Peace Through Primacy: La Administración Bush, la Política Exterior de EEUU y las bases de una primacía imperial

Autor:Esther Barbé Izuel, Araceli Mangas Martín y Rafael Arenas García
Páginas:614-616
 
EXTRACTO GRATUITO

GarcÌa Cantalapiedra, D.: Peace Through Primacy: La AdministraciÛn Bush, la PolÌtica Exterior de EEUU y las bases de una primacÌa imperial, UNISCI Papers 3, Madrid, 2003.

Page 614

Numerosos y de variada índole son los estudios sobre relaciones internacionales contemporáneas que toman como punto de referencia la política exterior de los Estados Unidos de América. Centrados en cualquier área geográfica mundial o cualquier ámbito material, la omnipresencia de la superpotencia y su peso político, militar y económico obligan aPage 615 incluirla entre los factores causales de la mayoría de acontecimientos internacionales o a atender a su reacción frente a los mismos.

Sin embargo, no abundan, al margen de la propia doctrina norteamericana los estudios sobre la política exterior de Estados Unidos que, a diferencia de los anteriores, tomen ésta como objeto central de análisis y no como variable independiente de otros fenómenos investigados. Esto es lo que lleva a cabo, a nuestro entender con éxito, la obra de David García Cantalapiedra, Peace Through Primacy: La Administración Bush, la política exterior de EEUU y las bases de una primacía imperial, editada por la Unidad de Investigación sobre Seguridad y Cooperación Internacional (UNISCI).

Fruto sintetizado y actualizado de una tesis doctoral que mereció el premio extraordinario de doctorado y el premio nacional de defensa 2001, Peace Through Primacy analiza cuidadosamente los elementos que condicionan la política exterior norteamericana para comprender sus motivaciones, sus intereses, su propia percepción de su papel mundial y del de los demás actores internacionales.

Conocedor a conciencia de los entresijos de esta política desde el fin de la guerra fría, García Cantalapiedra nos acerca a la filosofía de gestión del poder mundial, a las tensiones internas que determinan parcialmente la política exterior de EEUU y al impacto de acontecimientos o situaciones internas sobre la misma.

Indudablemente, la orientación de esa política a la que el autor califica de «primacía imperial», en clara contradicción con la apreciación que desde dentro del sistema realiza, por ejemplo, J. Nye, puede resultarnos justificable, razonable o fruto de una deformación interesada de la realidad por parte de los EEUU. De lo que no cabe duda es de que su conocimiento permite una explicación del desarrollo de la diplomacia y acción exterior norteamericana y con ello, desde un punto de vista europeo, una mejor gestión de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA