Orígenes de la criminología

Autor:Daniel Ernesto Peña Labrín
Cargo del Autor:Abogado y sociólogo
Páginas:15-27
RESUMEN

1.1 Antecedentes históricos. 1.2 Su evolución. 1.3 Definiciones de criminología. 1.4 Partes de la criminologia.

 
EXTRACTO GRATUITO

Page 15

DANIEL ERNESTO PEÑA LABRIN

UNIDAD I:ORIGENES DE LA CRIMINOLOGIA

SUMILLA
1.1
ANTECEDENTES HISTÓRICOS
1.2
SU EVOLUCIÓN
1.3
DEFINICIONES DE CRIMINOLOGÍA
1.4
PARTES DE LA CRIMINOLOGÍA

1.1 ANTECEDENTES HISTÓRICOS

Con los sofistas se dejó de creer que el orden jurídico tenía un sustento cosmológico, por lo cual la persona pasó a ser el centro de la atención de los filósofos por lo que podemos afirmar que se inició la época de la explicación del cometimiento de delitos con una perspectiva antropológica.

En esa época, estamos refiriéndonos al siglo V antes de Cristo se investigó la validez del Derecho desde el ángulo de la naturaleza (phusis), surgiendo el Derecho Natural como contraposición al Derecho Positivo.

Los filósofos fueron los primeros que trataron de explicar por qué el hombre cometía delitos.

Así tenemos que dentro de ellos mencionaremos a:

PROTAGORAS DE ABDERA, no reconoció ni un Derecho Natural, ni un Derecho Divino, sino que las normas deberían apoyarse en el sentimiento de Justicia como producto de lo acordado por los legisladores.

Las penas servían para regenerar al delincuente y defender a la sociedad de tal modo que ésta tuviese un propósito preventivo.

ARISTÓTELES, señaló que gracias al Estado se dieron leyes para lograr la Justicia y que por ello el Derecho es el orden comunitario y representa lo justo, aunque admitió que se podían dar leyes injustas, como resultado del abuso de los poderosos.

Cada ley, era de obligatorio cumplimiento y constaban de dos elementos el natural que proporciona el fundamento jurídico y el positivo, que determina su realización temporal y espacial.

Page 16

DANIEL ERNESTO PEÑA LABRIN

SÓCRATES, equiparó lo justo con la ley, que debería ser respetadas, aún las malas para no estimular a los ciudadanos a violar las buenas.

PLATON, afirmó que las leyes tenían que ser explicativas para comprender su objetivo por ejemplo las penales eran curativas porque los delincuentes eran enfermos y las leyes, los sanaban valiéndose de la sanción que era la medicina, de lo que deducimos que la antropología filosófica constituyó la base del Estado y del Derecho.

En la Edad Antigua, los filósofos Aristóteles, Sócrates y Platón, coincidieron que la criminalidad respondía a una degeneración física que desembocada en una de carácter moral.

1.2 SU EVOLUCIÓN

En la Edad Media el filósofo Séneca y el médico Claudio Galeno, acudieron a las ciencias ocultas, como la quiromancia y a otras características morfológicas, como las líneas de la frente, manos, pies y del ombligo.

En la Edad Moderna, Delia Porta en 1786 publicó la obra “Fisonomía Humana” donde estableció conceptos y relaciones entre lo morfológico y los sentimientos y caracteres de las personas.

La Frenología preconizada por Gall y Spurzeim indicaron que las protuberancias y depresiones de la bóveda craneana denotaban el grado de inteligencia y las tendencias individuales, concluyendo que las irregularidades del cráneo, significaban síntomas de locura y criminalidad.

La PRE: LOMBROSIANA que abarcó hasta los comienzos de la Edad Contemporánea destacando los estudios de Pinel, Prichard y Forrarese que plantearon, la condición del delincuente nato, diciendo que la insana moral procedía del anormal desarrollo del cerebro esbozando una relación entre la conducta criminal y el cerebro, hasta que Mausdley propuso un estado intermedio entre la anomalía y la locura una analogía entre la demencia y la criminalidad que llamó zona gris.

La Fase Lombrosiana se inició cuando Cesaré Lombroso en 1876 escribió “El Hombre Delincuente” en Milán, Italia, como fruto de sus observaciones en delincuentes famosos con una concepción tríplica, en base al atavismo, locura moral y epilepsia dando gran importancia al aspecto físico y que quien respondía a ciertas características, de contextura

16

Page 17

DANIEL ERNESTO PEÑA LABRIN

delgada frente con protuberancias, cigomas (pómulos sobresalientes), pragmáticas, mandíbulas prominente, etc. era el clásico delincuente nato.

El alemán PAUL NACKE su seguidor, especificó que el criminal nato era igual al loco moral, que padecía de epilepsia, atavismo y determinado tipo somático.

La FASE ANTI-LOMBROSIANA tuvo su expresión en el segundo Congreso de Antropología Criminal celebrado en París, Francia en 1898 evento en el que los franceses Louis Marouvirier, Alejandro Lecassagne y el Austríaco Benedick negaron la existencia del tipo criminal ligado a la conformación morfológica y a la fisionomía y acusando a Lombroso de no tener en cuenta la importancia del factor social y junto a Gabriel Tardé, afirmaron que el criminal es producto de la sociedad antes que antropológico, coincidiendo con la propuesta de Emilio Durkheim, notable sociólogo francés, que en 1892 en su obra “El Suicidio” escribió que el delincuente es el producto del medio social y que la sociedad no debe sólo quejarse de su existencia, porque él es parte de ella, pues no es diferente a los demás, sustancial o cualitativamente hablando.

En Alemania, Franz Von Litz bajo esta corriente fundó la Escuela Sociológica o Joven Escuela en 1898 en abierto enfrentamiento a Lombroso representante del positivismo biológico, expuesto desde 1876, o sea, 22 años antes.

FASE POST-LOMBROSIANA, se originó como consecuencia de las investigaciones no sólo de los franceses, belgas, austriacos, y alemanes, sino de los propios italianos, mediante la cual se niega tajantemente la tesis del delincuente nato y del destino criminal, teniendo como sustento la herencia, surgiendo otras teorías que pusieron énfasis en los aspectos psicológicos y sociológicos como causantes de los delitos.

Hay que citar que el mismo discípulo de Cesare Lombroso, Enrico Ferri y su continuador Rafael Garófalo, plantearon cuestionamientos contra la tesis del delincuente nato apelando a la psicología y sociología criminal, inclusive Rafael Garófalo, habló y escribió con los términos de Sociología Criminal o Criminología como causantes de los delitos en 1884, ignorando que en Francia Paul Topinard, había publicado su Manual de Criminología, en 1879, cinco años antes.

Se desechó la tesis del delincuente nato, en Europa y en Estados Unidos, donde destacaron en este movimiento el sociólogo Edwin Sutherland autor de “Principios de Criminología”, Robert Calchwell

Page 18

DANIEL ERNESTO PEÑA LABRIN

autor de “Criminología”, George Vold autor de Teoría Criminológica y Paul Tappan quien publicó “Crimen, Justicia y Corrección”.

Y en Latino América, en Argentina, son importantes los trabajos de José Ingenieros con su “División de Etiología Criminal” y “Clínica Criminológica”, que no son otra cosa que las formas delictivas: “Caracteres de los delincuentes”; “Exámenes de Grado de Inadaptación Social” y “Temibilidad Individual”, lo que da lugar al tratamiento del ofensor, como medida preventiva, lo que se conoció como la Escuela de Defensa Social, también...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA