La sólida recuperación de la ASEAN afronta retos

RESUMEN

Los países de la ASEAN se han recuperado notablemente de la crisis económica mundial, y muchos registran ya niveles de crecimiento económico equivalentes a los observados antes de la crisis. Sin embargo, se enfrentan a retos fundamentales, entre los que figura el reequilibrio del crecimiento, la mejora de las cualificaciones de los trabajadores, la regeneración del empleo y, de manera primordial, la aceleración de la productividad para competir con India y China, según se refiere en un nuevo informe de la OIT.

 
CONTENIDO

Tendencias laborales y sociales en ASEAN 2010: sostener la recuperación y el desarrollo or medio del trabajo decente, es un estudio preparado para la 2ª Conferencia sobre Recursos Humanos en ASEAN celebrada en Hanoi, Vietnam, el martes 25 de mayo. El informe concluye que, aunque el efecto de la crisis fue intenso, la región se recupera mejor que lo que muchos predijeron, y se prevé que alcance un crecimiento del 5,4% en 2010. Los paquetes de incentivos fiscales y la demanda de China han desempeñado un papel importante en esta evolución.

No obstante, durante la crisis, la productividad de la mano de obra en la ASEAN, en comparación con China e India, se ha deteriorado. La productividad anual media de la mano de obra en la región de la ASEAN se contrajo en un 0,3% entre 2007 y 2009, mientras que, en la India y China, creció en un 8,7 y un 4,0%, respectivamente.

Invertir en cualificación y la mejora de la calidad del empleo son dos condiciones previas fundamentales para el incremento de la productividad, según se señala en el informe.

Con la fuerte recuperación, el desempleo ha descendido a niveles previos a la crisis en algunos países; sin embargo, la reducción del empleo informal (en el que la productividad es baja, las condiciones de trabajo, deficientes, y la protección social, mínima) llevará más tiempo. Se estima que, en 2009, más del 61% del total de trabajadores de la ASEAN desarrollaba su actividad en el sector informal. Entretanto, se cree que el número de trabajadores pobres (con ingresos inferiores a 2 dólares al día) se ha elevado en los dos últimos años, de 140 a 158 millones de personas (es decir, del 51, al 57% de los trabajadores de la región).

“Las tendencias recientes de la productividad laboral ponen de relieve una grave dificultad competitiva para la región de la ASEAN, sobre todo en el caso de los países miembros más desarrollados”, señaló Gyorgy Sziraczki, economista jefe en la OIT. "El incremento de la productividad es fundamental para lograr un crecimiento sostenido, y debe reflejarse asimismo en mayores salarios, y en la mejora del empleo y las condiciones de trabajo. Sin salarios de mayor cuantía, el consumo interno no puede aumentar, y las economías seguirán dependiendo de las exportaciones.

Por otra parte, la puesta en común de las mejoras genera un círculo virtuoso, en el que la productividad da lugar a la mejora de salarios y condiciones, un nivel de vida superior, y una mayor competitividad”.

El estudio sugiere algunas prioridades respecto a la formulación de políticas, encaminadas a sostener la recuperación de la región. A saber: mejora de la competitividad y la productividad, traducida en más y mejor trabajo; formación para dotar a los trabajadores de las cualificaciones necesarias en el presente y en el futuro; inversión en infraestructuras y apoyo a las pequeñas y medianas empresas (PYMEs); y políticas de protección social que actúen como "estabilizadores automáticos" capaces de atenuar las crisis económicas y contribuir al mantenimiento de la demanda.

“Para mantener la recuperación, la ASEAN necesita opciones de política equilibradas y realistas que contribuyan a la sostenibilidad económica, social y medioambiental, y promuevan el trabajo decente", señaló Sachiko Yamamoto, Directora Regional de la OIT para Asia y el Pacífico.

"El Pacto Mundial para el Empleo de la OIT ofrece precisamente tales medidas, encaminadas a fomentar la recuperación productiva, centrada en la inversión, el empleo y la protección social”.

El informe fue elaborado por la Oficina Regional de la OIT para Asia y el Pacífico en Bangkok. Pueden obtenerse copias en www.ilo.org/asia, o mediante solicitud. Pueden concertarse asimismo entrevistas con los autores.