Las personas con discapacidad víctimas de armas de guerra: Avances en el reconocimiento de sus derechos

Autor:Miguel Ángel Martín López
Cargo:Profesor Titular de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales de la Universidad de Sevilla.
Páginas:1-25
RESUMEN

Las armas de guerra son fuente de creación de un gran número de discapacidades. Es una muestra de su poder destructivo. Hasta ahora estas víctimas con discapacidad no han recibido una atención por el derecho internacional, aunque los progresos recientes en este ordenamiento, como la convención de Naciones Unidas sobre los derechos de las personas con discapacidad y el reconocimiento de asistencia ... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO
www.reei.org
DOI: 10.17103/reei.34.12
LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD VÍCTIMAS DE
ARMAS DE GUERRA: AVANCES EN EL
RECONOCIMIENTO DE SUS DERECHOS
DISABLED VICTIMS OF WAR WEAPONS:
INTERNATIONAL LAW PROGRESS FOR THE
RECOGNITION OF THEIR RIGHTS
Miguel Ángel Martín López
Sumario: I. LA REALIDAD DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD VÍCTIMAS DE
LAS ARMAS. PLANTEAMIENTO PARA UN ANÁLISIS DESDE EL DERECHO
INTERNACIONAL. II. LA CONVENCIÓN DE NACIONES UNIDAS SOBRE LOS
DERECHOS DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD DE 2006 Y LAS SITUACIONES
DE CONFLICTO ARMADO Y NECESIDAD HUMANITARIA. III. LA PREVISIÓN DE
CLÁUSULAS DE ASISTENCIA A LAS VÍCTIMAS EN LOS TRATADOS RECIENTES DE
DERECHO INTERNACIONAL HUMANITARIO. IV. LA INTERACCIÓN ENTRE LA
CONVENCIÓN SOBRE LOS DERECHOS DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD Y
LAS CLÁUSULAS Y PLANES DE ASISTENCIA A LAS VÍCTIMAS SURGIDOS DE LOS
TRATADOS DE DERECHO INTERNACIONAL HUMANITARIO. V. DE LA
ASISTENCIA AL OTORGAMIENTO DEL ESTATUTO DE VÍCTIMA A LAS PERSONAS
CON DISCAPACIDAD POR ARMA DE GUERRA.VI. CONCLUSIONES.
RESUMEN: Las armas de guerra son fuente de creación de un gran número de discapacidades. Es una
muestra de su poder destructivo. Hasta ahora estas víctimas con discapacidad no han recibido una
atención por el derecho internacional, aunque los progresos recientes en este ordenamiento, como la
convención de Naciones Unid as sobre los derechos de las personas co n discapacidad y el reconocimiento
de asistencia a las víctimas en determinados conve nios sobre regulación de determinados tipos de armas,
entre otros, tienen que proteger a e stas situaciones. El propósito de este trab ajo es indagar en la
clarificación de estos derechos.
ABSTRACT: Weapons of war a re often the cause of severe disa bility. It is a demonstration o f their
destructive power. Victims have no so far r eceived due attention, but progress in interna tional law
(United Nations Convention on disabled rights, the regula tion of recent humanitar ian treaties, among
others) shou ld also cover the protection of these victims. The goal of this research is the clar ification of
the rights of such persons.
Fecha de recepción del original: 10 de octubre de 2017. Fecha de aceptación de la versión final: 10 de
diciembre de 2017.
Profesor Titular de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales de la Universidad de
Sevilla, maml@us.es
[34] REVISTA ELECTRÓNICA DE ESTUDIOS INTERNACIONALES (2017)
- 2 -
DOI: 10.17103/reei.34.12
PALABRAS CLAVE: víctimas humanitarias, derecho internacional humanitario, derechos personas con
discapacidad, derechos de las víctimas, minas antipersona, armas de guerra.
KEY WORDS: humanita rian victims, humanita rian law, disables rights, victim r ights, mines, weapo ns of
war.
I. LA REALIDAD DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD VÍCTIMAS DE LAS
ARMAS. PLANTEAMIENTO PARA UN ANÁLISIS DESDE EL DERECHO
INTERNACIONAL
Las guerras o, más bien, las armas tienen un dañino poder de destrucción cuyos efectos
perduran considerablemente en el tiempo. Uno de los supuestos más dolorosos en este
sentido viene dado en la gran cantidad de personas que quedan mutiladas y lisiadas,
discapacitadas en suma. Es un efecto históricamente demasiado presente.
Durante toda la Historia
1 se han dado estas situaciones, pero el mayor incremento se
puso de manifiesto sobre todo a partir de la primera guerra mundial, donde el
armamento utilizado presentaba ya mucha mayor capacidad de destrucción. En esta
guerra, dos millones de personas resultaron heridas en Francia. En el caso de Gran
Bretaña, más de un millón seiscientos mil soldados, casi el treinta por ciento del total de
las tropas británicas participantes, sufrieron heridas. Gran número de estas heridas
generaron una discapacidad permanente. La segunda guerra mundial fue de igual modo,
altamente destructiva. En Gran Bretaña, esta guerra provocó lugar a más de trescientos
mil discapacitados grave2.
Desde entonces y a pesar de que quedara prohibida la amenaza o el uso de la fuerza por
la Carta constitutiva de las Naciones Unidas han seguido produciéndose estas cifras
estremecedoras. UNICEF ha publicado en un informe que entre los años ochenta y
noventa se habían producido entre cuatro y cinco millones de personas con
discapacidad3. La magnitud del problema queda pues de manifiesto.
Una modalidad especialmente dolorosa que se viene produciendo desde entonces es la
discapacidad generada por la explosión de minas antipersona. Algunas canciones han
reflejado este drama4. Los cálculos ofrecidos por una de las organizaciones no
1 Una importante e interesante obra histórica sobre esta realidad es GERBER, D. A. (editor), Disa bled
Veterans in History, enlar ged and revised edition, Michigan, University of Michigan Press, 2012.
2 ANDERSON, J., War, disability and reha bilitation on Britain: soul of a nation, Manchester , ed.
Manchester University Press, 2011. Es también interesante sobre esta material ver JO IOZZIO, M.,
“Ethical implications of war-borne disabling”, Journal of Religion, disability and health, vol. 8, 2008, pp.
287-302.
3 UNICEF, The State of the the World’s Children 1996. Children in War, http: www.unicef.org/sowc96/.
Es digno de mencionar también que este organismo ha dedicado el informe sobre el estado mundial de la
infancia 2013 a los niños y niñas discapacitadas (disponible en
http://www.unicef.org/spanish/sowc2013/files/SPANISH_SOWC2013-Lo_res.pdf).
4 Como “Minas piedras” de los conocidos Juanes y Andrés Calamaro.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA