El proceso de integración de la Unión Europea: más allá de la normativa económica

Autor:Michel Levi Coral
Cargo del Autor:Doctor en Derecho, PULE; máster en Derecho Comunitario, Universidad Católica de Lovaina; profesor Jean Monnet, UASB-E
Páginas:63-79
 
EXTRACTO GRATUITO
EL PROCESO DE INTEGRACIÓN
DE LA UNIÓN EUROPEA: MÁS ALLÁ
DE LA NORMATIVA ECONÓMICA
Michel Levi Coral
1. INTRODUCCIÓN
En 1957 seis países europeos suscribieron los tratados de Roma' (Alemania,
Francia, Bélgica, Holanda, Luxemburgo e Italia) con el objetivo inicial de crear un
mercado común que permitiera poner en marcha cuatro libertades fundamentales:
libre circulación de bienes, libre circulación de servicios, libre circulación de capi-
tales y libre circulación de personas.
Treinta y cinco años después, en 1992, doce estados miembros de la Comuni-
dad Económica Europea (Alemania, Francia, Bélgica, Holanda, Luxemburgo, Ita-
lia, Inglaterra, Irlanda, Grecia, España, Portugal y Dinamarca) dan un giro funda-
mental al contenido del Tratado de Roma, modificado por el Acta Única Europea
de 1986, al suscribir el Tratado que crea la Unión Europea
2
en un contexto que so-
brepasa la creación de un mercado común y de una unión económica y monetaria,
a los que se añaden dos nuevos ámbitos como son los de la Política Exterior y de
Seguridad Común (PEsc) y Cooperación en Acuerdos de Justicia y Asuntos Inter-
nos (JAI), que van a configurar lo que sería la base de un proceso de unión política,
sobre un esquema institucional unificado que implica el otorgamiento de nuevas
competencias para los entes comunitarios.
Uno de los principales cuestionamientos que genera el giro dado en el proce-
so de integración europea es saber si la unión política estuvo prevista en un princi-
pio, desde la suscripción del Tratado de Roma, o el cambio se dio a través del tiem-
po y la superación de crisis, conforme a las necesidades generadas por el proceso
de evolución de las Comunidades Europeas hasta la creación de la Unión Europea,
y
las de accesión de nuevos países miembros, con diferentes requerimientos y con-
dicionantes para su participación dentro de la estructura supranacional.
1. Tratado de las Comunidades Europeas: Comunidad Económica Europea
CCE
y de la Energía Ató-
mica
EURATOM.
2.
Tratado de Maastricht.
64
¿Cómo un proceso de integración, en principio netamente económico, pudo
haberse transformado en una organización supranacional, fundada sobre la base de
un Derecho comunitario de contenido original, que supera sus bases de Derecho
económico y modifica el Derecho de la integración, y cuyo objetivo es más bien el
logro de una unión política más compleja? ¿Esta unión política estuvo prevista des-
de un comienzo en los tratados constitutivos de las Comunidades Europeas? ¿To-
dos los procesos de integración regional y subregional que se encuentran vigentes
en la actualidad pueden tener una evolución similar al proceso europeo?
A través de la revisión de los dos principales tratados del proceso de integra-
ción europea podemos observar cuál fue el camino trazado desde un comienzo por
sus padres fundadores
3
y cómo a través de esta legislación de base, que es en prin-
cipio la Constitución del ente supranacional, se consolidó y transformó el proceso
de uno netamente económico, para la creación de un mercado único europeo, a otro
con finalidades de unión política que implicara mayor poder de decisión y compe-
tencia para las instituciones comunitarias.
2.
EL TRATADO DE ROMA: FUNDAMENTO ECONÓMICO
PARA EL PROCESO POLÍTICO
En 1952 se suscribió el Tratado de la Comunidad Económica del Carbón y el
Acero
4
por el cual los países miembros ponían en manos de una autoridad suprana-
cional el control de dos de los principales productos explotados sobre todo en Fran-
cia y Alemania, cuyo control había sido una de las causas de la debacle europea de
la primera mitad del siglo xx.
Este tratado constituye el antecedente de los suscritos en Roma en 1957, en
los que en principio se consideraba un objetivo ambicioso como la creación de un
mercado común entre los países miembros, sobre la base de un sistema institucio-
nal con un cierto grado de complejidad, que permitiera descentralizar la toma de de-
cisiones de los países al ente comunitario. Sin embargo, los objetivos finales del
proceso de integración debían ser la estabilidad y la paz en el continente europeo.5
Entre los dos tratados suscritos en Roma
en
1957, el
más
crucial es el que crea
la Comunidad Económica Europea (que se denominará en lo posterior
CEE),
y es el
documento en que se constituye el proceso de integración económica, a través de la
creación de un ente supranacional con personalidad propia, con la misión funda-
3.
Jean Monnet, Robert Schuman, Konrad Adenauer, Alcide de Gasperi.
4.
Tratado CECA.
5.
Cfr. Giorgio Giraudi, "La construcción del Mercado Único Europeo", en J. Echeverría y S. Fabbri-
ni, edits.,
Gobernancia global y bloques regionales,
Quito, Universidad Andina Simón Bolívar/Dia-
gonal Capítulo Ecuador/Corporación Editora Nacional, 2003, p. 57.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA