El patrón temporal de las remesas: Evidencia de emigrantes Mexicanos

Autor:Catalina Amuedo-Dorantes - Susan Pozo
Cargo:Departamento de Economía, San Diego State University e IZA - Departamento de Economía, Western Michigan University
Páginas:53-71
BIENESTAR Y POLÍTICA SOCIAL
VOL 2, No. 2, pp. 53-71
53
Introducción
recuentemente se afirma que el envío de recursos por parte de los emigrantes a su lugar de
origen decrece conforme sus estancias migratorias se prolongan. Se piensa que el descenso
en las remesas se debe al debilitamiento del vínculo que sostiene el emigrante con su lugar de
origen, el cual presumiblemente se da a causa del paso del tiempo, lo que reduce la necesidad y el
deseo del emigrante de enviar dinero a casa. A pesar de la amplia aceptación de este razonamiento,
existe muy poca evidencia empírica de dicho descenso en las remesas. En este documento
consideramos dicha proposición y estudiamos empíricamente hasta qué punto el comportamiento
EL PATRÓN TEMPORAL DE LAS REMESAS:
EVIDENCIA DE EMIGRANTES MEXICANOS
Catalina Amuedo-Dorantes*
Departamento de Economía, San Diego State University e IZA
camuedod@mail.sdsu.edu
Susan Pozo
Departamento de Economía, Western Michigan University
susan.pozo@wmich.edu
Resumen
emos estudiado el patrón temporal que siguen las remesas utilizando información sobre
emigrantes de retorno brindada por el Proyecto de Migración Mexicana. Algunos de
estos emigrantes se ha instalado permanentemente en E.U. y vuelve al territorio mexicano sólo
para visitar a familiares y amigos, mientras que otros son emigrantes temporales que vuelven
a su lugar de residencia tras trabajar en E.U. Observamos que, en un inicio, el monto de las
remesas enviadas por los emigrantes aumenta conjuntamente con su tiempo de permanencia
en E.U. para luego decrecer al paso de cinco años y medio, fundamentando así la existencia de
un patrón temporal en forma de “U” invertida en los envíos monetarios de los emigrantes.
Adicionalmente, como se esperaba, el descenso en las remesas ocurre a una tasa más acelerada
para aquellos emigrantes cuyos lazos con México son débiles y con un retraso de hasta tres
años para aquellos que mantienen una relación conyugal en su comunidad de origen.
Palabras clave: Descenso en las remesas, emigrantes de retorno, emigrantes temporales, México, Mexican
Migration Project (MMP).
Clasificación JEL: F22, D13, O19
H
F
* Elaborado para su presentación en la conferencia “Los Efectos de la Migración en los Países Expulsores”
organizada por la Conferencia Interamericana de Seguridad Social (CISS) y la Universidad Iberoamericana
(UIA), 24-25 de febrero de 2006 en la Ciudad de México, México. Expresamos nuestro agradecimiento al
National Institute of Child Health and Human Development por su apoyo en la realización del presente estudio
(1 R03 HD044524-01A1).
EL PATRÓN TEMPORAL DE LAS REMESAS: EVIDENCIA DE EMIGRANTES MEXICANOS
54
temporal de las remesas es consistente con la noción de su reducción a medida que las experiencias
migratorias de los emigrantes se prolongan.
Cuando los emigrantes se alejan por primera vez del hogar es frecuente que en un principio
no envían recursos o que envíen sólo pequeñas cantidades. La prioridad para el nuevo miembro de
la comunidad es instalarse en un entorno que desconoce, asegurar un empleo, reunir un pago de
alquiler e incluso averiguar los medios para remitir dinero a casa. Los costos que implica reubicarse
y comenzar en el nuevo ambiente probablemente dejen al emigrante con pocos recursos para
compartir con su familia durante la etapa inicial de su migración. Sin embargo, eventualmente estos
costos se reducen y se incrementa la capacidad del emigrante para enviar dinero a casa.
De cualquier modo, en tanto la residencia de los emigrantes en el país receptor se prolonga,
es probable que los vínculos del emigrante con su hogar se debiliten por diversas razones. Por
ejemplo, el caso de una reunificación familiar puede eliminar la necesidad del emigrante a remitir
dinero. De forma alternativa, los emigrantes pueden formar nuevas familias y adquirir con ello
responsabilidades nuevas que compiten con aquellas, antiguas y menos demandantes, de su
comunidad de origen. Otra posibilidad sería que, con el paso del tiempo, sea menor la urgencia
económica que propició la migración. Por ejemplo, un hermano menor que paulatinamente se
integra al mercado laboral de su comunidad y asume las responsabilidades financieras del miembro
distante del grupo familiar libraría al emigrante de continuar sosteniendo a la familia. En todas estas
situaciones, la relación y las obligaciones de los emigrantes respecto a su comunidad de origen se
debilitan, lo que conduce probablemente a la reducción en las remesas conforme las estancias en
E.U. se prolongan. Es este descenso paulatino en la emisión de remesas lo que aquí intentamos
capturar y observar.
El que las remesas1 disminuyan con el paso del tiempo es interesante por varias razones. En
el diseño de políticas nacionales que cuenten con las remesas como fuente de ingreso para la
implementación de medidas de desarrollo económico resulta importante conocer la persistencia de
estos flujos de moneda extranjera. Supongamos el caso de una política que determine convertir a
los emigrantes temporales en permanentes. Dado que los emigrantes temporales son más propensos
a permanecer mayormente vinculados con sus comunidades de origen, es menos probable que
estos reduzcan su envío de remesas. En consecuencia, convertir emigrantes temporales en
permanentes reduciría el influjo de recursos monetarios que se supone derivan de la migración.
Algunos investigadores (e.g. Orrenius 1999; Massey, Durand y Malone, 2002) han advertido que
la duración promedio de los viajes migratorios de mexicanos a E.U. ha sufrido un aumento al
endurecerse la vigilancia fronteriza entre México y E.U. Si esto refleja la conversión a una migración
más permanente, las comunidades con niveles altos de emigración sufrirían un descenso en la
entrada de remesas en la medida en que las políticas fronterizas se hagan más estrictas y la estancia
de los emigrantes se prolongue. Otra política que podría afectar la permanencia de los emigrantes
sería la expansión y reconfiguración de un programa de trabajadores extranjeros mexicanos. La
legislación propuesta visualiza el proveer a un amplio número de emigrantes ilegales con visas de
1 Es importante notar que el término “descenso en las remesas” se ha utilizado en otro contexto para señalar
la manera en que las remesas responden al cambio en los niveles de ingreso en el núcleo familiar (Hunte 2004).
Hunte sostiene que cuando el núcleo familiar alcanza un nivel de vida promedio, el emigrante reduce el grado de
manutención brindada a través de remesas. Reducir la utilidad marginal del ingreso y el comportamiento
paternalista para detener el desgaste de la ética laboral son dos explicaciones que ofrece Hunte respecto al
impacto negativo que tiene sobre las remesas el ingreso familiar. Este es un uso poco convencional del término
“descenso en las remesas”.

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba