El Reglamento (UE) núm. 606/2013, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 12 de junio de 2013, relativo al reconocimiento mutuo de medidas de protección en materia civil

Autor:Georgina Garriga Suau
Cargo:Universidad de Barcelona
Páginas:382-387
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 382

  1. El pasado 12 de junio de 2013 el Parlamento Europeo y el Consejo adoptaron el Reglamento (UE) núm. 606/2013 relativo al reconocimiento mutuo de medidas de protección en materia civil (DO L 181, de 29 de junio de 2013), cumpliendo de este modo uno de los diversos objetivos que el Consejo Europeo había fijado en el Programa de Estocolmo para el periodo 2010-2014 (DO 115, de 4 de mayo de 2010). En este Programa plurianual, el Consejo Europeo identificó como prioridad política el respeto de los derechos y libertades fundamentales y la integridad de la persona en cuyo ámbito se enmarca también el propósito de lograr un pleno ejercicio del derecho a la libre circulación de los ciudadanos en la Unión Europea. A cuyo fin, a su vez, se inscribe el fortalecimiento del principio del reconocimiento mutuo en la Unión Europea. Asimismo, el Plan de Acción por el que se aplica el Programa de Estocolmo [COM(2010) 171 final] señaló a las víctimas de delitos como sector en el que debía llevarse a cabo una acción concreta en el marco del referido Programa de Estocolmo. El relevo fue tomado por la Comisión en su Comunicación relativa al Refuerzo de los derechos de las víctimas en la Unión Europea [COM(2011) 274 final] que concretó los objetivos normativos de la Unión Europea presentando un paquete de propuestas legislativas encaminadas a la protección de las víctimas. Entre ellas se hallaba la adopción de un futuro Reglamento sobre el reconocimiento mutuo de las medidas de protección en materia civil que viniera a completar la ya hoy Directiva 2011/99/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 13 de diciembre de 2011, sobre la orden europea de protección (DO L 338, de 21 de diciembre de 2011). En coherencia con estos antecedentes, el Reglamento 606/2013 persigue asegurar que la protección conferida por las autoridades de un Estado miembro a las personas, cuya integridad física o

    Page 383

    psíquica pueda estar en peligro, pueda mantenerse en el otro Estado miembro al que viajen o se desplacen.

  2. Así pues, centrándonos en el Reglamento 606/2013, por lo que a su ámbito de aplicación se refiere, el mismo tiene por objeto establecer normas para lograr el sencillo y rápido reconocimiento de medidas de protección en materia civil dictadas en un Estado miembro (art. 1) con arreglo a su Derecho nacional. Por consiguiente, en ningún caso el Reglamento 606/2013 pretende uniformizar las medidas de protección a escala de la Unión Europea (Considerando 12 de la Exposición de motivos). En suma, el objetivo del citado Reglamento consiste en promover que la protección, que la autoridad de expedición de un Estado miembro confiere a una persona protegida, pueda proyectarse a cualquier otro Estado miembro al que la víctima viaje o se desplace.

    Por consiguiente, el ámbito de aplicación material del Reglamento se limita al reconocimiento de las medidas de protección en materia civil, con exclusión de la penal, respecto del cual cabe destacar las siguientes características. En primer lugar, con relación a las medidas de protección cubiertas, el propio Reglamento (arts. 2.1 y 3.1) recoge una definición de las mismas en virtud de la cual queda subsumida en él cualquier decisión dirigida a proteger la integridad física o psíquica de una persona que pueda estar en peligro, sin tratarse necesariamente de víctimas de violencia de género (Considerando 6 de la Exposición de motivos, e igualmente el Considerando 9 de la Exposición de motivos de la Directiva 2011/99/UE), y que imponga a la persona causante del riesgo una o varias de las siguientes obligaciones: «a) la prohibición o regulación de la entrada en el lugar en el que la persona protegida reside o trabaja o que frecuenta o en el que permanece de manera habitual; b) la prohibición o regulación de cualquier tipo de contacto con la persona protegida, con inclusión de los contactos telefónicos, por correo electrónico o postal, por fax o por cualquier medio; c) la prohibición o regulación del acercamiento a la persona protegida a una distancia menor de la prescrita». En este sentido, los tres tipos de medidas transcritas responden al común denominador de medidas de protección reguladas en los...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA