Salvar la brecha de género:

Páginas:35-35
RESUMEN

Mujeres y hombres en funciones laborales no tradicionales

 
CONTENIDO

Page 35

De acuerdo con recientes informes procedentes del Reino Unido, las mujeres deberían dedicarse a la ingeniería, y los hombres, a la atención a la infancia.

Existe un déficit nacional de ingenieros y científicos, y las mujeres representan un número muy reducido personas empleadas en tales ocupaciones, aunque más niñas que niños obtienen cualificaciones superiores en matemáticas, ciencia y tecnología en el colegio. Sin embargo, en 2008, cinco veces más hombres que mujeres se titularon en ingeniería, y las mujeres constituyen únicamente el 18,7% de la población activa global en el sector CIT (ciencia, ingeniería y tecnología). El National Skills Forum señala que: "las escuelas han de hacer mucho más para animar a las chicas a trabajar en sectores tradi-cionalmente dominados por los hombres."

Por otro lado, se insta a los varones a ocupar puestos de trabajo en guarderías, después de que en una encuesta realizada por el Children's Workforce Develop-ment Council se haya determinado que el 17% de los niños pasa menos de dos horas con adultos varones por semana, y el 39%, menos de seis horas semanales. El CWDC realiza un llamamiento para que aumente el número de hombres que consideren trabajar en centros dedicados a niños. Aseguran que es fundamental para los menores de cinco años de edad mantener contacto con un adulto varón responsable. Thom Crabbe, gestor de desarrollo nacional del CWDC, cree que esta carrera profesional podría resultar muy gratificante para aquéllos que la sigan. Sin embargo, "tradicio-nalmente, no se percibe como un trabajo para hombres, y tenemos que cuestionar esa percepción", señala.

El sindicato Voice, que representa al personal de guarderías y otros centros de educación y atención a la infancia de todo el Reino Unido, afirma que los niños necesitan modelos de conducta tanto masculinos, como femeninos. "Sin embargo, si no se hace algo más para mejorar la remuneración, las condiciones de trabajo, la formación, el desarrollo profesional y el estatus del personal de las guarderías, los hombres y, cada vez más, las mujeres, no se verán atraídos hacia el cuidado de niños como profesión."

Estas voces surgidas en el Reino Unido no son las únicas. Hombres y mujeres de todo el mundo rompen actualmente las barreras de género y trabajan en todo tipo de puestos "no tradicionales". En las páginas que siguen se ilustran algunos de ellos.