Prefiero Chile.

Autor:Roberto, Duran S.
 
EXTRACTO GRATUITO

HERNAN RODRIGUEZ F.

Ediciones El Mercurio, Santiago, Chile, 2017. 194 paginas.

Las migraciones de diferentes etnias, religiones y culturas humanas, ha sido una constante historica. Hubo migraciones acordadas en determinados paises y epocas, pero fueron las menos. Son los casos de migraciones impuestas las que mayormente han dado lugar a investigaciones y estudios. Por un lado, la emigracion forzada se debia, como es hoy, a la incesante busqueda de mejores condiciones socio-economicas para determinados grupos de personas. Por otro lado, la intolerancia y los prejuicios religiosos, etnicos y culturales que discriminaban a no pocos habitantes y ciudadanos, fueron tambien la causa de emigraciones forzosas, muchas veces con su consiguiente tragedia. La aceptacion de los inmigrantes historicamente enfrento en su momento y continua enfrentando una compleja trama de condiciones politicas, legales y culturales, que suele no facilitar su instalacion y/o incorporacion en los paises de acogida. Tal es el trasfondo del libro al que apretadamente nos referiremos.

Como es sabido, la diaspora del pueblo judio, en sus diferentes periodos y desde o hacia distintos lugares geograficos, constituye para muchos academicos y especialistas, el marco de referencia que ejemplifica por excelencia el fenomeno migrante, ya sea desde una optica historica o al tenor de sus efectos sociales y economicos en las sociedades a las cuales llegaba. Hay abundante bibliografia concerniente a lo sucedido con las comunidades ashkenazi asentadas en las regiones norte, centro y este europeas entre los siglos x y xix. Pero hay menos publicaciones referidas a la suerte corrida por la diaspora sefardi, inicialmente reinstalada en algunos paises europeo-occidentales durante los siglos XVI y XVII, posteriormente emplazada en puertos y ciudades mediterraneas norafricanas, griegas y del imperio otomano entre fines del siglo XVII y hoy en dia. Originada por una decision de la monarquia espanola al terminar el siglo xv, la diaspora sefardi sufrio embates y desafios similares a su homologa ashkenazi, asentandose temporal o definitivamente en territorios desconocidos y ocasionalmente inhospitos.

Desde fines del siglo XVI y durante el XVII y siguientes, las autoridades otomanas permitieron el asentamiento de un considerable contingente de la comunidad sefardi en su territorio, luego que este deambulara durante decadas en otros ambitos geograficos. Un caso notable fue la ciudad de Salonica...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA