The Construction of a Humanized International Law.

Autor:Infante Caffi, Maria Teresa
Cargo:Resena de libro
 
EXTRACTO GRATUITO

Antonio A. Cangado Trindade. Prefacio de Dean Spielmann e Introduccion General de Andrew Drzemezewski. Leiden: Brill Nijhoff, 2015. 1.876 paginas.

La Obra:

Bajo el titulo The Construction of a Humanized International Law, la serie titulada "The Judges", de Brill Nijhoff, ha publicado el sexto volumen de opiniones de jueces contemporaneos destacados, seleccionadas por un comite especial. El autor de estas opiniones y votos concurrentes o razonados entre 1991 y 2013, es el profesor y juez Antonio Augusto Cangado Trindade, quien ha integrado la Corte Interamericana de Derechos Humanos y actualmente es miembro de la Corte Internacional de Justicia. En 25 anos de integracion de tribunales internacionales, sus escritos han dejado un sello doctrinario y personal. Al participar en dos tribunales de competencias distintas, la voz de Cangado Trindade los presenta a traves de elementos comunes, teniendo como centro de referencia su funcion primordial, la cual es aplicar el derecho internacional a casos concretos. Ello, en la perspectiva del juez, consiste en buscar la humanidad y la persona humana detras del Estado como sujeto de derecho y de obligaciones.

En un voto concurrente sobre la Opinion Consultiva No 15 relativa a los Informes de la Comision Interamericana de Derechos Humanos (Art. 51 Convencion Americana sobre Derechos Humanos (1997) (1), explica justamente como la jurisprudencia de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) puede servir en el ejercicio de competencias por la otra. La materia en que se planteo la pregunta tenia interes, ademas, por cuanto el Estado que habia solicitado la Opinion Consultiva, habia retirado posteriormente su peticion.

Las decisiones judiciales se exponen a la lectura de tal forma que es posible apreciar no solo los claroscuros y las disidencias propias de su adopcion, sino tambien una manera de ver el derecho internacional, tanto por el juez, como por el profesor. Son 34 capitulos, 20 dedicados a la Corte Interamericana y 14 a la Corte Internacional de Justicia, cada uno agrupando textos bajo un titulo indicativo de la linea de pensamiento medular que los une.

El oficio del juez:

Candado Trindade inicio su carrera internacional con el tema del agotamiento de los recursos internos, materia que retorna en esta obra en una opinion de 1991 (2). Al abordar la excepcion presentada por un Estado, el juez (ad hoc) razona si aquel puede hacerla valer dos veces, primero ante la Comision y luego ante la Corte, desechando tal posibilidad sobre la base de los principios de buena fe, estoppel y la igualdad de medios entre la victima y el demandado.

Poco mas de 20 anos despues de iniciar su carrera como juez ad hoc en San Jose, Candado Trindade emite una opinion disidente en la Corte de La Haya, en el caso Application of the International Convention on the Elimination of All Forms of Racial Discrimination (Georgia versus Russian Federation, Preliminary Objections, 01.04.2011). Alli, el juez expone la historia de las disposiciones del Estatuto de la Corte Internacional de Justicia para reafirmar la valoracion de la jurisdiccion obligatoria en el sistema de proteccion de derechos humanos. Esta vez, al amparo de la clausula compromisoria (clausula petrea en palabras del autor), se abordan los supuestos de los tratados sobre derechos humanos como instrumentos vivos. La opinion disidente del juez Alejandro Alvarez, en el caso de la Anglo-Iranian Oil Company (Preliminary Objections, Judgment of 22.07.1952) aporta una cita para reforzar la idea anterior, que apunta finalmente a una interpretacion de los tratados conforme a su espiritu. (3)

