15ª Reunión Regional de Asia y el Pacífico

Páginas:42-43
RESUMEN

El pasado mes de diciembre, los representantes de gobiernos, trabajadores y empleadores de los Estados Árabes, Asia y el Pacífico celebraron un encuentro de cuatro días en Kyoto, Japón, en el que examinaron los modos en que la región podría prepararse para contrarrestar las consecuencias de la incertidumbre económica actual.

 
CONTENIDO
42 | Mayo 2012, N.º 74 |Noticias
15͔×ÀƤ
Recomendaciones para
contrarrestar las repercusiones
laborales de las turbulencias
económicas mundiales
En las conclusiones adoptadas al finalizar la
15ª Reunión Regional de Asia y el Pacífico
(RRAP) de la OIT, los delegados se mostraron de
acuerdo en que el empleo y el apoyo al trabajo
decente deben estar en el núcleo de las políticas
para un crecimiento y un desarrollo equilibrados,
sostenibles y sólidos.
Solicitaron que se formularan conjuntos
de políticas (basadas en el Pacto Mundial
para el Empleo de la OIT) para promover
un crecimiento equitativo y generador de
empleo. En este sentido resultaría esencial
la participación de los mandantes tripartitos
de la OIT (gobiernos y organizaciones de
trabajadores y de empleadores), un diálogo
social eficaz y la promoción de la negociación
colectiva. El aumento de la productividad debe
constituir la base para mejores condiciones de
vida y de trabajo, aumento de ingresos y más
oportunidades de trabajo decente.
Las medidas para estar mejor preparados ante
un deterioro de la situación económica mundial
incluyen: apoyo a las empresas sostenibles y las
inversiones intensivas en empleo; desarrollo de
sistemas de salario mínimo; creación de redes
de protección social eficaces; promoción de un
crecimiento más verde y de empleos más verdes, y
políticas para abordar cuestiones relacionadas con
el empleo juvenil y la migración de mano de obra.
En la reunión se consideraron asimismo maneras
en que el empleo y las políticas sociales pueden
aplicarse para paliar los efectos de las catástrofes
naturales, a las que la región de Asia y el Pacífico
es especialmente vulnerable. Los delegados
agradecieron al Gobierno japonés la organización
de una reunión extraordinaria sobre esta cuestión,
que les permitió intercambiar conocimientos y
extraer lecciones importantes sobre la respuesta
ante catástrofes y la política de empleo.
El pasado mes de diciembre,
los representantes de gobiernos,
trabajadores y empleadores de los
Estados Árabes, Asia y el Pacífico
celebraron un encuentro de cuatro
días en Kyoto, Japón, en el que
examinaron los modos en que la región
podría prepararse para contrarrestar
las consecuencias de la incertidumbre
económica actual.
Mayo 2012, N.º 74 |Noticias |43
La reunión incluyó también el lanzamiento en
Asia del Informe de Michelle Bachelet, “Piso
de protección social para una globalización
equitativa e inclusiva”, presentado por una
de las componentes del Grupo Consultivo, la
Sra. Sudha Pillai, Secretaria de de la Comisión
de Planificación de la India. “Crear pisos de
protección social adaptados a las circunstancias
nacionales” es una de las prioridades
identificadas en las conclusiones de la RRAP.
“Esta región ha sido la más dinámica del mundo
desde el punto de vista económico, pero no
hemos generado suficientes empleos –trabajo
decente– a partir del crecimiento”, señaló Sachiko
Yamamoto, Directora Regional de la OIT para Asia
y el Pacífico. “La mayoría de las economías en
desarrollo de la región tienen unas poblaciones
en edad de trabajar que están aumentando
con rapidez, pero a menudo el crecimiento del
empleo se reduce al 1%-2% para el 6%-7% de
crecimiento de la producción. Si el crecimiento
de la producción desciende por debajo del 6%,
la región no generará suficientes empleos para
responder a las necesidades de los que buscan
trabajo, en particular los jóvenes”.
“Antes incluso de la situación de crisis actual,
este crecimiento no estaba repartido de forma
equitativa y las desigualdades iban en aumento.
Y si no se aborda la desigualdad, el progreso
económico y social está en peligro”, añadió.
Los tres mandantes de la OIT señalaron las
conexiones entre los recientes acontecimientos
sucedidos en algunos países árabes y las
consecuencias de la exclusión social, la falta
de puestos de trabajo decentes y el rechazo de
los derechos fundamentales. Reconocieron la
importancia del Programa de Trabajo Decente al
abordar las demandas generalizadas de justicia
social, dignidad, puestos de trabajo decentes,
respeto de los derechos fundamentales y final de
la exclusión económica. Acordaron redoblar los
esfuerzos encaminados a ratificar y aplicar las
normas fundamentales del trabajo.
“Se trata de una región dinámica que se enfrenta
a enormes desafíos. Será crucial garantizar que
el trabajo decente y el empleo pleno estén en el
centro del desarrollo sostenible”, señaló. Nada
Al-Nashif, Directora Regional de la OIT para los
Estados Árabes. “Nuestra región necesita un
crecimiento capaz de generar más y mejores
puestos de trabajo, y de garantizar que los más
vulnerables estén protegidos mientras intentan
salir de la pobreza y el empleo informal. El
diálogo social y la cooperación eficaz entre
trabajadores, empleadores y gobiernos deben ser
nuestras consignas para cumplir tales objetivos
y responder a las aspiraciones de la juventud
actual y de nuestras generaciones futuras”.
La 15ª Reunión Regional de Asia y el Pacífico
de la OIT congregó a más de 410 delegados de
gobiernos, trabajadores y empleadores de los
38 países participantes. La inauguración corrió
a cargo de S. E. Yoshihiko Noda, Primer Ministro
de Japón, y de Juan Somavía, Director General
de la OIT. Entre otros oradores cabe destacar a
S.E. Dr. José Luis Guterres, Viceprimer Ministro
de Timor Oriental, Dr. Ahmed Luqman, Director
General de la Organización Árabe del Trabajo
y Dr. Surin Pitsuwan, Secretario General de la
ASEAN.
De todas las fotografías: © M. Crozet/OIT