Trabajar a 1.700ºC

Páginas:26-30
 
CONTENIDO

Page 26

En todo el mundo, casi siete millones de personas trabajan en la producción metalúrgica básica. El sector del hierro y el acero, por si sólo, representa en torno al 75 % del total. Sin embargo, el sector es vulnerable a las fluctuaciones cíclicas, las recientes fusiones y adquisiciones y al exceso de producción. A pesar de la subida de los precios de las materias primas y el repunte del sector desde 2001/2002 (auspiciado en gran parte por la demanda en Asia, y en particular, en China), el empleo en los principales países productores de acero sigue estancado.

Marcel Crozet, fotógrafo de la OIT, visitó recientemente una acería tradicional en Alejandría, Egipto. La planta produce acero largo y plano de alta calidad para su uso en una amplia gama de aplicaciones finales,y emplea a más de 2.000 trabajadores cualificados.

Page 27

Los trabajadores del acero están orgullosos de su profesión. La industria es uno de los pilares de la sociedad industrial moderna a pesar de las críticas sobre el elevado consumo de energía y las emisiones de dióxido de carbón.

Page 28

Las temperaturas extremas, un entorno hostil y productos que generan un calor asfixiante son sólo algunos de los retos que soportan los trabajadores en el proceso de fabricación del acero. A lo largo de los años se han mejorado considerablemente los métodos de producción, pero incluso en las fábricas modernas, el reto de manejar un líquido increíblemente caliente y pesado de forma controlable exige mucha maquinaria y mano de obra.

Page 29

La acería cuenta con su propio cuerpo de bomberos, lo que permite una intervención rápida en cualquier emergencia.

Page 30

La salud y la seguridad en el trabajo sigue siendo uno de los principales retos en el sector. En comparación con otras industrias manufactureras, el riesgo de lesiones graves es, en general, superior en la producción metalúrgica básica, debido a la presencia de metal fundido, sustancias químicas tóxicas y subproductos. Por esta razón, la OIT ha prestado especial atención a ayudar a todos los miembros del sector, con el fin de mejorar sus historiales de salud y seguridad mediante la elaboración de códigos de práctica en esta materia en el ámbito de la producción de metales no ferrosos, así como de hierro y de acero.