Tráfico ilícito de migrantes y operación Sophia: ¿podría aplicarse de nuevo la responsabilidad de proteger en Libia?

AutorAndrea Cocchini
CargoProfesor ayudante doctor de Derecho internacional público y Relaciones internacionales en la Universidad de Navarra
Páginas255-280
www.reei.org
DOI: 10.17103/reei.35.08
TRÁFICO ILÍCITO DE MIGRANTES Y OPERACIÓN
SOPHIA: ¿PODRÍA APLICARSE DE NUEVO LA
RESPONSABILIDAD DE PROTEGER EN LIBIA?
MIGRANTS SMUGGLING AND OPERATION SOPHIA:
COULD THE RESPONSIBILITY TO PROTECT RETURN TO
LYBIA?
Andrea Cocchini
Sumario: I. INTRODUCCIÓN. II. LA MISIÓN Y EL MANDATO DE LA OPERACIÓN
SOPHIA. III. LAS C AUSAS DEL BLOQUEO DE LA OPERACIÓN SOPHIA: LA
RESOLUCIÓN 2240 (2015) DEL CONSEJO DE SEGURIDAD Y LA FALTA DE
CONSENTIMIENTO POR PARTE DE LIBIA. IV. LOS RESULTADOS CONSEGUIDOS
HASTA AHORA POR LA OPERACIÓN SOPHIA. V. EL PRINCIPIO DE LA
RESPONSABILIDAD DE PROTEGER COMO HERRAMIENTA JURÍDICA PARA
DESENCALLAR LA OPERACIÓN SOPHIA. VI. LA RESOLUCIÓN 2240 (2015) DEJA
UN MARGEN DE ESPERANZA PARA UNA FUTURA AUTORIZACIÓN DEL CONSEJO
DE SEGURIDAD. VII. CONCLUSIONES
RESUMEN: Después de la caída del régimen del coronel Gadafi en 20 11, el Estado libio (o lo que queda de
él) ha perdido el control de sus co nfines meridionales y de las zonas costeras del norte. Este descontrol
favorece el tráfico ilícito de migrantes subsaharianos y la trata de personas por el territorio de Libia con
rumbo a la UE a través del Me diterráneo central meridional. Para frenar este fenómeno, el Consejo de la
UE adoptó la Decisión (PESC) 2015/778 que instituye la operación EUNAVFOR MED Sophia. Esta, sin
embargo, está paralizada en una fase que le impide realizar sus objetivos originarios, debido a la ausencia
del consentimiento libio o, en alternativa, de una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU para su
ampliación a las fases sucesivas. Para desbloquearla, se p ropone desempolvar la ya olvidada noción de
responsabilidad de proteger que, respaldada por la teoría de las autorizaciones retroactivas del Consejo de
Seguridad de la ONU, permitiría seguir con la operación Sophia dentro del marco jurídico del Derecho
internacional vigente.
ABSTRACT: Libyan internal conflict after Gaddafi’s fall makes it impossible to control over its southern land
borders and the coastal ones in the north of the country. This lack of control facilitates irregular migrations
from sub-Saharan Africa to Libya and from there to the EU, through the southern central Med iterranean.
In order to stop migrants smuggling, the EU Council adopted Decision (CFSP) 2015/778 which is
developing the operation Sophia. This operation, however, is ja mmed in a phase that prevents it from
Fecha de recepción del original: 20 de abril de 2018. Fecha de aceptación de la versión final: 25 de mayo
de 2018.
Profesor ayudante doctor de Derecho internacional público y Relaciones internacionales en la Universidad
de Navarra (acocchini@unav.es).
[35] REVISTA ELECTRÓNICA DE ESTUDIOS INTERNACIONALES (2018)
- 2 -
DOI: 10.17103/reei.35.08
achieving its objectives due to the a bsence of Libya’s consent or UN Security Council resolution allowing
its extension to the following phases . To unlock it, this paper suggests to restore the already forgotten
principle of the responsibility to protect which, backed by the theory of UN Security Counc il retroactive
authorizations, would allow the operation to continue within the international legal framework.
PALABRAS CLAVE: operación Sophia, responsabilidad de proteger, autorización retroactiva, tráfico ilícito
de migrantes, Decisión (PESC) 2015/778, Resolución 2240 (2015)
KEYWORDS: operation Sophia, responsibility to protect, retroactive authorization, migrants smuggling,
Council Decision (CFSP) 2015/778, UN Security Council Resolution 2240 (2015)
I. INTRODUCCIÓN
Tras la operación Protector unificado, desplegada por la OTAN en 2011 en Libia, el país
sigue inmerso en una guerra civil en donde se enfrentan las fuerzas leales a los distintos
gobiernos existentes y las muchas milicias locales que abundan en el territorio. Las
divisiones políticas son tan hondas que el Estado libio está dividido en dos Gobiernos y
tres centros de poder que se reparten el control territorial
1
. La inestabilidad institucional
y la partición del territorio en distintas zonas de influencia han provocado la pérdida del
control sobre las fronteras terrestres y marítimas, favoreciendo la proliferación de
numerosas redes criminales dedicadas al tráfico de migrantes hacia la Unión Europea
(UE)
2
. Libia se ha convertido así en el principal punto de partida de las personas que
buscan protección internacional o mejores condiciones de vida en la UE y el Mediterráneo
central meridional en la ruta migratoria más mortífera al mundo
3
. Tras una serie de graves
naufragios
4
y el aumento de inmigrantes en territorio europeo a través de esta ruta
marítima
5
, el Consejo de la UE adoptó, en mayo de 2015, la Decisión (PESC) 2015/778
relativa a una operación militar de la UE en el Mediterráneo central meridional,
denominada EUNAVFOR MED y luego Sophia. Con ella, se autoriza una operación de
gestión de crisis, en el ámbito de la Política Común de Seguridad y Defensa (PCSD), para
desarticular el modelo de negocio de las redes de tráfico ilícito y trata de personas en el
1
FUENTE COBO, I., «Libia, la guerra del General Jalifa Haftar», Instituto Español de Estudios
Estratégicos, Documento de Análisis, n. 70, 2017, p. 12.
2
JOIN (2017) 4 final, Comunicación conjunta al Parlamento Europeo, el Consejo Europeo y el Consejo,
Migración en la ruta del Mediterráneo central gestionar los flujos, salvar vidas en el mar, p. 2.
3
IOM, Fatal Journey s: Improving Data on Missing Migrants, vol. 3, part 2 , p. 102, disponible en:
https://publications.iom.int/system/files/pdf/fatal_journeys_3_part2.pdf; FRONTEX, Annual Risk Analysis
2015, disponible en: https://publications.iom.int/system/files/pdf/fatal_journeys_3_part2.pdf
4
En el solo mes de abril de 2015, antes que la UE decidiera emprender la operación Sophia, murieron en
el Mediterráneo central meridional 1.222 personas. Ver:
https://missingmigrants.iom.int/region/mediterranean (ultimo acceso: 8 d e enero de 2018)
5
En 2014, resulta que 170. 664 personas cruzaron ilegalmente las fronteras e n el Mediterráneo central
meridional, mientras que, durante el año anterior, habían sido 40.000. En 2015, se registraron 153.946
travesías ilegales de fronteras en ese mismo tramo de mar. Ver: http://frontex.europa.eu/trends-and-
routes/central-mediterranean-route/ (ultimo acceso: 11 de enero de 2018)

To continue reading

Request your trial