La política exterior rusa y su relación con occidente. Una visión desde el realismo neoclásico

Autor:Antonio Sánchez Ortega
Cargo:Profesor Ayudante Doctor de Derecho internacional público y Relaciones internacionales en la Universidad de Granada (santega@ugr.es).
Páginas:163-186
REDI, vol. 72 (2020), 1
LA POLÍTICA EXTERIOR RUSA Y SU RELACIÓN CON
OCCIDENTE. UNA VISIÓN DESDE EL REALISMO
NEOCLÁSICO
Antonio SÁNCHEZ ORTEGA*
SUMARIO: 1. INTRODUCCIÓN.—2. EL REALISMO NEOCLÁSICO COMO ELEMENTO DE
ANÁLISIS DE LA POLÍTICA RUSA.—3. LAS RELACIONES DE RUSIA CON OCCIDEN-
TE.—3.1. Del occidentalismo moderado a la desilusión.—3.2. La primera etapa del gobierno
de Vladimir Putin.—3.3. De la política del reset a la crisis de Ucrania.—3.4. La intervención
en Siria como bálsamo de la resaca ucraniana.—4. CONCLUSIONES.
1. INTRODUCCIÓN
1. A menudo se cataloga a Rusia como un Estado imperialista, expansio-
nista o, en el mejor de los casos, como nostálgico que trata de recuperar su
esplendor pasado, lo que le llevaría a convertirse en un Estado revisionista
del sistema internacional 1, etiquetas similares a las que se adjudicó a Alema-
nia, Italia y Japón antes de la Segunda Guerra Mundial. La conocida frase del
Presidente Vladimir Putin afirmando que la caída de la Unión de Repúblicas
* Profesor Ayudante Doctor de Derecho internacional público y Relaciones internacionales en la
Universidad de Granada (santega@ugr.es). Todas las páginas web de referencia han sido consultadas
por última vez el 7 de noviembre de 2019.
1 La Estrategia de Seguridad Nacional de Estados Unidos de 2017, en su pilar tercero, dedica-
do a la Defensa y, por tanto, a las amenazas clásicas provenientes de la acción de otros Estados o
de organizaciones terroristas, identifica como primer grupo de desafiantes a los Estados revisionis-
tas —China y Rusia— por delante incluso de Estados como Irán, Corea del Norte o los grupos yiha-
distas. National Security Strategy of the United States of America, diciembre de 2017, disponible en
https://www.whitehouse.gov/wp-content/uploads/2017/12/NSS-Final-12-18-2017-0905-2.pdf, pp. 25 y ss.
Además, existen una gran cantidad de trabajos académicos coincidentes con esta línea argumental.
Véanse, entre otros, RUSSELL, W., «The Return of Geopolitics: The Revenge of the Revisionist Powers»,
Foreign Affairs, vol. 93, mayo-junio de 2014, núm. 3, pp. 69-79, en menor medida, IKENBERR, J., «The
Illusion of Geopolitics: The Enduring Power of the Liberal Order», Foreign Affairs, vol. 93, mayo-junio
de 2014, núm. 3, pp. 80-91. Una visión quizá más acertada de las motivaciones revisionistas de Rusia,
pero centradas en Eurasia puede verse en SAMIR, P., «The Strategic Hedging of Iran, Russia, and China:
Juxtaposing Participation in the Global System with Regional Revisionism», Journal of Global Security
Studies, vol. 2, octubre de 2017, núm. 4, pp. 307-323.
