A propósito de la ratificación del protocolo de Kioto por la Comunidad Europea

AutorM. Corral Suárez
Páginas487-491

Page 487

  1. El día 4 de marzo de 2002, la Comunidad Europea (CE) acordó por unanimidad ratificar el Protocolo de Kioto del Convenio Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, mostrando, una vez más, el liderazgo que en la lucha contra este fenómeno y sus consecuencias viene manteniendo durante todo su proceso negociador. Hoy por hoy, el Protocolo de Kioto parece ser el instrumento más eficaz para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero causantes del cambio climático, pues aborda el problema desde el punto de vista multilateral y establece compromisos concretos para los países industrializados. La reducción mundial que prevé es de un 5 por 100 respecto a los niveles de 1990 y para la Unión Europea (UE) de un 8 por 100.

    La UE apuesta por conseguir la entrada en vigor de dicho instrumento antes de la celebración de la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sostenible (Rio+10) en los meses de agosto y septiembre en la ciudad sudafricana de Johannesburgo. Pero para que se cumpla lo que constituye una de las prioridades de la UE es necesario que presten su consentimiento 55 países con compromisos de reducción de emisiones que a su vez representen el 55 por 100 del total de gases emitidos. Por el momento son ya 43 los que lo han hecho. Entre ellos no se encuentra, sin embargo, el mayor emisor de gases de efecto invernadero, Estados Unidos, que mantiene una política insuficiente a todas luces para luchar de forma efectiva contra el cambio climático y que ha manifestado claramente su negativa a adherirse al sistema de Kioto; no obstante, la UE no ha cejado en su empeño de intentar convencer a ese país de la necesidad de reducir Page 488sus emisiones de gases y la conveniencia de unirse al esfuerzo global que están dispuestos a asumir otros Estados industrializados . La Comunidad entiende que la adhesión de los Estados Unidos al Protocolo reforzaría de forma considerable la efectividad medioambiental del mismo y eliminaría efectos competitivos en sectores económicos expuestos a los mercados internacionales; por ello mantiene un diálogo abierto mediante el Grupo de Alto Nivel UE-Estados Unidos creado en 2001 con esta finalidad.

  2. Diez años han transcurrido ya desde que en la Cumbre de la Tierra, celebrada en Rio de Janeiro, se lanzara la idea de establecer una política a nivel planetario capaz de combatir el cambio climático. Con esa finalidad, 158 países y la Comunidad Europea firmaron el Convenio Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, un instrumento cuya aplicación íntegra -en palabras de un especialista en Derecho del medio ambiente de la talla de KISS, A. Ch.- podría producir sobre la Humanidad mayores efectos que ningún otro tratado internacional.

    Los primeros contactos intergubernamentales para tratar de elaborar un convenio marco tuvieron lugar a mediados de los años ochenta, y en 1988 la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó una importantísima Resolución -43/53- en la que se reconocía el interés general de la Humanidad en la lucha contra tal fenómeno y en la que se formulaba el principio de equidad intergeneracional, que ocuparía después un destacado lugar en el Convenio. Y con la finalidad de evaluar el estado de los conocimientos existentes sobre el problema se creó ese mismo año, gracias a la acción conjunta de la Organización Meteorológica Mundial y del Programa de las Naciones Unidas para el Medio...

To continue reading

Request your trial