Las opiniones contenidas en esta obra muestran una nitida linea de pensamiento, basada en la relacion entre conciencia y derecho, que siempre situa el fenomeno juridico desde la perspectiva de la persona humana como titular de derechos. La teoria supone que la soberania del Estado, definida como potestad suprema, cede en favor de la solidaridad hacia y con el individuo y sus avatares (4). De ahi se sustenta el derecho de peticion (diferente del derecho a peticion) (5), una de las piedras angulares de los regimenes de proteccion de los derechos humanos y que en el Sistema Interamericano se reconoce, sin necesidad de aceptacion expresa de los Estados, para acceder a la Comision Interamericana de Derechos Humanos (que preexistio a la Corte), lo que recoge la Convencion Americana de Derechos Humanos (Art. 44). Esa prerrogativa sirve ahora de antecedente a la participacion del peticionario en el proceso ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (locus standi in juicio), en calidad de titular de derechos, como fuera admitida en el Reglamento de la Corte desde 2000.

En La Reconstruccion del Derecho de Gentes--El Nuevo Orden y la Renovacion Social de Alejandro Alvarez y el Tratado de Direito Internacional Publico, de H. Accioly, distinguidos juristas latinoamericanos, el juez Candado Trindade encuentra claras demostraciones de la historica importancia de la personalidad juridica del individuo. De ahi surgen preguntas: ?son los derechos otorgados por el Estado o son ellos reconocidos por el Estado? ?Donde esta la verdad en las respuestas que se postulan?

Los tratados sobre derechos humanos como fuente del derecho:

Las Convenciones fundacionales de los grandes sistemas regionales constituyen una fuente para articular una vision integral del derecho de la persona humana, sea a traves de obligaciones erga omnes que incumben a todo Estado, o porque tales obligaciones pesan tambien en las relaciones interindividuales. Es la tesis que estructura la Opinion Consultiva de la Corte Interamericana de Derechos Humanos sobre la Condicion Juridica y Derechos Humanos del Nino. Opinion Consultiva OC-17/02 del 28 de agosto de 2002.

Una extensa explicacion acerca de las particularidades de los convenios sobre derechos humanos, especialmente aquellos que remiten la aplicacion de sus normas a un tribunal especializado, puede leerse en el voto concurrente en el caso Caesar Vs. Trinidad y Tobago. Fondo, Reparaciones y Costas. Sentencia 11 de marzo 2005. En su voto, Cangado Trindade (6) formula un severa critica al regimen de reservas a esos convenios y observa una convergencia en las aproximaciones de las Cortes Europea y la Interamericana respecto del tema.

La lectura de la obra va mostrando un conjunto de opiniones a partir de las cuales se desprende un razonamiento que tiene su eje en la perspectiva de la especificidad del derecho de los derechos humanos; asi se recoge en el caso de la prohibicion de las autoamnistias (7) y la constante reflexion acerca de las limitaciones temporales a la competencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos y su influencia en la caracterizacion de ciertas conductas (8). Sobre este enfoque, es tambien oportuno mencionar la relacion (juridica) que el juez postula entre la proteccion judicial (acceso a la justicia, art. 25 de la Convencion Americana) y las garantias juridicas (art. 8 de la Convencion Americana), en cuanto ellas aportan un enfoque unitario al concepto del debido proceso juridico, conforme a una interpretacion teleologica de ese instrumento (9).

Este enfoque se refleja al analizar la administracion de territorios bajo la tutela de las Naciones Unidas y su relacion con la poblacion alli existente (pueblos en ultimo termino), que tambien se ha planteado en el trabajo en la Corte Internacional de Justicia. Al abordar la Declaracion de Independencia de Kosovo (2010) (10), toma nota que una serie de organos de las Naciones Unidas habian expresado preocupacion por la crisis humanitaria prevaleciente. Con ese telon de fondo, el juez expone que la cuestion relativa a la legalidad de la declaracion de independencia emerge como un eslabon en la cadena de acontecimientos, en los cuales el no cuestionamiento de la legalidad no es sino un hecho indisolublemente unido a la crisis humanitaria que habia prevalecido...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA