De periodismos y criminologías

Autor:Francesc Barata
Páginas:210-215
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 210

Un relato de Jorge Luis Borges nos cuenta que en el imaginario de Tlön las cosas tienden a desaparecer cuando la gente olvida sus detalles, que se esfuman del mundo cuando nadie piensa en ellas. Es una bonita manera de decir que el recuerdo que habita en el universo pensado hace también lo real, que para comprender de forma rica la existencia del hoy es necesario acordarse del ayer. Pensando en las cosas que consideramos importantes ayudamos a que el tiempo no las vuelva translúcidas y hacemos que continúen vivas en un mundo que ya no es el suyo.

Creo que esta idea resulta sugerente para referirnos al Master Sistema Penal y Problemas Sociales y a la Criminología Crítica que Roberto Bergalli nos trabajó en días ya lejanos. Su maleta de exilio vino marcada por el dolor de la pérdida y la represión, pero también trajo cosas buenas cuando los estudios de Derecho estaban imbuidos de conservadurismo. Esas inquietudes llevaron a la creación del Common Study Programe, del que Bergalli ha sido uno de sus máximos exponentes. Así comenzó una bonita aventura.

El Master nos ha permitido reflexionar sobre los problemas sociales, debatir sobre viejas y nuevas ideas para que éstas no desaparezcan y nos ayuden a encontrar otras formas de estudiar lo que ahora nos inquieta. Desde este presupuesto quiero manifestar mi interés por el estudio del papel que juegan los medios de comunicación en relación con el Sistema Penal y sus contornos.

Fue el intuir que la visibilidad mediada del delito no se ajustaba a la realidad lo que me llevó, en el otoño de 1989, a las clases del Master que entonces se impartían en la calle Elisabets, cuando caía el muro de Berlín y las televisiones inauguraban la información en directo, cuando era un periodista de sucesos que abandonaba a toda prisa la redacción de El Periódico para acudir a las clases del Master.

En aquellas alargadas tardes de CIDOB conocimos ideas nuevas sobre lo evidente, aprendimos a mirar y a pensar de otra forma la realidad. En el Master de entonces no se hablaba de los medios de comunicación, pero se inducía a lecturas que resultarían fundamentales para pensar sobre ellos. Descubrir la sociología de la desviación fue comenzar a repensar la visibilidad mediática.

Quiero hablar de algunas de las ideas que aportó la criminología crítica, y también de las preocupaciones que nos ocasiona el presente. Todo ello en relación a los medios de comunicación.

Page 211

1. De visibilidades mediadas

¿Qué nos hizo descubrir la criminología crítica? Sin duda, unas formas novedosas de estudiar el discurso del delito en los medios de comunicación. Aquellos jóvenes sociólogos radicales de los años sesenta y setenta se enfrentaron a los medios con un andamiaje teórico y conceptual que nadie disponía en la teoría de la comunicación. Las mismas ideas que formaron el corazón crítico de la sociología criminal sirvieron para impulsar los primeros estudios sobre las noticias del delito. Han pasado más de treinta años desde que Jock Young y Stanley Cohen formularon sus primeras consideraciones respecto a los medios. Me referiré a algunos de esos conceptos que todavía, a mi entender, tienen fuerza en el momento actual.

1.1. El discurso desmedido

Es oportuno decir que el concepto de ampliación de la desviación que ellos utilizaron para caracterizar el discurso mediático sigue lleno de actualidad. Tal vez su vigencia resulte más preocupante debido al papel predominante que ha tomado la televisión en la última década y media, donde la imagen marca la agenda mediática a golpes de escenas impactantes, de drama y de dolor. La información en directo, la capacidad de transmitir con equipos ligeros los acontecimientos en el momento en que éstos ocurren, ha trastocado la forma tradicional de hacer información. Eso, unido a los cambios operados en los grupos multimedia y la feroz competencia por las audiencias, ha producido un aumento de las formas espectaculares y dramáticas de narrar lo que pasa en el mundo.

En ese contexto, las noticias del delito vuelven a ser utilizadas para la conquista de mayores índices de audiencia, tanto en los medios audiovisuales como en los impresos. El tratamiento informativo del...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA