Presentacion del informe anual de la relatoria especial para la libertad de expresion 2002

 
EXTRACTO GRATUITO

La Relatoría para la Libertad de Expresión elaboró el Informe sobre la Situación de la Libertad de Expresión en las Américas que forma parte del Informe Anual de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) presentado esta semana ante la Comisión de Asuntos Jurídicos y Políticos del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos. Este es el quinto Informe realizado por la Relatoría desde su creación en 1998 en el ámbito de la CIDH. Durante el año 2002, luego de evaluar postulantes en un concurso público la CIDH decidió el primer cambio de Relator Especial para la Libertad de Expresión, designando a Eduardo Bertoni, en reemplazo del Dr. Santiago A. Cantón, quien hasta ese momento se desempeñó en ese cargo. Bertoni asumió sus funciones en el mes de mayo de 2002.

En la introducción al primer informe de su ejercicio como Relator, Bertoni destaca el camino de su predecesor y reconoce el aumento en las expectativas de la comunidad interamericana sobre la Relatoría y explica que “ese aumento (...) genera un nuevo desafío: fortalecer la oficina de manera de cumplir con gran parte de aquellas”. Para esa tarea, el Informe resalta la necesidad de que al apoyo político institucional brindado a la Relatoría desde su creación, se sume el apoyo financiero, imprescindible para el funcionamiento de la Oficina y para cumplir con las actividades que demanda su mandato. El Informe insta a los países de la región a que imiten los esfuerzos de aquellos Estados que colaboran financieramente, entre los que se cuentan Argentina, Brasil, Estados Unidos de Norteamérica, México y Perú. En el Informe se agradece la contribución y el renovado apoyo de la Swedish International Development Cooperation Agency (SIDA) por haber mantenido tanto la confianza por el trabajo desarrollado como el interés en las actividades de la Relatoría.

En cuanto a la situación general en el hemisferio, Bertoni remarca que “el asesinato a periodistas continúa representando un problema grave en materia de libertad de expresión e información en las Américas. Refleja no sólo la violación del derecho a la vida, sino que además expone al resto de los comunicadores sociales a una situación extrema de vulnerabilidad y riesgo. Lamentablemente, en muchos casos estos crímenes se mantienen en la impunidad”. Señala asimismo que la libertad de expresión “es uno de los derechos más valorados de la democracia. Desafortunadamente en las Américas siguen existiendo prácticas que intentan restringirla (...) Periodistas, defensores de derechos humanos y personas en general que hacen uso de este derecho son acusados en tribunales penales de delitos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA