Posibilidades para un espacio atl ántico entre Estados Unidos, América Latina , la Unión Europea y África

Autor:José Antonio Sanahuja - María Solanas - Peter Hakim - Juan Pablo de Laiglesia - Félix Peña - Teresa Ribera - Francisco Rojas Aravena - Andrés Serbín
Páginas:61-69
LOS AMERINDIOS EN LA NARRATIVA OCCIDENTAL 61
POSIBILIDADES PARA UN ESPACIO ATLáNTICO
ENTRE ESTADOS UNIDOS, AMÉRICA LATINA,
LA UNIóN EUROPEA Y áfRICA
1. LA REARTICULACIóN DE LAS RELACIONES hEMISfÉRICAS
En la última década, las relaciones entre América Latina y el Caribe con Esta-
dos Unidos han experimentado un cambio extraordinario, hasta el punto de que
algunos analistas consideran que estaría emergiendo un nuevo orden interame-
ricano, que se caracterizaría por la decreciente influencia e implicación políticas
de los Estados Unidos en las decisiones regionales; la diversificación de la política
exterior de muchos países de la región, y la «latinoamericanización» de la política
exterior, descartando antiguas alineaciones con Estados Unidos —Venezuela y
Argentina son lo dos casos más sobresalientes—; la progresiva importancia de
organizaciones regionales latinoamericanas como Mercosur y UNASUR; la auto-
ridad cada vez más débil de la Organización de Estados Americanos (OEA); una
notable y cada vez mayor presencia de otros actores extrarregionales; y la brecha
entre Estados Unidos y el resto de países americanos —a excepción de Canadá—
en algunos asuntos clave como la política sobre drogas, la inmigración o Cuba.
Todos estos factores, junto con la progresiva consolidación del poder y lide-
razgo de Brasil —que ha desplazado la presencia hegemónica estadounidense, en
especial en América del Sur—, han contribuido a la erosión del poder estadouni-
dense en la región y han producido un incremento importante de la autonomía
de América Latina frente a Estados Unidos, si bien esta tendencia general varía
sustancialmente entre los distintos países y es mucho más notoria en América del
Sur que en América Central, México y el Caribe. El progresivo distanciamiento
de los Estados Unidos tras el 11 de septiembre de 2001 y su creciente focaliza-
ción estratégica en otras regiones del planeta han contribuido a este proceso.
A principios de la década de 1990, el objetivo de los Estados Unidos —en-
tonces compartido por la mayoría de los gobiernos latinoamericanos— era un
hemisferio integrado de naciones democráticas en una zona de libre circulación
de capitales y mercancías que permitiría a las Américas competir con más robus-
tez con la Unión Europea y el bloque asiático, entonces liderado por Japón. Las
negociaciones llegaron a su fin en 2004, cuando los Estados Unidos y Brasil no
pudieron encontrar un terreno común suficiente para continuar.
La búsqueda de una visión unificadora amplia ha sido, en gran medida, aban-
donada por Estados Unidos, en parte por la emergencia de una América Latina
LIBRO AMERICA LA.indb 61 13/11/13 10:54:08

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba