Las repercusiones del Brexit sobre el proceso de paz de Irlanda del Norte: consideraciones provisionales

Autor:Pilar Pozo Serrano
Cargo:Profesora titular de Derecho internacional público y Relaciones internacionales en la Universidad de Valencia (pilar.pozo@uv.es). Todas las páginas web han sido consultadas por última vez el 25 de noviembre de 2019.
Páginas:137-161
REDI, vol. 72 (2020), 1
LAS REPERCUSIONES DEL BREXIT SOBRE EL PROCESO
DE PAZ DE IRLANDA DEL NORTE: CONSIDERACIONES
PROVISIONALES*
Pilar POZO SERRANO**
SUMARIO: 1. INTRODUCCIÓN.—2. LA RELEVANCIA DE LA UE EN EL PROCESO DE PAZ
DE IRLANDA DEL NORTE Y EN EL ACUERDO DEL VIERNES SANTO DE 1998.—2.1. La
adhesión de Irlanda y del Reino Unido a las Comunidades Europeas y su influencia en la
transformación del clima político.—2.1.1. La generación de un contexto político propicio
para las negociaciones de paz.—2.1.2. Un impulso económico directo: el acceso a los fondos
europeos.—2.1.3. Un impulso político indirecto.—2.2. El papel de la UE en el proceso de
paz y en el Acuerdo del Viernes Santo.—2.2.1. La pertenencia del Reino Unido e Irlanda
a la UE como premisa del Acuerdo.—2.2.2. Las referencias del Acuerdo de Viernes San-
to a la UE.—2.2.3. La aplicación del Acuerdo de Viernes Santo.—3. LA INCIDENCIA DE LA
CUESTIÓN NORIRLANDESA EN EL PROCESO DEL BREXIT.—3.1. El referéndum sobre
la permanencia del Reino Unido en la UE.—3.2. La activación del art. 50 del TUE.—3.3. Las
negociaciones sobre la retirada: etapas y posición de las partes sobre la cuestión de Irlanda
del Norte.—3.3.1. Un proceso en fases.—3.3.2. La posición oficial de las partes respecto a
Irlanda del Norte durante las negociaciones.—3.3.3. Las propuestas del Protocolo y del Pro-
tocolo revisado sobre Irlanda del Norte.—a) El Protocolo como cláusula de salvaguardia.—
b) El Protocolo como solución específica.—4. CONCLUSIONES.
1. INTRODUCCIÓN
1. El 29 de octubre de 2019 el Consejo Europeo decidió prorrogar el pla-
zo para la retirada de la Unión Europea (UE) por parte del Reino Unido,
hasta el 31 de enero de 2020 1. El fracaso de la última tentativa del gobierno
* El presente trabajo se enmarca en el proyecto de investigación DER2017-86861-R, financiado
por el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades.
** Profesora titular de Derecho internacional público y Relaciones internacionales en la Univer-
sidad de Valencia (pilar.pozo@uv.es). Todas las páginas web han sido consultadas por última vez el 25
de noviembre de 2019.
1 Decisión (UE) 2019/1810, del Consejo Europeo de acuerdo con el Reino Unido, de 29 de octu-
bre, mediante la que prorrogó el plazo para la retirada, DOUE L 278 I/1, de 30 de octubre de 2019. La
Decisión mencionaba el derecho del RU a revocar la notificación de retirada (párr. 11). El Tribunal de
Justicia había afirmado en la Sentencia de 10 de diciembre de 2018 sobre el asunto Wightman, que un
Estado miembro podía revocar unilateralmente la notificación de retirada antes de la entrada en vigor
Revista Española de Derecho Internacional
Sección ESTUDIOS
Vol. 72/1, enero-junio 2020, Madrid, pp. 137-161
http://dx.doi.org/10.17103/redi.72.1.2020.1.06
© 2020 Asociación de Profesores
de Derecho Internacional
y Relaciones Internacionales
ISSN: 0034-9380; E-ISSN: 2387-1253
Recepción 05.11.2019, aceptación 25.11.2019
138 PILAR POZO SERRANO
REDI, vol. 72 (2020), 1
británico para obtener la aprobación parlamentaria del Acuerdo de retirada
revisado, desembocó en la convocatoria de elecciones anticipadas el 12 de
diciembre de 2019. El panorama parlamentario y el gobierno resultantes de
los nuevos comicios determinarán el enfoque del Brexit en lo sucesivo 2.
