valores y posiciones internacionales. Es muy variable que uno de los conceptos más examinados sea el de la redemocratización internacional. (¿No fue esa > contraída por unos y otros en la Segunda Guerra Mundial?). En otros términos: ¿hasta qué punto podrá llevarse a cabo dicha democratización ignorando la propia democracia, al parecer nominal mente triunfante?

Un ejemplo no tan remoto: el concepto de > (la famosa > de la Revolución Francesa) equivalente al fin de la esclavitud entre los seres humanos. En su tiempo, una vez aceptada intelectualmente, la idea de >, terminó por cambiar tácticamente los derechos, las obligaciones, las relaciones entre clases e incluso sus grados de interdependencia.

¿Cuál vendrá a ser en última instancia la influencia política de China en este próximo reajuste >? Sin ignorar sus intereses mundiales ¿cuáles serán sus objetivos emergentes, específicamente en América Latina? ¿Cómo se comportará China con las instituciones regionales políticas y económicas de América Latina? ¿Con la Organización de los Estados Americanos, con la Asociación de Libre Comercio, con el Mercosur, entre otras?

Dado que doce de la veintena de naciones que reconocen diplomáticamente a la provincia > de Taiwán, están en América Latina ¿cuál será la política que aplicará China en su relación con esas naciones latinoamericanas?

China ciertamente ha intensificado ya la búsqueda de clientes y mercados para colocar sus productos en América Latina y adquirir los recursos primarios necesarios. Esto parece haber reemplazado la selección exclusiva de posibles aliados dogmáticos (al estilo que una vez colorearon las relaciones con la Cuba socialista de Fidel Castro).

Y aun así ¿cómo evolucionará esta política exterior de China en vista de la previsible afloración de nuevos tipos de gobiernos en América Latina, que parecen seguir una línea mal representada por la denominación: >? (¿izquierda de qué?, ¿o de quién?, ¿cuándo?).

Finalmente, determinar si en el esquema de la política exterior de la República Popular China, conservará Macao sus características tradicionales de adaptación al cambio geopolítico? ¿Ante quiénes, cómo y hasta cuándo? A ello se dedicará la segunda parte del presente trabajo.

En la primera parte se examinará cómo se generan el destino y las recurrentes características geopolíticas de Macao, al parecer aun antes de que naciera en 1557.

PRIMERA PARTE

MACAO COMO FACTOR GEOPOLÍTICO A NIVEL MUNDIAL, INCLUSO ANTES DE SER CREADA

Macao terminó de consolidarse como fundación urbana recién en 1557, dejando de ser un par de > colindantes con villorrios de pescadores chinos más o menos localizados a la salida del ancho delta del Río de la Perla, en...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba