Prólogo

Autor:Juan Manuel de Faramiñán Gilbert
Cargo del Autor:Catedrático y Director del Observatorio de la Globalización de la Universidad de Jaén
Páginas:16-19
 
EXTRACTO GRATUITO

Juan Manuel de Faramiñán Gilbert: Catedrático y Director del Observatorio de la Globalización de la Universidad de Jaén

Page 16

El libro que el lector tiene entre las manos es fruto de un trabajo investigador riguroso y exhaustivo. Desde el momento en que se puso en marcha la investigación sobre las Empresas multinacionales y los Derechos humanos en el marco del Derecho internacional público, éramos conscientes de que la profesora Dra. Olga Martín Ortega estaba abordando un tema apasionante y prioritario sobre el que resultaba necesaria una investigación minuciosa y de amplio rango, a la altura de la compleja situación en que está quedando la Comunidad Internacional, atravesada por el proceso económico y sociocultural de la globalización.

En el ámbito internacional, no ha sido en vano que en la Declaración del Milenio aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en septiembre de 2000 se apuntara, en su apartado 20, la necesidad de establecer sólidas formas de colaboración con el sector privado y con las organizaciones de la sociedad civil, en pro del desarrollo y la erradicación de la pobreza y que se ve reforzada en el apartado 30, cuando indica la voluntad de ofrecer al sector privado, las organizaciones no gubernamentales y la sociedad civil en general, más oportunidades, con el fin de contribuir al logro de las metas y los programas de la Organización.

Más puntual, en el contexto de la Unión Europea, resulta el Libro Verde de la Comisión Europea de julio de 2001 sobre responsabilidad social corporativa en el que se enuncian los principios básicos de la estrategia que en este sentido ha estructurado la Unión, con el fin de fomentar un marco europeo para la responsabilidad social de las empresas. Allí se señala que cada vez es mayor el número de empresas europeas que fomentan sus estrategias de responsabilidad social, en respuesta a diversas presiones sociales, medioambientales y económicas, con la idea de transmitir una señal a los interlocutores con los que interactúan, ya sean trabajadores, accionistas, inversores, consumidores, autoridades públicas u organizaciones no gubernamentales. Sin olvidar el sentido de actividad lucrativa que inspira a las empresas, éstas están convencidas de que al actuar de este modo incrementan, a la larga, su rentabilidad.

Estos nuevos criterios han ido surgiendo, a medida que las propias empresas se enfrentan a los retos de un entorno en mutación, como se desprende de las nuevas tendencias...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA