La OIT se ocupa de las personas con discapacidad y de la crisis económica y de su recuperación

Páginas:39-41
 
CONTENIDO

El 12 de noviembre de 2009, la OIT organizó una mesa redonda sobre las "Personas con discapacidad en tiempos de crisis económica". Marlee Matlin, actriz ganadora de un Óscar, estrella de televisión y activista que sufre sordera desde que tenía 18 meses, fue la principal oradora en el acto e instó a que "se tenga en cuenta" a las personas con discapacidad en los esfuerzos por estimular y apoyar la recuperación económica.

Page 39

GINEBRA. Las personas con discapacidad representan en torno al 10% de la población mun- dial -unos 650 millones de personas- y, según estimaciones, al 20% de las personas más pobres del mundo. No puede sorprendernos, por tanto, que exista una creciente preocupación por que la crisis pueda tener repercusiones desproporcionadas sobre estas personas, en especial sobre las mujeres.

Marlee Matlin trajo un mensaje de preocupación, matizado por la esperanza. A la vez que advertía de que las personas con discapacidad pueden enfrentarse a una exclusión creciente del mundo del trabajo a causa de la crisis, añadió que "las personas con discapacidad también deben «ser tenidas en cuenta» en programas y servicios, incluida la formación educativa y profesional, que ayuden a equiparlas y prepararlas para la recuperación económica".

La señora Matlin subrayó que las personas con discapacidad se enfrentan a la pobreza en países tanto desarrollados como en desarrollo, y citó estudios que demuestran que aproximadamente la mitad de todos los adultos en edad de trabajar que en algunos países experimentan escasez de recur- sos durante al menos 12 meses tienen una discapacidad. Al mismo tiempo, dijo que las mujeres discapacitadas están en una situación de especial riesgo de ser pobres, especialmente en los países en desarrollo.

También se hicieron eco de esta advertencia el Director General de la OIT Juan Somavía, el Director Ejecutivo del Sector de Empleo de la OIT José Manuel Salazar-Xirinachs y otros expertos, como Peter Purton, Encargado de Políticas de Igualdad y Derechos Laborales del Congreso de Sindicatos del Reino Unido, y Bernie Jones, Director Internacional de Shaw Trust Ltd., Reino Unido.

Page 40

El Embajador de la Misión Permanente de Irlanda ante Naciones Unidas, Dáithí Ó Ceallaigh, habló del apoyo de Irish Aid al trabajo de la OIT de promoción de oportunidades para personas con discapacidad en los países en desarrollo, así como de la legislación y las políticas aplicadas en Irlanda para prohibir la discriminación contra las personas con discapacidad.

El Director General de la OIT Juan Somavía afirmó que la crisis económica ha sacudido el mundo, obligándolo a reconocer que no puede seguir haciendo las cosas como siempre. Señaló que el Pacto Mundial para el Empleo de la OIT especifica la necesidad de ayudar a los grupos vulnerables que llevan la peor parte en la crisis. Pidió que se actuara para garantizar que "al igual que cualquier otro trabajador, la persona con una discapacidad debe ser protegida y capacitada. Éste es el planteamiento de la OIT".

Dijo asimismo que "una dimensión clave de la lucha por el cambio es la inspiración que obtenemos de aquéllos que se han atrevido. Y Marlee ha conectado con muchísimas personas que sufren, no debido a su discapacidad, sino a las actitudes de la sociedad hacia la discapacidad".

Por su parte, el Director Ejecutivo del Sector de Empleo de la OIT, José Manuel Salazar-Xirinachs, señaló que la OIT trabajaba para aumentar la participación en la población activa de las personas con discapacidad, especialmente entre las mujeres, con el fin de garantizar que las personas con discapacidad no sean discriminadas y reciban salarios iguales, promover su formación educativa y profesional y romper el vínculo entre pobreza y discapacidad.

La señora Matlin concluyó su intervención con una cita del primer presidente sordo de la Universidad Gallaudet, único centro universitario de humanidades del mundo para alumnos sordos, quien afirmó que "lo único que las personas sordas no pueden hacer es oír", y añadió "esto me abre todo un mundo de posibilidades en cuanto a las cosas que sí puedo hacer. Creo de todo corazón que los verdaderos "impedimentos" a los que nos enfrentamos no residen en los oídos, en los ojos, en los brazos ni en las piernas de quienes tienen otra forma de capacidad, sino en las mentes de quienes nos ponen impedimentos".

Page 41

Durante su visita a Ginebra, Marlee Matlin se reunió también con niños con problemas auditivos, de 6 a 16 años de edad. En una escuela de enseñanza primaria, la señora Matlin compartió su experiencia como actriz, madre y escritora e hizo hincapié en su papel de defensora de las per sonas con discapacidad, pidiendo un reconocimiento más amplio de sus derechos en el mundo del trabajo.