2. La activación por el Reino Unido del procedimiento previsto en el
art. 50 del Tratado de la Unión Europea (TUE) para retirarse de la UE ha crea-
do una singular y compleja coyuntura para ambos. El hecho de que se haya
considerado necesario prorrogar el plazo de retirada en tres ocasiones resulta
revelador de la complejidad de un proceso con serias repercusiones tanto para
el Reino Unido como para la Unión. El Brexit suscita una pluralidad de cues-
tiones relevantes desde la perspectiva del Derecho internacional. Este trabajo
se centra en el problema que ha impedido que el Reino Unido abandonara la
UE en el plazo previsto: las medidas de salvaguarda articuladas para evitar las
eventuales repercusiones negativas del Brexit sobre Irlanda del Norte.
3. Cuando el Reino Unido abandone la UE, la frontera entre Irlanda
e Irlanda del Norte se transformará en una frontera exterior de la Unión y
en la única frontera terrestre del Reino Unido con un Estado miembro de
la UE. Si no se acuerda una solución específica, la consecuencia natural
de dicha transformación sería poner fin a la libertad de circulación de bie-
nes y personas actualmente existente en la isla, alterando profundamente
las condiciones económicas, sociales y políticas de Irlanda del Norte. La
adhesión de Irlanda y del Reino Unido a las entonces Comunidades Euro-
peas (CCEE) facilitó en su momento el camino hacia el Acuerdo de Viernes
Santo y ha sido después un factor crucial para sostener la difícil puesta
en práctica del proceso de paz en Irlanda del Norte 3. Durante la campaña
previa al referéndum, sin embargo, el gobierno británico ignoró la rele-
vancia que el Brexit podía tener para Irlanda del Norte. Con posterioridad
pareció infravalorar la importancia que la UE atribuiría a esta cuestión en
las negociaciones sobre el Acuerdo de retirada 4. Finalmente, el Protocolo
sobre Irlanda del Norte fue el principal obstáculo para la aprobación parla-
mentaria del Acuerdo de retirada negociado por May. Tras la dimisión de la
del acuerdo de retirada o, en su defecto, de la expiración del plazo señalado para la misma. Véase,
Tribunal de Justicia, As. C-621/18, ECLI:EU:C:2018:999, apartado 75.
2 El artículo se cerró antes de las elecciones del 12 de diciembre de 2019, añadiéndose una breve
consideración antes de enviar las pruebas a imprenta. Ante la mayoría absoluta obtenida por el Partido
Conservador, cabe esperar que el 1 de febrero de 2020 se haya producido el Brexit en los términos del
Acuerdo de retirada revisado. El RU y la UE afrontarán entonces el reto de alcanzar un acuerdo sobre
las relaciones futuras antes de que termine el periodo transitorio, el 31 de diciembre de 2020. Aunque el
plazo es susceptible de una prórroga, de uno o dos años, el programa electoral del Partido Conservador
se comprometía a no ampliarlo. Surgiría así de nuevo la posibilidad de un Brexit sin acuerdo, sobre
las relaciones futuras en esta ocasión. Si en numerosos ámbitos las consecuencias serían las mismas
que las que hubiera comportado la inexistencia de un Acuerdo de retirada, en Irlanda del Norte, por el
contrario, resultaría aplicable el régimen del Protocolo específico incluido en el Acuerdo de retirada.
3 STEVENSON, J., «Does Brexit Threaten Peace in Northern Ireland?», Survival, vol. 59, 2017,
núm. 3, pp. 111-128, esp. p. 111.
4 LUDLOW, N. P., «Did We Ever Really Understand How the EU Works? The Brexit Negotiations
and What They Say about Britain’s Misunderstanding of the EU», Diplomatica, vol. 1, 2019, pp. 94-103,
esp. p. 99.

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba