Prohibición de uso de cláusulas lesivas en el contrato de seguro

Autor:Darío A. Sandoval Shaik
Páginas:321-325
 
EXTRACTO GRATUITO
CAP. IV: EXTENSIÓN Y LÍMITES DE LAS CGC EN EL CONTRATO DE SEGURO 321
IV. Prohibición de uso de cláusulas lesivas en el contrato de seguro
1. Concepto de cláusula lesiva
El art. 3 LCS comienza diciendo: “Las condiciones generales, que en
ningún caso podrán tener carácter lesivo para los asegurados…”. Las
cláusulas lesivas, por lo tanto, son siempre inválidas o ineficaces por
considerarse prohibidas por la Ley.
Pero por qué el art. 3 LCS se muestra tan categórico en la prohibición
del uso de unas cláusulas que ni siquiera tiene el acierto de definir o
catalogar? Tal vez porque podría considerarse, tal como en el siguiente
apartado tendremos oportunidad de detallar, que las cláusulas lesivas no
son otra cosa que las cláusulas abusivas equiparables del contrato de
seguro298.
En términos generales una cláusula es lesiva, en palabras de F.
SÁNCHEZ CALERO, es aquella que crea «una situación perjudicial o
dañosa para el asegurado, por ser “abusivas”, “inicuas”,
“desproporcionadas” o “injustas” y, aún cuando no vulneren ningún
precepto de Derecho imperativo, sean contrarias de forma relevante, según
se ha indicado, a los principios de buena fe y de justo equilibrio en las
prestaciones»299.
Por ejemplo, el Tribunal Supremo ha considerado como cláusula lesiva
aquella que condiciona la cobertura de la responsabilidad civil a que tanto
el hecho dañoso, como la reclamación del tercero perjudicado, como la
puesta en conocimiento de ambas circunstancias a la compañía
aseguradora, tengan lugar dentro del período de vigencia de la póliza300.
298 En sentido contrario se expresa J. N. MARTÍ SÁNCHEZ, “Actividad
aseguradora y contrato de seguro”, Cuadernos de Derecho Judicial, Madrid, 1996, p.
50, quien estima que el derecho específico de las cláusulas abusivas no debe aplicarse al
contrato de seguro.
299 F. SÁNCHEZ CALERO, Ley de Contrato de Seguro… p. 100.
300 SSTS de 20 de marzo de 1991 (Ar. 2267) y de 23 de abril de 1992 (Ar. 3323).

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA