Michelle Bachelet: “una red de protección social es el primer paso adelante”

RESUMEN

Michelle Bachelet, ex Presidenta de Chile, presidió la primera reunión del Grupo de Consulta sobre la Red de Protección Social, celebrada en Ginebra el 11 y 12 de agosto, y convocada por Juan Somavía, Director General de la OIT.

 
CONTENIDO

La red de protección social es un conjunto de derechos y transferencias de seguridad social básicos, así como de servicios esenciales en el área del empleo, la sanidad, el agua y la higiene, la nutrición, la educación y el apoyo familiar, destinados a proteger y habilitar a la población desfavorecida y vulnerable para salir de la pobreza mediante el trabajo. Estas políticas sociales deben combinarse en un enfoque coherente e integrado del ciclo vital, y prestan especial atención a los grupos más vulnerables de la sociedad, entre los que figuran las mujeres, los niños y los jóvenes.

A escala mundial, cuatro de cada cinco personas en edad de trabajar carecen de acceso a una protección social adecuada, es decir, a la seguridad social, a servicios de salud, y a ayudas por desempleo. La crisis económica ha ejercido un efecto adverso en estos colectivos vulnerables, tanto en los países en desarrollo, como en los desarrollados. El desempleo en el mundo ha alcanzado su nivel más alto, y está previsto que aumente a lo largo de 2010.

Se estima que, en 2009, la combinación de las crisis económica y alimentaria ha engrosado en unos 98 millones de personas las filas de la población que sobrevive con menos de dos dólares al día. Los jóvenes se han visto particularmente afectados.

En la citada reunión, (véase fotos págs. 52 y 53) la Sra. Bachelet y el Grupo, integrado por destacados expertos y autoridades ejecutivas, debatieron sobre el significado de la red de protección social, sus componentes principales, su viabilidad política, económica y financiera, así como sus dimensiones institucionales, la disponibilidad de espacio fiscal y su sostenibilidad general en muy diversas situaciones y con arreglo a las diferentes circunstancias y necesidades de los países.

En el Grupo participan también el Sr. Somavía, Director General de la OIT, y la Sra. Chan, Directora General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), quienes ejercen como miembros de oficio.

“Las medidas de protección social no sólo previnieron que millones de personas cayeran en la pobreza al garantizar el acceso a servicios sociales necesarios, sino que también ayudaron a reducir la posibilidad de tensiones sociales y contribuyeron de manera importante a limitar la caída de la demanda agregada, atenuando así la gravedad potencial de la recesión”, dijo Bachelet.

“Pero las políticas de protección social (y el objetivo de una red de protección social) serán aún más importantes en los próximos meses y años para afrontar el enorme coste humano que ha dejado la crisis económica a su paso. Ha llegado la hora de que nos unamos en una coalición eficaz y procuremos la sinergia de nuestras actividades para convertir la protección social en una realidad para todos. La puesta en marcha de este Grupo representa el primer paso adelante”, agregó Michelle Bachelet.

El sistema de Naciones Unidas, el FMI y el Banco Mundial, bajo el liderazgo del Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, convinieron en promover conjuntamente la implementación de una red de protección social.

Esta es una de las nueve iniciativas conjuntas que la Junta de Jefes Ejecutivos del Sistema de Naciones Unidas para la Coordinación (JJE) adoptó en abril de 2009 para responder a los efectos de la crisis económica. La OIT y la OMS lideran la Iniciativa sobre la red de protección social, en la que participa un grupo de otras 17 agencias.