Cooperación al desarrollo, desarrollo sostenible y derecho al desarrollo: reflexiones puntuales

AutorVictoria Abellán Honrubia
Cargo del AutorCatedrática de Derecho Internacional Público. Universidad de Barcelona.
Páginas273-283

Page 273

El objeto de este escrito es poner de manifiesto de forma conjunta algunas ideas en parte ya expuestas en otros trabajos y que, en buena medida, responden a uno de los ámbitos materiales –el Derecho Internacional Económico– del proyecto de investigación que nos ocupa.1

Se trata, por tanto de indagar cual es en la actualidad el significado de la cooperación al desarrollo, el desarrollo sostenible y el derecho al desarrollo; y cómo estas nociones se articulan en el ordenamiento jurídico internacional, en particular respecto a los procedimientos para su formulación y aplicación.

Como cuestión previa del trabajo propuesto, me referiré al contexto internacional de donde se parte; para hacer después unas escuetas puntualizaciones sobre la cooperación al desarrollo, el desarrollo sostenible y el derecho al desarrollo.

I Contexto internacional

Desde las últimas décadas del pasado siglo, y cada vez más intensamente en el actual, el contexto internacional en el que se establecen las relaciones económicas, políticas y jurídicas internacionales viene marcado como obligada referencia por una realidad: la mundialización de la economía; un con-Page 274cepto novedoso: el desarrollo sostenible; y una pauta de comportamiento: el buen gobierno.

– La mundialización de la economía –en otros términos, la economía globalizada– es un fenómeno complejo, no exento de interpretaciones teóricas y valoraciones ideológicas divergentes, en las que no cabe entrar en este lugar.2 Lo que sí me interesa destacar en la reflexión que nos ocupa es la naturaleza intrínsecamente parcial y desigual de la mundialización de la economía.en efecto, es comúnmente admitido que la mundialización de la economía –si bien repercute en todas las partes del mundo– no es un fenómeno generalizado: ni abarca a toda la economía, ni integra a todos los países. La mundialización económica (o mejor de determinados sectores de la economía) se gesta y se concreta fundamentalmente en los países desarrollados y conlleva la exclusión de otros países, en particular los menos desarrollados entre los subdesarrollados; esto es, aquellos países cuyos niveles de producción y consumo no responden a las actuales exigencias del comercio internacional (mercado global, universal, abierto). Como ha escrito castell en un artículo de opinión «la globalización afecta a todo el planeta, pero no todo el planeta está incluido en el sistema global… se conecta globalmente aquello a lo que se da valor, y se desconecta lo que no interesa».3

– El desarrollo sostenible como concepto específico, vincula el desarrollo con la conservación del medio ambiente y la prevención de su deterioro; se trata de una noción que, aunque sus orígenes son anteriores, se consolida y concreta en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y desarrollo (Río de Janeiro, 1992). En esta conferencia se precisa que el desarrollo sostenible es el desarrollo compatible con el no agotamiento de los recursos no renovables y con la conservación de los ecosistemas a fin de asegurar la renovación de los recursos renovables; pero esta noción no se limita a reafirmar la relación desarrollo-medio ambiente, sino quePage 275 incluye una amplia gama de cuestiones4, identificando además, como elementos críticos para la realización del desarrollo sostenible: la reducción y eliminación de las modalidades de producción y consumo insostenibles, la erradicación de la pobreza, y la cooperación para el desarrollo sostenible de los países subdesarrollados.

Diez años más tarde, en la cumbre de Johannesburgo, el desarrollo sostenible se sitúa expresamente en el contexto de la globalización, y se incorpora en el mismo el concepto de gobernanza y los principios que la rigen.5

– El buen gobierno, o gobernanza, es una noción que se forja simultáneamente al proceso de mundialización de la economía, y que responde, en cierta medida a la necesidad de gestionar dicho proceso. Como señala sur «la gobernanza global» sería una respuesta empírica a las exigencias de la mundialización».6

Bajo esta noción subyace, pues, una nueva filosofía política según la cual el desbordamiento del Estado y sus instituciones ante el proceso de mundialización, trae a primer plano la necesidad de gobernar de forma global la mundialización.

El método diseñado para ello consiste en la promoción de determinadas pautas de comportamiento a seguir tanto por los Estados, como por los agentes económicos y sociales, y por las instituciones Financieras internacionales; los principios que rigen estas pautas de comportamiento son: democracia, transparencia, eficacia, participación y responsabilidad; principios que constituyen el contenido de la noción de «buen gobierno» o «gobernanza».

Una vez señaladas, como cuestión previa, las coordenadas que marcan el contexto internacional de donde se parte, paso a referirme a los tres enunciados objeto de este trabajo: cooperación al desarrollo, desarrollo sostenible y derecho al desarrollo.

Page 276

II Cooperación al desarrollo

Todas las coordenadas antes descritas en relación al contexto internacional, se entrecruzan en las estrategias internacionales de cooperación al desarrollo de los países subdesarrollados.

Así, en la actualidad, la formulación de estas estrategias parte de dos presupuestos implícitos: que el desarrollo ha de ser sostenible, y que la mundialización ha de gestionarse de manera que sus beneficios se extiendan también a todos los países subdesarrollados; y su aplicación descansa sobre una exigencia que no se cuestiona: la vinculación entre la financiación del desarrollo y el buen gobierno.

En cuanto a la sostenibilidad del desarrollo de los países subdesarrollados es una cuestión que, entiendo, no puede separarse de la noción misma del desarrollo sostenible, por lo que me referiré a ella en el apartado III de este trabajo; abordando en este lugar los otros dos aspectos señalados.

– La participación de los países subdesarrollados en los beneficios de la mundialización

La...

To continue reading

Request your trial