Revista Española de Derecho Internacional
Sección ESTUDIOS
Vol. 72/1, enero-junio 2020, Madrid, pp. 163-186
http://dx.doi.org/10.17103/redi.72.1.2020.1.07
© 2020 Asociación de Profesores
de Derecho Internacional
y Relaciones Internacionales
ISSN: 0034-9380; E-ISSN: 2387-1253
Recepción 10.11.2019, aceptación 22.11.2019
164 ANTONIO SÁNCHEZ ORTEGA
REDI, vol. 72 (2020), 1
Socialistas Soviéticas (URSS) fue la mayor catástrofe geopolítica del siglo XX
y un verdadero drama para la nación rusa 2, apuntaría claramente en esta
dirección. Ni el más optimista de los líderes rusos puede pensar que en el
momento actual, ni en un futuro previsible, Rusia pueda volver a emerger
como el coloso que derrotó a Napoleón o la superpotencia que durante cua-
renta y cinco años lideró el segundo mundo en la Guerra Fría y ello a pesar
de que, como bien afirma Raymond Aron, en política internacional el deseo
pervive a la potencia. Ahora bien, eso no significa que Rusia haya encontrado
el acomodo deseado en el mundo posterior a la Guerra Fría, ni que sus tradi-
cionales preocupaciones de seguridad hayan desaparecido. Es cierto que en
la actualidad las hordas mongólicas, la posibilidad de una invasión terrestre
desde el continente europeo o la amenaza de un apocalipsis nuclear no pare-
cen acechar a la vuelta de ninguna esquina geopolítica. Lo cual no significa
tampoco que Rusia no perciba su supervivencia amenazada.
2. Las dimensiones más problemáticas para la seguridad de Rusia provie-
nen de la pérdida de estatus como potencia del sistema por lo que ellos identifi-
can como tendencias hegemónicas de Estados Unidos que, en última instancia,
podrían derivar, incluso, en una pérdida de su independencia política o de su
integridad territorial. Las causas de esto último estarían relacionadas con la
extensión del sistema liberal democrático o con los desmanes de dicho orden.
Kosovo, Afganistán, Irak, Libia y Siria son precedentes peligrosos para Rusia.
3. Un Estado revisionista puede ser definido como aquel que rechaza las
normas dominantes de interacción en una determinada sociedad internacio-
nal y considera que la activa participación en la revocación de ese orden sirve
a sus intereses nacionales 3. En otras palabras, el Estado revisionista entiende
que la consecución de su interés nacional pasa por un cambio del sistema
internacional con el objetivo de lograr uno más acorde a sus objetivos y po-
tencialidades 4. Para lo que, además de contar con la voluntad de alterar el
sistema, debe ser una potencia con las capacidades para hacerlo 5. Si este
2 La referencia a la nación rusa es normalmente obviada; en cambio, la situación de las minorías
rusas en el exterior es una cuestión muy importante en la actuación de Rusia. PUTIN, V., «2005 Annual
Address to the Federal Assembly of the Russian Federation», The Kremlin Website, http://en.kremlin.ru/
events/president/transcripts/22931.
3 LEGRO, J., Rethinking the World: Great Power Strategies and International Order, Cornell Univer-
sity Press, 2007, p. 9, citado en SAKWA, R., «Russian Neo-Revisionism», Russian Politics, vol. 4, 2019,
núm. 1, pp. 1-21, esp. p. 12.
4 Se prefiere en este trabajo usar el concepto de sistema internacional en lugar de sociedad inter-
nacional, puesto que la presencia de potencias revisionistas implicaría la ausencia de consenso hacia
los intereses y valores compartidos y, por supuesto, hacia el mantenimiento de los mismos. Además,
el revisionismo no solo implica el cuestionamiento de ese supuesto consenso, sino que, en última
instancia, cuestiona la estructura de poder por entenderla como el artífice de las normas imperantes
en el sistema. Sobre estas cuestiones, véanse GARCÍA, C., «La Escuela Inglesa y la teoría de la sociedad
internacional: propuestas, críticas y reformulación», en DEL ARENAL, C. y SANAHUJA, J., Teorías de las
Relaciones Internacionales, Madrid, Tecnos, 2015, pp. 269-299, y BARBÉ, E., Relaciones Internacionales,
3.ª ed., Tecnos, 2007, pp. 131 y ss.
5 MORALES, J. «La estrategia de seguridad rusa tras Ucrania y Siria: ¿potencia revisionista o de
statu quo?», en FERREIRA, S. (ed.). Globalización y cambios en la actual agenda de seguridad, Madrid,
Instituto Universitario «General Gutiérrez Mellado», UNED, 2017, pp. 237-290, esp. p. 239.

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba